¡Pisa pasito y muerde duro!

    Pisa pasito y muerde duro, era como mi madre (tachirense al fin) llamaba a aquellas personas que aparentaban ser “unos santos” y en realidad eran “unos diablos”. Así resultó ser el diputado circunspecto de Primero Justicia (ahora será Primero Ajusticia, por la decisión inmediata de su expulsión) Juan Carlos Caldera (JCC).

     El video presentado a toda la Nación el día jueves 13 de septiembre, a través de VTV, por un grupo de diputados y diputadas de la Asamblea Nacional, donde se observa al diputado JCC recibiendo dos paquetes de dinero (uno en un sobre y otro a la vista), por parte de un representante de un empresario (señalado posteriormente por JCC como el empresario Wilmer Ruperti), y donde conversan, entre otras cosas, sobre la posibilidad de una entrevista en el exterior entre el empresario y el candidato Henrique Capriles Radonski (HCR), con el supuesto fin de financiar la campaña electoral. Sin embargo, también se habló de que los objetivos no habían sido logrados (¿?), y que mensualmente recibiría cierta cantidad de dinero.

     En esa entrevista, se presume que el diputado JCC extorsionaba al citado empresario, ya que, de haber sido una donación espontanea, la filmación no se hubiese dado con, por lo menos, tres cámaras filmadoras.

     Unos minutos después de la presentación del video por VTV, el diputado JCC ofreció una rueda de prensa, donde no negó la veracidad del video y, entre otras cosas, dijo lo siguiente:

a) Que no era una sola reunión, sino que eran tres.

b) Que las reuniones se realizaron el apartamento del empresario Wilmer Ruperti, y que la persona que lo representaba era el Sr. Luis Peña, de quien esperaba que no lo negara.

c) Que (sólo) había recibido la cantidad de Bs. 40.000, en dos entregas de Bs. 20.000 cada una.

d) Que hacía responsable por lo que le pudiera pasar a su familia al diputado Diosdado Cabello, con quien, desde enero 2012, tenía una enemistad.

e) Que el dinero recibido era para financiar su campaña para alcalde de abril 2013.

     Después de las afirmaciones del diputado JCC, surgen las siguientes interrogantes:

  1.- ¿Cuánto dinero de verdad recibió JCC en billetes a la vista y en el sobre cerrado?

  2.- ¿Cuánto sería el monto de dinero acordado que recibiría mensualmente?

  3.- ¿Qué hizo con el dinero recibido?

  4.- ¿Cuáles serían los objetivos que no se habían logrado?

  5.- ¿Conoce JCC el origen de ese dinero?

  6.- ¿Porqué la reunión entre el empresario y HCR se debía realizar en el exterior?

  7.- ¿Porqué el empresario Ruperti (supuestamente) autorizó la filmación de la entrevista?

  8.- ¿El hecho de que, al recibir el dinero, no se emita un comprobante de recepción del mismo, no viola lo establecido en la Ley Orgánica de Procesos Electorales?

  9.- ¿Porqué HCR, al conocer el video presentado por los diputados y diputadas del PSUV, expulsó de Primero Justicia y separó inmediatamente de sus funciones al diputado JCC?

10.- ¿Porqué HCR afirmó que nadie podría actuar (delinquir) en su nombre?

11.- ¿Es el único empresario que los miembros de Primero Justicia extorsionan?

12.- ¿Quiénes financian la campaña de HCR?

13.- ¿Será verdad que son militantes de Primero Justicia los que grabaron y entregaron la citada cinta a los diputados del PSUV?

                                                                                    **Prof. Titular ULA - Trujillo

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1941 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a150258.htmlCUS