Engañoski quiere que la agricultura vuelva a tiempos de AD y COPEI

Aun cuando el compromiso Revolucionario sigue estando pendiente con los trabajadores del campo, el candidato de los ricos continua en sus cortas peroratas ofreciendo a los campesinos cambios estructurales que nunca podrían ser efectuados por los grupos oligarcas y transnacionales que lo acompañan. CAPriles insinúa en sus pocos concurridos mítines, que él y sus asesores emprenderían una nueva Reforma Agraria en el campo venezolano. El candidato burgués pareciera desconocer que nuestro campesinado también cambio para siempre.

El ofrecimiento de dar tierra a los campesinos es una burla al trabajador del campo. La clase campesina fue expoliada por los gobiernos anteriores (AD-COPEI), cuyos representantes apoyan al Capriles. La Reforma Agraria adeca-copeyana, fue el comienzo del fin de la clase campesina. La entrega de terrenos de tipo 3, con pocos créditos para la adquisición de herramientas y equipos, hicieron que estas mismas tierras se convirtieran en terrenos baldíos, y junto a ella, la clase campesina perdió lo poco que tenia en calidad de vida.

Es falso que el problema sea la donación de tierra o títulos de propiedad como lo afirma Radonski. Esto se realizo a finales de los 60 y a mitad de los 70, y que paso? El Campesino tuvo que vender, y traspasar al terrateniente sus terrenos y quedarse como empleado o migrar a la gran ciudad. Tampoco es la dotación de maquinarias o de tecnología. Esto también lo hicieron los cuarto republicanos, y que paso?. Las maquinas se convirtieron en chatarra al poco tiempo, por falta de repuestos, la tecnología era dictada, efectuada y practicada por personas ajenas al campo. Nuestro campesino se convirtió en mero observador, o a lo sumo, en recogedor de maleza, agregar uno que otro herbicida, o ayudar en la cosecha definitiva, que iba a parar a los centros de acopios donde eran dueños los capitalistas, quienes le descontaban al campesino todo lo que supuestamente le habían otorgado quedándole prácticamente nada para su subsistencia y tendría que esperar la próxima cosecha donde inevitablemente el ciclo se repetía.

Es así que nuestro campesino se convirtió en un nómada social, y tuvo que irse a buscar en la ciudad lo que en el campo había perdido, debido a políticas nefastas de la cuarta republica.

CAPriles en el fondo es el continuismo aborrecible que representaron AD y COPEI. Es totalmente falso que CAPriles otorgue créditos a nuestros campesinos, que dará tierra, ganados, semillas, sistemas de riego etcétera. Capriles si dará créditos, semillas, ganados y sistemas de riego pero a los grandes capitales nacionales y transnacionales como por ejemplo a la Monsanto quien estuvo involucrada en el golpe de estado en Paraguay.

Nuestro campesino en un hipotético gobierno neoliberal de CAPriles volverá a ser dependiente de los terratenientes, terrofagos, latifundistas. Sus créditos se volverán sal y agua, sus tierras serán las que no ofrezcan posibilidades de siembra alguna, no tendrá ganado, solo se limitara a cultivar lo básico (Cereales y Hortalizas) en su conuco si acaso. El precio justo de sus pírricas cosechas serán impuestas por los magnates del campo y de seguro estos no cubrirán su esfuerzo y dedicación a la tierra.

Nuestra Clase Campesina se dejo puyar el ojo por 40 años de malos gobiernos, y conoce muy bien quien representa a ese pasado y quieren volver. Y aquí seremos críticos, no es que nuestro campesino se sienta que sus necesidades han sido cubiertas del todo, pero en estos últimos años se ha hecho un gran esfuerzo para ir avanzando en dar al campesino lo que se le ha negado por décadas.

Aquella visión neoliberal de que el campesino era un sujeto pasivo, falta de iniciativa, dependiente, falta de ambiciones etc. Que quisieron imponernos a través de los mass media, tarifados por la oligarquía y las transnacionales del agro es absolutamente falsa¡¡. El Trabajador agrario, el campesino, se merece que sus necesidades básicas sean cubiertas, primero esas condiciones, después debemos otorgarles educación agraria, tierra, agua, ganado, semillas, maquinarias, tecnología.

Pero recordemos que aun en tiempo de Revolución, la calidad de vida de nuestros campesinos esta muy baja. El campesino nos otorga los frutos de la tierra que aflora con su trabajo, pero no lo veamos como simples trabajadores, explotadores de la tierra o peones de campo. Ante todo, nuestros campesinos son seres humanos, son también venezolanos. Y merecen como todos nosotros, una vida digna, y una calidad de vida de primera línea.

Que no olvidemos ese compromiso Revolucionario, y como diría Lenin...” Las Revoluciones las hacen los Obreros y Los Campesinos”.

Red Bolivariana

Venceremos¡¡

[email protected]

venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.