En Táchira está la primera jueza del país egresada de la Misión Sucre

Aidalia Iglesias Delgado, jueza del municipio Córdoba en Táchira, egresada de la Misión Sucre

Aidalia Iglesias Delgado, jueza del municipio Córdoba en Táchira, egresada de la Misión Sucre

Credito: Prensa Poder Judicial Táchira

24 de enero de 2012.- Con veinte cuatro (24) años de servicio como secretaria de un tribunal de Parroquia en el estado Trujillo, Aidalia Iglesias Delgado, ostenta hoy en día el cargo de jueza del municipio Córdaba en el estado Táchira, gracias a la perseverancia y a la Misión Sucre.

Desde su despacho ubicado en Santa Ana del Táchira, Aidalia Iglesias cuenta que en el preciso momento en que fue puesta marcha la Misión Sucre en el estado Trujillo, no dudó en inscribirse para así iniciar su carrera de Estudios Jurídicos. “En el pasado jamás había podido ni imaginar poder estudiar derecho, pues en Boconó no existen universidades que ofrezcan esta carrera, además con las restricciones era imposible estudiar en otra región (…) En muchas ocasiones tenía que dejar a mis hijos solos para poder asistir a clases, habían muchas limitaciones pero nada de esto me amilanó para continuar adelante”.

Consciente de la gestión incluyente de la magistrada y presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luisa Estella Morales Lamuño, Aidalia Iglesias decide emprender su viaje a Caracas luego de obtener el titulo de abogada, y con una hoja de vida intachable logró conversar con la presidenta de la Sala de Casación Civil, magistrada Iris Peña. “La magistrada sólo me preguntó, usted está dispuesta a irse a cualquier parte del país y yo le dije los retos hay que enfrentarlos, y entonces me enviaron para Santa Ana, no tenía ni idea de dónde quedaba este lugar, me vine con Dios y la Virgen porque mi familia se quedó en Boconó”.

“Gracias a la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, magistrada Luisa Estella Morales, a la magistrada Iris Peña -quienes reconocieron mi trayectoria dentro del Poder Judicial- y al gobierno del presidente Hugo Chávez, soy la primera jueza del país egresada de la Misión Sucre”.

Son infundadas las críticas y satanizaciones contra la Misión Sucre

“A los egresados de la Misión Sucre y la Universidad Bolivariana de Venezuela nos llaman los tapa amarilla, yo les digo con toda propiedad, pues he trabajado en los tribunales durante 24 años, que quienes egresamos del bastión educativo de la revolución estamos completamente preparados para administrar justicia”.

Bajo la premisa “Querer es Poder”, Aidalia Iglesias destaca que el conocimiento, la mística y el profesionalismo no se circunscribe a la universidad de la cual se egresa, sino a las ganas, a la disposición y a la vocación de servicio de los profesionales. “Las universidades convencionales forman en su gran mayoría abogados mercantilistas y doctrinarios y así lo evidencia mi trayectoria en el Poder Judicial. No buscan solucionar el problema sino cuánto cobrar por solucionar el problema”.

En contraposición, asegura que quienes egresan de la Misión Sucre o la Universidad Bolivariana de Venezuela están conscientes de su papel histórico, “que es administrar justicia con equidad más que con la simple formación doctrinaria, somos abogados capaces de interpretar la realidad de un pueblo y allí está la diferencia”, destacó la jueza de Córdoba.

Poder Judicial venezolano vive un verdadero proceso de transformación

Para la primera y única jueza egresada de la Misión Sucre, el Poder Judicial representado por la magistrada Luisa Estella Morales Lamuño, vive un proceso de transformación importante y tangible, donde la justicia social es la premisa de quienes administran justicia, porque trabajan de la mano con las comunidades. “Lo que en el pasado parecía una utopía hoy es una realidad, anteriormente para hablar con un juez había que esperar días, en la actualidad se le permite el acceso a todos los usuarios (as) y justiciables quienes de manera perentoria obtienen respuesta a sus necesidades, sin importar su condición económica, su ideología, religión o raza”.

“Hay justicia social, porque hay más acceso a los tribunales (…) Ahora las instituciones que conformamos el sistema de justicia y el pueblo trabajamos de manera articulada para fortalecer la justicia social”.

La experiencia de Aidalia Iglesias marca un precedente en la historia judicial venezolana, por esta razón deja una reflexión a los miles de egresados de la Misión Sucre y UBV. “Soy un motivo de esperanza para los estudiantes y profesionales del bastión educativo de la revolución, que quieren formar parte de la nueva estructura jurídica a la que se encamina el país, continúen adelante para que juntos logremos las profundas transformaciones políticas y sociales que requiere nuestra patria”.

Es un placer pertenecer a la familia judicial del Táchira”

Agradecida y muy conmovida por la receptividad de la comunidad tribunalicia tachirense, la jueza Iglesias destaca que el Poder Judicial en el Táchira es excelente y muy organizado. “Agradezco todo el apoyo que me ha manifestado la magistrada y Jueza Rectora de la entidad, Ana Casanova, quien es una mujer muy humana y solidaria”.

Para esta mujer venezolana ejemplo de lucha e incansable constancia, los sueños no tienen límites, pues aspira prepararse y nutrirse de nuevos conocimientos a fin de lograr investirse como magistrada del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6715 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /misiones/n197284.htmlCUS