Misión Barrio Adentro

La sola Misión Barrio Adentro justifica al gobierno de Hugo Chávez.

Dar asistencia médica y medicina gratuita a una población, sin limitaciones, es el más grande aporte humanitario que puede ofrecer un gobierno.

El derecho a la salud es el más legítimo de los valores del hombre, porque es el derecho a la vida, sobre todo cuando se vive dentro de un sistema económico y social donde su característica fundamental es la injusticia, la desigualdad, la diferencia en el disfrute, por parte ciudadana, de las riquezas de un país y la asistencia médica en manos privadas convertida, a veces, en un vulgar negocio crematístico y deshumanizado.

Los resultados de la misión Barrio Adentro son impresionantes, sobre todo en un país en donde las proyecciones humanas del ciudadano jamás fueron tomadas en consideración. En cinco años se han evacuado casi 300 millones de consultas, cada persona puede ser sometida a una multiplicidad de exámenes, se han salvado más de trescientas mil vidas, se han practicado cerca de treinta y tres millones de exámenes odontológicos y cerca de quinientas mil intervenciones quirúrgicas de los ojos, generalmente cataratas; casos atendidos por emergencia en los Centro de Diagnóstico Integral (CDI): catorce millones de pacientes.

Nadie que haya conocido la trayectoria de los gobiernos venezolanos puede imaginarse que uno de ellos pudiera prestar un servicio de esas magnitudes. Hasta hoy están en funcionamiento 405 CDI, esparcidos por todo el territorio nacional y dotados de instrumentos médicos modernos, sofisticados, de alta tecnología y de medicina gratuita.

Pero si sorprendentes son los logros alcanzados por la Misión Barrio Adentro, no es menos asombrosa la miseria humana de cierta oposición que trata, increíblemente, de desprestigiarla y se siente herida en su escuálido corazón por el éxito de la asistencia humana que presta.

También prueba, una vez más, la enorme carencia de inteligencia de los grupos opositores, porque las bondades del servicio de Barrio Adentro no la obtiene el pueblo por vía mediática, sino en carne propia. El hombre, mientras más acerca su pensamiento a la derecha política, más inhumano se torna.

Abogado

Esta nota ha sido leída aproximadamente 13362 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Manuel Quijada


Visite el perfil de Manuel Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /misiones/a52728.htmlCUS