Aproximación a un balance crítico

La Misión Vuelvan Caras


  1. COMO FUE CONCEBIDA E INSTRUMENTADA LA “MISIÓN VUELVAN CARAS” (2004-2006).

Los acontecimientos políticos, sociales y militares que se suscitaron durante el “Golpe de Estado” del año 2002, el recrudecimiento de los conflictos políticos durante el año 2003 y el “Sabotaje Petrolero” de fines del 2003 y comienzos del 2004, tuvieron un efecto inmediato sobre el cúmulo de problemas sociales y económicos que venía afectando a la población venezolana, por mencionar una cifra, durante el primer trimestre del año 2004 el desempleo se ubicó cerca de un 20%1, y fue en el marco de estos acontecimientos que en Marzo del año 2004, el Presidente de la República crea la “Misión Vuelvan Caras” cuyo objetivo central era “…cambiar el modelo económico – social, político –cultural, que ha producido tal cuadro de exclusión y de miseria, en este caso, colocando como eje articulador la EDUCACION Y EL TRABAJO”2. Esta Misión si bien fue coordinada por varios funcionarios de alto nivel designados por el propio Presidente Chavéz, la misma fue instrumentada por el Instituto Nacional de Cooperación Educativa (INCE) organismo adscrito, para entonces, al Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

En aras de dar respuestas al cúmulo de expectativas creadas con la difusión de la Misión Vuelvan Caras, el Ince tuvo que acondicionar sus ambientes de clase y sus cursos regulares para inscribir a más de 400.000 hombres y mujeres (en su mayoría padres de familia desempleados) que a nivel nacional provenían de diversos sectores populares.

Ese objetivo planteado por la Misión, es decir, cambiar el modelo económico y social, distaba mucho de lograrse bajo la instrumentación del mismo proceso de formación que se realizaba a través del Ince y sus cursos regulares, aunque tenemos que reconocer que una cosa son los tiempos políticos y otro los tiempos institucionales, sobre todo cuando se trata de instituciones creadas para afianzar la filosofía y dinámica económica y social de un tipo de sociedad, ese era el caso del Ince3 de ese entonces.

Bajo el proceso de formación del Ince la primera cohorte de la Misión Vuelvan Caras, presentaba un conjunto de problemas estructurales los cuales podemos mencionar a continuación:

  1. La formación se dio sobre la base de los cursos tradicionales del Ince, es decir, curso de peluquería, panadería, zapatería, entre otros, sin que estos formasen parte de un proceso integral de formación y de organización para la transformación del modelo productivo. El proceso de formación se realizó a través de formadores en oficio Ince, los cuales en su mayoría no tenían formación sociopolítica que les permitiera transcender al propio proceso técnico que se instrumentaba desde una visión centrada en la enseñanza y no en el aprendizaje4.

  2. En la mayoría de los casos las ofertas formativas estaban desvinculadas de las necesidades y realidades del potencial productivo donde el “lancero y lancera”5 vivía, es decir se dieron cursos de formación agrícola en zonas urbanas o a personas que no tenían ni la tierra, ni la tradición, ni la vocación productiva asociada a la misma.

  3. La formación que se instrumentó fue desvinculada de un proceso de planificación integral, es decir se formaba para atender a la demanda creada pero no para fortalecer procesos formativos que respondiesen a las exigencias del país en el marco del entonces Plan de Desarrollo 2001 – 2007.

Este conjunto de factores críticos, tenían su expresión concreta en que a medida que pasaban los meses era necesario resolver el proceso de inserción laboral de los “lanceros y lanceras”, ya que de lo contrario se estaría “certificando saberes” sin que ello derivara en una propuesta laboral determinada, y más aún, que sirviera de base para establecer una nueva y distinta forma de relaciones de producción.


  1. PAPEL DEL ESTADO, EL MINISTERIO PARA LA ECONOMÍA POPULAR, COMO UN INTENTO DE CONSTRUCCIÓN DE UNA NUEVA INSTITUCIONALIDAD.

A fines del año 2004, y como parte de la necesidad de ir generando y desarrollando políticas para sentar las bases de “otra economía”, fue creado el Ministerio para la Economía Popular (Minep). Ente este que coordinaba a través de sus nueve (9) organismos adscritos, el desarrollo de tres grandes macroprocesos; el de organización liderizado por la Superintendencia Nacional de Cooperativas (SUNACOOP), el de formación a través del Ince y la Fundación Ciara y el de financiamiento y comercialización a través de los entes microfinancieros (Fondemi, Banco del Pueblo Soberano, Banmujer) y de los antes financieros como Fondo de Crédito Industrial (Foncrei), Instituto Nacional para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (Inapimy) y el Fondo de Desarrollo Agropecuario, Pesquero, Forestal y Afines (Fondafa).

La creación del Ministerio también implicó un cúmulo de desafíos asociados a; el diseño de las nuevas políticas en el marco de la construcción de la “otra economía”, la lucha contra el burocratismo mediante una efectiva, transparente y eficaz toma de decisiones desde el ámbito regional, espacio éste, donde confluían diversos funcionarios pero también diversas concepciones y relaciones.

El Minep era a partir de su creación (fines 2004) el responsable de la Misión Vuelvan Caras, nos referimos concretamente a más de 400.000 personas sujetos directos de un proceso de formación en diversos oficios y variados ambientes de clase a nivel nacional. Fue así como desde el recién creado Ministerio, se generó un proceso de planificación que permitió para entonces, darle direccionalidad política - operativa a la Misión y a la necesaria coherencia del accionar de los funcionarios responsables en cada región del país. Dicho proceso de planificación consistió en organizar las figuras de los Consejos Técnicos Regionales (CTR, unidad orgánica y operativa donde confluían los funcionarios y funcionarias de los diversos organismos adscritos al Minep) coordinados por un funcionario o funcionaria de alto nivel (por lo general presidentes o presidentas de los organismos adscritos al Ministerio) designados por estado, lo que permitió sistematizar experiencias, alinear tanto al personal del Minep como de los organismos adscritos en función de los objetivos estratégicos y operativos que se perseguían para la Misión, como también tomar decisiones en aras de acelerar procesos y dar respuestas acertadas y oportunas. Bajo esta estructura organizativa la Misión en esta primera etapa paso por varios procesos:

  • Uno denominado de organización: se promovió la constitución de cooperativas como una forma de darle respuestas colectivas al tema socioproductivo y de formación presente, una vez certificados los saberes por parte del Organismo competente para ello, es decir, el Ince. La figura de las cooperativas permitía también ir creando una cultura de relación centrada en los valores de solidaridad, cooperación, corresponsabilidad y de transparencia, donde se estimulaba la participación democrática y protagónica por parte de los sujetos sociales involucrados en el proceso de construcción colectiva de sus proyectos sociproductivos.

  • A cada cooperativa de lanceros y lanceras constituidas, se les asignó la figura de un consultor el cual tenía como objetivo primordial, apoyar en el diseño de los proyectos socioproductivos para el financiamiento y puesta en marcha de dichos proyectos. En este caso el financiamiento no era un fin en sí mismo, sino que se buscaba orientar dichos recursos a las posibilidades ciertas del desarrollo de las unidades socioproductivas y del desarrollo endógeno del país.

  • Una vez finalizado el proyecto y obtenido el financiamiento se pasaba a la etapa denominada Promoción del Desarrollo Endógeno, en la misma se buscaba acompañar integralmente a las cooperativas en la puesta en marcha de sus proyectos teniendo como objetivos, contribuir a la formación integral del “lancero y lancera” desde el punto de vista técnico, administrativo-financiero y sociopolitico, así como apoyarlos para la obtención de un proceso de comercialización que fuese estable y regular, esto último mediante la instalación de ferias de la economía popular, instalación de mesas de negociación con el Estado, entre otras tantas estrategias que fueron diseñadas e instrumentadas por el Minep y sus Organismos adscritos, como lo fue los Centros de Intercambio solidario (CIS) espacio de encuentro para la comercialización bajo nuevas y distintas modalidades de intercambio.

  1. LA SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS, LA NUEVA CONCEPCIÓN DE LA MISIÓN VUELVAN CARAS 2006.

El proceso de aprendizaje colectivo y dialéctico surgido desde la experiencia de la inédita Misión Vuelvan Caras 2004, llevó a planificar bajo otra dinámica y concepción a la Misión Vuelvan Caras 2006, tratando de superar las debilidades en la primera, producto claro está de ser ésta parte de un proceso novedoso de educación y trabajo.

El diseño e instrumentación de las políticas del Minep estaban centradas en coadyuvar a sentar las bases de la Economía popular y Solidaria de esa “otra economía”, la cual se concebía como “un sistema de producción, transformación y circulación de bienes y servicios dirigidos a satisfacer las necesidades humanas, caracterizado por ser socialmente justo tanto en sus relaciones sociales de producción como en las relaciones sociales de intercambio, económicamente viable, ecológicamente sustentable y respetuosa de la diversidad cultural”6, es decir, una nueva cultura del trabajo centrada en la gente y no en el capital, desafío para nada sencillo.

Bajo esta concepción la nueva Misión que se inició a comienzos del 2006, con la incorporación a nivel nacional de más de 350.000 nuevos lanceros y lanceras7, se realizó sobre la base de un conjunto de procesos derivados del aprendizaje colectivo que dejaba la Misión 2004. la referida Misión 2006, se instrumentó a la par de continuar dándole acompañamiento integral a las cooperativas creadas en la Misión 2004, ya que existía un cúmulo importante de debilidades propias tanto de la dinámica interna de las cooperativas (formas de relación donde se reproducían valores culturales propios de la dinámica capitalista y debilidades técnicas y administrativas en la gestión del proyecto) como de su inserción en la estructura económica nacional, que permitiese consolidar el éxito de la misma. Esta situación llevó al Minep y a sus Organismos adscritos a tener que administrar diversos procesos que involucraban para el año 2006, la atención directa de aproximadamente 700.000 lanceros y lanceras que estaban en varias etapas de formación y acompañamiento, tanto de la Misión 2004 como de la Misión 2006 que se iniciaba.

Los procesos instrumentados para la Misión 2006 fueron:

    1. Se buscó insertar a la Misión al proceso de planificación del Estado (Ministerios) y a las exigencias que éste demandaría en términos laborales (oficios) para los años 2007 y 2008 (Plan Operativo Anual).

    2. Se desarrollaron ofertas formativas relacionadas con las potencialidades y vocación productiva de la gente y de cada región, tomando en cuenta los elementos fundamentales de los planteamientos del desarrollo endógeno, aunque con la Misión Vuelvan Caras 2004 en la etapa de Promoción del Desarrollo Endógeno, se había comenzado a instrumentar este proceso. Cabe señalar que este proceso generó cambios internos en el Ince, ya que confluían varias visiones en materia de formación; la tradicional y la que se intentaba instrumentar a través de la figura de los “formadores de formadores” y la metodología de Mediación Pedagógica y los planteamientos de Paulo Freire (Dialogo de Saberes).

    3. Se diseñaron e instrumentaron propuestas relacionadas con la organización de redes socioproductivas como una forma de promover y fortalecer la organización a escala sectorial, local y regional donde los beneficios creados en la generación de valor agregado, fuesen distribuidos a todos sujetos que participasen en el proceso productivo, de igual forma era una nueva manera de promover relaciones de producción evitando la generación de explotación y de enajenación del trabajo, todo ello en una constante articulación y relación con la comunidad. Aquí podemos mencionar la experiencias de; Vuelvan Caras Pesca (Estado Sucre, Nueva Esparta, Falcón), Vuelvan Caras Café (eje cafetalero que comprende a los Estados Lara, Portuguesa, Trujillo, Barinas y Mérida), Vuelvan Caras Cacao (Estados Miranda y Sucre), Vuelvan Caras Pueblo (las Cumaraguas Edo. Falcón) entre otros. Con esta propuesta, se buscaba evitar la creación de unidades económicas aisladas que a la postre terminan por fracasar ante la dinámica y estructura económica tradicional.

    4. Se desarrollo una política planteada en torno a que cada cooperativa de la Misión 2004 con proyectos en marcha, se convirtiera en una escuela de formación para los nuevos lanceros y lanceras de la Misión 2006, lo que permitiría, entre otras cosas; afianzar los valores de solidaridad y cooperación, así como fortalecer y desarrollar las técnicas productivas, mediante el uso de la metodología de mediación pedagógica al pasar de la enseñanza al aprendizaje colectivo sobre las propias experiencias vividas.

    5. Se diseñaron los primeros pasos para la concepción de Modelos de Gestión Socialistas a ser utilizados con la puesta en marcha de las unidades productivas de propiedad social promovidas por el Minep, caso concreto Plantas de Leche, de Maíz, de Pesca de origen Iraní.

    6. Como una forma de ir construyendo a partir del Minep y sus entes adscritos la nueva institucionalidad revolucionaria, donde el diseño e instrumentación de políticas de Estado, sean producto de una participación activa y protagónica del pueblo organizado, a fines del 2006 (agosto) se promovió la creación del Frente Nacional Vuelvan Caras, como una organización de masas que con autonomía, sirviera de interlocutor válido entre los lanceros y lanceras de la Misión así como de sus comunidades ante el Ministerio para la Economía Popular y sus entes adscritos.



1 Fuente Instituto Nacional de Estadística.


2 LANZ Carlos, Ensayo “El Desarrollo Endógeno y la Misión Vuelvan Caras”, publicado por el Ministerio de Educación Superior, Mayo 2004.


3 El Instituto Nacional de Cooperación Educativa (Ince) fue creado en 1959 bajo la concepción del Estado Docente (Luis Beltrán Prieto Figueroa).


4 La enseñanza parte de una concepción tradicional de la educación donde el que enseña es el que sabe y no se concibe al proceso como una construcción colectiva.


5 Nombre que se le daba a la persona que estaba en el proceso de formación de la Misión.


6 Documentos varios elaborados por los equipos de alto nivel del Minep, año 2005 y 2006.


7 Estadísticas Minep año 2006.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6000 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Oly Millán Campos


Visite el perfil de Oly Millán Campos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /misiones/a136805.htmlCUS