Entérese cuál periódico europeo montó la olla del cheque iraní destinado a pagar deudas de la GMVV

Credito: Archivo

07/02/13.-En el contexto de denuncias de corrupción sobre el partido Primero Justicia, la derecha realiza ensayos inesperados para relacionar al Gobierno Nacional con manejos irregulares inventando cuentos falsos. En este caso, intentaron vincular al ciudadano iraní Tahmaseb Mazaheri con una supuesta fuga de capitales de Venezuela hacia Irán. El diario sensacionalista alemán Blid se prestó para montar una historia que fue rápidamente desmantelada.

Mazaheri, empleado de la empresa iraní Kayson Company, tenía consigo un cheque a nombre del director de la empresa por 300 millones de bolívares, destinados al pago a contratistas y salarios de trabajadores y trabajadoras de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Kayson Company es contratada para la construcción de soluciones habitacionales y tiene una cuenta en el Banco de Venezuela, de donde proviene ese cheque. Mazaheri fue requisado y detenido en el aeropuerto de Berlín, pero rápidamente fue liberado por no encontrársele culpable de ningún cargo y regresó a Irán.

Posteriormente, el embajador de Irán en Venezuela, Hojatollah Soltani, hizo declaraciones a la prensa con el objetivo de aclarar lo ocurrido y defender las buenas relaciones entre Venezuela y su país. Soltani manifestó que Mazaheri “está asesorando a las empresas en temas de las inversiones que quieren hacer y hasta el momento ha viajado varias veces a Venezuela para asesorar a la empresa Kayson”. El cheque que Mazaheri llevaba consigo había sido entregado por las autoridades de Kayson para utilizarse en la construcción de 17.000 unidades habitacionales que la empresa está llevando adelante.

Los fondos del cheque están en el Banco de Venezuela y están destinados a utilizarse en el país. El diplomático explicó que de acuerdo a las normas financieras y la política bancaria de la Unión Europea, no hay lugar para declarar cheques que no pertenecen a los países de esa comunidad. Las reglas aeroportuarias tampoco demandan la declaración de cheques.

Soltani argumentó que sus declaraciones tienen el objetivo de aclarar una situación en la que se involucra a un ciudadano iraní y al nombre de Irán, pero no quiso pronunciarse sobre asuntos internos de Venezuela.

Este caso montado surge con la complicidad de medios extranjeros, justamente en el contexto de denuncias sobre corrupción y financiamiento ilegal del partido de la oposición, Primero Justicia. No resulta extraño que miembros de la derecha estén involucrados en este tipo de accionar ya que carecen de argumentos contundentes y concretos en su defensa.

Es que nunca antes la derecha venezolana se vio tan cercada por situaciones que evidencian el modo de hacer política que implementan: en función de sus intereses económicos individuales y contra los intereses comunes del pueblo. Ante la ausencia de argumentos para defenderse han optado por ensuciar al Gobierno Nacional, fabricando cuentos e historias falaces.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 7953 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /medios/n222907.htmlCUS