Simón Bolívar y la Prensa

Para los periodistas y los comunicadores sociales, cada 27 de Junio no debe ser únicamente un día para celebrar, pues también debemos ocuparlo en rendir homenaje a nuestro prócer Simón Bolívar, quien desde entonces ya veía la importancia de la prensa, como un medio para educar a las masas y de gran utilidad para la formación de los lectores. Es así que, en el temprano año de 1810, Bolívar se inicia como articulista en el Morning Chronicle de Londres, admirado por el buen uso, que de este agente civilizador se hacía en Inglaterra, comienza a difundir sus pensamientos independentistas y de esa manera impartir sus enseñanzas, ya que conocía la eficacia del papel periodístico como medio de información y a la vez, como instrumento de propaganda y orientación de la opinión pública, tanto nacional como internacional, a favor de la independencia y la República.

En Jamaica ejerce una activa labor como escritor en The Royal Gazzettè y The Jamaica Courant. En 1817 se trae una imprenta a Venezuela con el fin de hacer que las publicaciones fuesen periódicas ya que era la única manera de hacer del periódico una tribuna de denuncias y utilizarlo como vía para atacar a los enemigos de la nación, que promulgaban leyes inaceptables -no para utilizarla como aprobación bondadosa o ira insultante-, sino para hacer de ella un medio de proposición, de estudio, examen y consejo. Es entonces que desde Guayana le escribe a su amigo Fernando Peñalver lo siguiente: “Sobre todo mándeme usted de un modo u otro la imprenta, que es tan útil como los pertrechos”.

El 27 de Junio de 1818, en Angostura, se funda por orden del Libertador a favor de la causa patriótica “El Correo de Orinoco”, donde fue publicado su famoso discurso ante el congreso del mismo nombre.

Bolívar, como periodista, recomendó la forma de presentar la información periodística para hacerla más ágil y amena, instruyendo que se redactara de una forma coloquial, que fuera asequible al lector. Su afán de buen lector lo llevaba a leer tanto libros como periódicos, prestando gran atención a los diarios, especialmente a la prensa extranjera, pues le gustaba estar siempre informado y preparado, ante cualquier contingencia.

En 1827 solicita a José Fernández Madrid (embajador de Colombia en Inglaterra) que lo suscribiera en los tres mejores diarios, tanto en Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú apareciendo frecuentemente sus artículos de opinión, de manera que también podemos afirmar que sus funciones de libertador se conjugaban con la de escritor y en muchas ocasiones colocaba su firma y en otras solamente utilizaba seudónimos: el llanero, Maturines, Juan Trimiño o el Filo Díaz.

El General O’Leary, uno de sus más cercanos compañeros, afirmaba que Bolívar mantenía una alta opinión de lo que el ejercicio del periodismo era para él, considerándolo como una misión sublime de la prensa, como fiscal de la moral pública y freno de las pasiones.

Como todo buen periodista, que con agudeza sabe por dónde cortar la tela -como se dice en el argot periodístico- Simón Bolívar también tenía un enemigo implacable, el Sr. José Domingo Díaz, quien tal vez por envidia argumentaba que la imprenta era utilizada como la primera arma para incendiar con sus artículos y opiniones y comentarios a la América.

Pero la realidad es que Bolívar utilizó los medios impresos como medio de difusión del pensamiento, para enseñar a educar a los pueblos a pensar y decir la verdad sin miedos, ya que eso forma parte de la ética que nos enseñan nuestros maestros, como profesionales: a que las cosas se digan descarnadamente tal cual como son.

Por eso, en este Día del Periodista debemos celebrar y honrar al Padre de la Patria pensando que la libertad de expresión y acción deben ser nuestra primera arma para incendiar nuestra habilidad al escribir de manera transparente, que nuestra profesión no sea manipulada tratando de ser lo más objetivos posibles aunque para muchos colegas esa objetividad no exista.

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla”. José Martì

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 11997 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a59535.htmlCUS