Análisis del caso RCTV

Los medios de comunicación, la opinión pública y el poder

En la actualidad existe un tema que se debate principalmente en la opinión pública venezolana y es el caso de la decisión por parte del Gobierno Venezolano de no renovar la concesión a RCTV, esta situación nos da insumos interesantes para plantarnos un análisis para comprender de que papel juegan los medios de comunicación en la opinión pública y su relación con el poder.

Comenzaremos indicando los estudios que se han realizado con relación al efecto de los medios de comunicación en donde se comprueba el gran poder que tienen los medios de comunicación para persuadir y manipular a las personas, creando estereotipos o clichés a grupos sociales, diciendo como debes vestir, que debes comer, como debes hablar y hasta como debes pensar y actuar.

Iván Abreu Sojo, describe la investigación sobre los efectos de los medios de comunicación de Denis McQuail, afirmando que éste ha interrelacionado los factores: intencionalidad y tiempo, pudiéndose hablar entonces de efectos a corto plazo, voluntarios e involuntarios y efectos a largo plazo, voluntarios e involuntarios. Como ejemplo de los efectos a corto plazo voluntarios es:

* Una campaña publicitaria que ejecute un medio de comunicación donde están definidos como objetivos la compra de un producto determinado o realización una acción determinada por parte de los espectadores.



Podemos citar una teoría que nos permitirán comprender más a fondo sobre estos estudios:

El espiral del silencio: desarrollada por Elisabeth Noelle-Neumann (1992 y 1995) postula que los medios, especialmente la televisión, influyen directamente en la audiencia y pueden reflejar y transformar la realidad e influir en el clima de opinión, y como mediadores en el espacio público hacer creer a la población que la imagen que difunden es un reflejo fiel de la realidad. Por consiguiente, los medios de comunicación social producen un efecto importante sobre el clima de opinión (Iván Abreu Sojo, 2006, 106).

Entiéndase por clima de opinión los diferentes cambios de percepción colectiva que se pueda tener de un tema público, político, o social. Según el politólogo Manuel José Montañez Lanza, “el clima de opinión, está directamente asociado a las declaraciones públicas y sus contenidos; definen los aspectos de la influencia que habrá de ser tomada en cuenta en el análisis por parte de los interesados. Éste se le liga con la reputación y se le basa en nociones cognitivas, de juicios de valor y líneas de conducta que en circunstancias de tiempo y de lugar, los miembros de una sociedad manifiestan públicamente.”

En el caso actual de RCTV, se puede notar como a partir de la decisión por parte del Gobierno Venezolano, de no renovar la concesión, esta empresa ha desarrollado una campaña comunicacional, donde se están utilizando varias técnicas para desarrollar una matriz de opinión que condene este hecho y defienda su causa.

En este sentido se ha podido notar:

* Difusión de mensajes que estimulen el sentido de pertenecía de RCTV y los espectadores.
* Difusión de mensajes que califican a este hecho como cierre arbitrario del canal.
* Vinculación de este hecho con ataque a la libertad de expresión.
* Se han utilizado varios personajes de mucha credibilidad en el área de la ciencia de la comunicación para que condenen el hecho en cuestión y así utilizar la técnica del liderazgo de opinión, para reforzar su campaña en apoyo a RCTV.



Una vez visto algunos elementos que nos dan una idea de como los medios de comunicación están estrechamente ligados con la formación de la opinión pública, vamos a abordar también la relación que existe entre los medios de comunicación y poder.

En una cita de O´ Donncell, que aparece en el libro Comunicación social, poder y democracia en Méjico, de Enrique Sánchez Ruiz y Pablo Ramírez, poder es “El ejercicio de la dominación” además estos agregan que poder es la capacidad real o potencial de imponer regularmente la voluntad de uno sobre otros, pero no necesariamente en contra de su voluntad.

En las sociedades divididas en clases, el principal “diferenciador social” con respecto al acceso y control de los recursos de poder o dominación es la estructura de clase misma. Es decir, la clase económicamente poderosa tiende a gozar de un mayor acceso a los recursos de dominación. (Sánchez/Ramírez- 1987-18)

O´ Donnell afirma en (op. Cit., 1159) que los recursos de poder más importantes en la sociedad son:

1. los medios de coerción física
2. Los recursos económicos (propiedad y control de los medios de producción)
3. Los recursos de información en un sentido amplio, incluyendo el saber científico y tecnológico.
4. Los medios de influencia y control ideológicos.



Los medios de comunicación o de difusión están estrechamente ligados a estos tres últimos recursos de dominación ya que en primer lugar son medios de influencia y control ideológico-cultural, además actúan como recursos informativos y también como generadores de recursos económicos sobre todo por su relación con la publicidad.

Con lo antes expuesto podemos ver como los medios de comunicación pueden acumular hasta más poder que el que tiene el gobierno de un país, lo que puede ser significativo para el desarrollo o no del modelo político utilizado por ese gobierno, por ende en una democracia plena los medios de comunicación deberían estar en manos de las mayorías, nunca de los grupos dominantes, bien sea los que tienen el poder económico o los que pertenezcan a las estructuras del gobierno, como aparato ejecutivo del Estado.

Volviendo al caso de RCTV, para nadie es un secreto que Radio Caracas Televisión, forma parte una cantidad considerable de empresas de comunicación que están en manos de un solo dueño, lo que pone en riesgo la pluralidad que debe existir en los medios de comunicación dentro de un régimen verdaderamente democrático.

Además RCTV formó parte de una estrategia política en Venezuela, que es más común de lo que parece y que ha sido utilizada por las clases dominantes en el mundo para preservar su poder, esta consistió en una alianza con otros medios de comunicación, que según fuentes emitidas por el Ministerio de Comunicación e Información, casi el 70% de los existentes en nuestro país, utilizaron el espectro para facilitar con su poder mediático el derrocamiento del gobierno democráticamente constituido. Además su programación como casi todos los medios televisivos del país esta cargada de antivalores que muchas veces han superado las barreras que dictan las leyes que regulan la materia.

Después de describir algunas acciones que ha realizado RCTV que justifican legalmente la decisión del Gobierno Venezolano de no renovar la concesión, debemos decir que aquí también está en juego la disputa del poder, ya que reconocemos la importancia del manejo de los medios de comunicación para ejercer el poder, y en el caso particular del Gobierno actual de Venezuela, esta desarrollando un modelo político, económico y social, participativo e incluyente, sobre todo con los sectores más vulnerables, donde ese poder no sea para la dominación sino para la liberación y además se le trasfiera a los ciudadanos; este modelo rompe con lo establecido a nivel mundial, que no es más que el poder de las grandes corporaciones económicas utilizado para la dominación en función de sus intereses económicos sin importar que el cumplimiento de sus fines atente contra la vida.

A manera de reflexión queremos decir que a nivel mundial está en marcha un despertar de los sectores de la sociedad civil (Organizaciones comunitarias, grupos organizados, entre otros) donde cada día que pasa se hacen más conscientes del papel fundamental que juegan en el ejercicio de la democracia, vista ésta, con la definición de: poder en manos del pueblo, cada vez es más común escuchar frases que indican que no puede haber democracia si no participan en la toma de decisiones o el ejercicio del poder la sociedad civil organizada como representación de las mayorías.

Tomando en cuenta esta situación, el manejo y control de los medios de comunicación o difusión, debería estar en manos no solamente de un grupo económicamente dominante, tampoco en manos única y exclusivamente del gobierno o nada más, bajo el control y manejo de la sociedad civil organizada que represente a los ciudadanos comunes, sino se debe crear unas normas mundiales que garanticen la participación de todos los sectores de la sociedad en la administración y ejecución del poder mediático.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 20888 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a33878.htmlCUS