"La Hojilla", circo de la Asamblea Nacional y el gatopardismo

De verdad, las opiniones de Mario Silva, conductor de "La Hojilla", no me produjeron sorpresa. Pensaba que muchos de quienes aquí, en aporrea, opinan, excluyéndome por supuesto por lo que me dijo una dama con ánimo de molestarme, es poca "la opinión que arrastró", por los pocos lectores a quienes llamóla atención, y mantienen una actitud crítica sana, equilibrada y dentro del pensamiento revolucionario, no debían molestar a aquél. Y me refiero al Mario Silva del retorno o la nueva etapa, el mismo a quien le han venido abriendo espacio según su comportamiento.

La mayoría de los revolucionarios e izquierdistas críticos que aparecen en aporrea y en otros espacios modestos, no precisamente de televisión, se conforman con eso y no han pretendido protagonismo y menos exacerbado ni tampoco que teniéndolo aspiremos a reconocimiento oficial alguno o tratamiento preferencial. Si esa fuese nuestra aspiración sencillamente no fuésemos críticos ni dados a arrepentirnos de lo dicho o escrito si actuamos en pleno uso de nuestras facultades y derroche de honestidad. Esto no niega que, como humanos que somos, en un momento determinado pudiéramos equivocarnos y por esas mismas cualidades, apego a la verdad, seamos dados a recapacitar y corregir. No es grave ni dañino opinar, sobre todo no habiendo otros medios, por aporrea u otra página similar, para advertir los errores que los nuestros cometen; si lo es callar, hasta exaltar y ensalzar verlos errando o dejándose embaucar por ideas o personas.

"La jodida", como gusta decir a españoles y suramericanos, grabación en la que presuntamente Mario Silva, aparece no precisamente criticando, si no lo que es peor, denigrando de importantes figuras que entonces estaban y todavía están en el gobierno, no ha sido declarada apócrifa y tampoco el antes mencionado puso interés en que eso sucediese. Por lo anterior y detalles de ese documento auditivo la mayoría terminamos por creer en su autenticidad. Quien dicen que allí habló, no mostró interés, por lo menos frente al público, en deslindarse de aquello y no alegó le habían hecho un montaje o convertido en autor de un discurso que nunca pronunció. Lo que habitualmente dicen los opinadores o críticos de aporrea son lisonjas, hasta elogios, regalos si las comparamos con las dichas en aquel furtivo discurso que atribuyeron a Silva; y sin duda aportes a quienes gobiernan

No obstante, cuando desde el gobierno se optó por sacar a Mario Silva y su "Hojilla" del aire, como se suele decir, aporrea y sus aporreadores se desbordaron en defenderle y reclamar se le volviese abrir el espacio televisivo. La página misma se volvió su aliada, quienes la administran y dirigen lo creyeron conveniente y hasta pertinente frente a un camarada que había sido víctima de un desliz, una trampa o las dos cosas, por lo que le abrieron los espacios a su alcance.

Quizás, la intensa campaña por distintos medios como aporrea, tuit, etc., desplegada en favor de Silva y algunas jornadas de contrición, contribuyeron a que este volviese al canal oficial pero con tiempo limitado. Pero el Silva que volvió, no lo hizo con la misma gente ni con el mismo criterio que expresó en aquella grabación ni por asomo, sino como dijese CAP, todo lo contrario. Tanto ha sido el cambio que Silva, el defendido "a capa y espada" por aporrea y los aporreadores, se volvió contra estos y hasta les hace aparecer como parte responsable de unos hechos o resultados que ellos se esforzaron en evitar con sus denuncias y críticas revolucionarias.

Quizás, sea este un intento de desviar el debate central que aquí debe darse a la hora de estudiar el rumbo, contenido, velocidad y responsabilidad por el proceso que el 6D sufrió un serio descalabro, por decir lo menos. Nosotros mismos hemos caído en eso aunque advirtamos lo que eso pudiera perseguir. Pues mientras pasan los días no se percibe voluntad para hacer las cosas como demandan las circunstancias, como poner las cosas y personas en su sitio.

Ese proceder pudiera estar inserto en un plan o idea, dicha esta palabra para no parecer mal intencionado, del cual forma parte la expectativa creada alrededor del día de hoy 5E, momento de la instalación de la nueva Asamblea Nacional, para divertir a la gente o distraerla de las verdaderas tareas a las que debe dedicarse el movimiento popular, el GPP y los partidos de la revolución bolivariana, empezando por el Psuv, como las de revisar lo acontecido, sus causas, debilidades, incompetencias, responsabilidades y tomar las heroicas medidas que la historia demanda. Quizás, haya quien sueñe como el "Gato Pardo", cambiar para que nadie cambie. Como eso de fundar un bloque parlamentario "defensor de la revolución" con más de uno responsable de la debacle del 6D o lo que es lo mismo de la derrota sufrida por la "Revolución Bolivariana".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4680 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Eligio Damas


Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /medios/a220595.htmlC0US