Mario Silva, James Bond, Forrest Gump y Salazar el espía

Les voy a confesar una vaina, me encanta escuchar una grabación ilegal, ver un video donde un dinero sucio cambia de manos, enterarme de la vida oculta de los políticos…esas revelaciones que ofrecen una familiaridad canalla de ojo de cerradura sobre lo que pasa detrás de las honorables fachadas de la política. Pero no soy tan ingenuo para creérmelo todo, ni tan pendejo como para caer a la primera.

En 1994, en la película “Forrest Gump”, vimos al actor Tom Hank hablar con dos presidentes difuntos, Lyndon B. Johnson y Richard Nixon. Y luego vimos al autor de ese milagro digital recibir un Oscar por su hazaña tecnológica y en la ceremonia advertir al público sobre los “riesgos políticos” de esas nuevas posibilidades de la realidad virtual: “Para que nunca lo olviden, dijo, les voy a enseñar algo puramente virtual”, se bajó los pantalones y mostró el culo a los presentes y millones de televidentes. Durante 20 años los grandes medios me lo han recordado una y otra vez con el sospechosísimo atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, las “armas de destrucción masiva” y la complicidad de Sadan Hussein con Al-Qaeda, los “pistoleros de Puente Llaguno”, los campamentos de las FARC en Venezuela inventados por Uribe, el atentado de Atocha falsamente atribuido a la ETA por Aznar, el montaje de la falsa plaza de Trípoli por Al-Jazeera, el falso comunicado de la FANB publicado por Capriles, etc.

¿HOJILLA O PRESTOBARBA?

Ahora aparece el audio, publicado con bombos y platillos por la oposición venezolana, de una supuesta conversación de 50 minutos, sin principio ni fin, sostenida el 16 o 17 de abril entre el animador del programa “La Hojilla” Mario Silva y un tal Palacios, cubano. Se trata de un largo catálogo de chismes sobre los intríngulis (“razones o motivos ocultos y últimos de algo”) del gobierno bolivariano y algunos de sus notables.

Me tomé la molestia de leer la transcripción y encontré varias curiosidades; el supuesto cubano del G2 no conocía el nombre de la entonces directora de la Policía Nacional Bolivariana, Soraya El Achkar, ni parecía saber del SENIAT y CADIVI. El supuesto Mario Silva dice que sostuvo, el día anterior, una “conversación de inteligencia” con dos oficiales cubanos “en Fuerte Tiuna”… y refiere repetidas conversaciones con Fidel, quien incluso le habría dicho cosas que no dijo a Chávez (?); y uno se pregunta ¿Qué coño hace Mario Silva, con tan buenos contactos, hablando con un esconocido que no sabe nada?

Otra curiosidad: “Mario Silva” habla de un inexistente video donde Chávez habría dejado sus razones para proponer a Maduro: “Pero mi Comandante, si iba a dejar todo bien atado, tiene que haber grabado ese video. Tiene que haberlo grabado”. Resulta que “Todo atado y bien atado” fue la expresión del dictador Francisco Franco (“Caudillo de España por la gracia de Dios”) cuando se refirió a sus disposiciones finales: es improbable que alguien, sin saberlo, usara esa expresión, e imposible que un antifascista como Silva, sabiéndolo, la utilizara para Chávez. Tengo para mí que el autor del montaje es español, o estudió en España.

LOS OBJETIVOS

Además de los muy genéricos y manidos propósitos de derrocar a Maduro, infamar a Cuba, dividir al chavismo, desprestigiar a sus personalidades, ¿Cuál es el objetivo específico de semejante lluvia de de bombas?

El montaje tiene como propósito central arrojar dudas sobre la transparencia del CNE y las elecciones presidenciales del 14A, reforzar la vieja y muy puteada tesis del fraude electoral, monotema y razón de vida del doblemente derrotado Capriles Radonsky. Esta vez sería un chavista quien denuncia las fantasmagóricas irregularidades: la misma tésis cachicorneta pero con piquete al revés.

EL ESPÍA QUE ME AMÓ

No dudo que el MOSSAD tenga sus garras metidas en la conspiración contra Venezuela, pero su fuerte son las operaciones encubiertas y no suele permitirse semejantes chapuzas. Esto parece un trabajo artesanal de Madrid-Miami con Salazar El Espía, algo que le vendieron al Espía-Que-Me-Amó quien, después de anunciarlo y convocar una rueda de prensa al final reculó porque se le veían las costuras: de hecho, 9 dirigentes de la MUD se negaron a ser los padrinos del “monstrico” y el palo embarrado le tocó al incalificable Ismael García, siempre listo a comprometer el honor que no tiene y la dignidad que no le queda. Como alguien dijo: “El problema no es que mientas, el problema es que ya no te creo”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 15554 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a166435.htmlCUS