A 8 años de aprobada la ley RESORTE, son más las deudas que los avances

Un día como hoy, hace 8años, se aprobada la tan nombrada ley de responsabilidad social en radio y televisión, en medio de ataques que tenían como base la mentira: no habrá mas novelas, se cubanizará la televisión y la radio…y lo CDR Cubanos serán los comités de usuarios…solo por mencionar algunas de las mentiras que la derecha decía, a través de los medios de comunicación privados, incluyendo por supuesto a la prensa escrita.

Los meses que le siguieron, fueron extraordinariamente provechoso para el país, se abrió el registro para conformar las organizaciones de usuar@s, también se hizo lo propio con el de los productores nacionales independientes, siendo estos dos los sujetos de la ley, tal cual lo previa la ley. Por supuesto que esto era motivo de preocupación para los medios privados, ya que como nunca antes, la mal llamada “audiencia” conformados en comités de usuarios, podían dirigir quejas, sugerencias o reclamos, ante los prestadores de servicio, sin la intermediación del estado, algo verdaderamente innovador y revolucionario.

En el mes de marzo del 2006 se instala el Directorio de Responsabilidad Social, siendo la máxima instancia de decisión, previsto en la ley, en donde no solo el estado forma parte, ahora los usuari@s, las iglesias y las escuelas de comunicación social, tendrían voz y voto. Ese año en el seno de esa instancia se debatieron los temas más importantes previstos en la ley, en un periodo no mayor de 1 año, se aprobaron 8 normas técnicas, en largos debates y discusiones de altísimo nivel, en donde se detallaba en aspectos que la ley solo abordaba de manera general, como era el caso de las obras musicales venezolanas y caribeñas, siendo éste, uno de los aspectos en donde nuestra identidad musical, fue prioridad, estableciendo el principio de proporcionalidad de géneros tradicionales venezolanos en su difusión, al igual que en el horario, entre otros aspectos.

Debían llegar las sanciones, y se abrieron 21 procedimientos administrativos a diferentes prestadores de servicio radiales, al igual que a 1 televisivo, en los tiempos previstos en la ley se decidieron estos procedimientos administrativos, y se sancionaron los primeros incumplimientos previstos en la ley, el Directorio de Responsabilidad hacia su debut ante la opinión pública, con buen pie, ya no era una instancia del estado quien sancionaba, muchos afirmaron “ahora si estamos en revolución”.

A mediados del 2006 se instalaron las comisiones de asignación de espacios, para la producción nacional independiente, en donde tenían, la titánica misión, de establecer los mecanismos de asignación, estas comisiones estaban integradas por representantes de los PNI, los usuarios, los prestadores de servicio, y las preside el MINCI.

Los años siguientes fueron diluyendo los avances significativos que en este sentido se venían haciendo, las obras musicales venezolanas ahora tienen el mismo horario que antes de aprobada la ley: de 12am a 5am, apreciamos como de igual forma se transmiten pronósticos hípicos en horario todo usuario, los tiempos de publicidad establecidos en la ley, en 15 minutos por cada hora de programación, ahora son 20min, 30 y hasta más por cada hora de programación, ya las agencias de publicidad no realizan la ficha en donde se determina si la cuña es Venezolana, vemos a los mismos anclas de canales como “Productores Nacionales Independientes” que de independiente no tienen nada, aún esperamos por unos mecanismos de asignación de espacios auténticos y democráticos “deuda del MINCI”. Y pare usted de contar……

Programas como “Hay Corazón” que transmitía Televen, volvió al aire en días recientes, es tal es relajo que no hay nada que le impida hacerlo? Rosario Tijeras, El Capo “solo por citar algunas” y p, han sido las difusiones irresponsables que se han dado en este periodo, en donde la CORRESPONSABILIDAD SOCIAL debería prevalecer –tampoco hay sanciones-.

No existen criterios técnicos claros establecidos, tabuladores o montos máximos por área a financiar, tiempos de respuestas máximos, posibilidades de consignar el proyecto vía wed, o en cualquier lugar de la patria. Me refiero a los proyectos para optar por financiamiento del Fondo de Responsabilidad Social, allí seguimos involucionando.

En este muy breve escrito puedo afirmar que, llevamos 8 años con reglas claras y precisas, lamentablemente el impulso y el avance que obtuvo la nación en el primer año de aprobada la ley, no solo se ha diluido, creo que hemos llegado casi al punto anterior de ser aprobada, solo falta ver la cuña publicitaria del Oso para poder afirmarlo….Quien es responsable de este desastre?? Pues déjenme decirles que somos todos CORRESPONSABLES, desde mi modo de ver en perspectiva los funcionarios que tienen como facultad actuar, tienen como impedimento en primer lugar su condición de subalterno, siempre va requerir que el semáforo se ponga en verde para poder actuar, y es donde creo que está el meollo del problema, esta ley tubo como intención darle protagonismo a los ciudadanos a través de las organizaciones de usuar@s construyendo la comunicación necesaria, al igual que los PNI que bajo unos criterios de asignación democráticos, que garantizaría romper con el monopolio del mensaje, el problema está que la decisión final está en manos de un altos funcionario, que echan por la borda todo el espíritu de los legisladores, en darle poder al pueblo.

Podría afirmar con toda seguridad que la clave para que esta ley sea verdaderamente sangre y espíritu de pueblo, es que en todas y cada una de las instancias de decisión de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electronicos, sea el poder popular a través de los comités de usuari@s y los productores nacionales independientes, quienes tengamos mayoría calificada en el Directorio al igual que en las comisiones de asignación de espacios, solo de esta forma lograremos avanzar, con la aciertos y desaciertos, pero al fin de cuentas, como dijo Ali Primera: el pueblo es sabio..


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2688 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a155518.htmlCUS