Barinitas: de cómo la oposición fabrica "asesinos instantáneos"

“El triple-homicida de Barinas Nelson José Quintero Paredes, chavista de uña, es la mano derecha de Adán Chávez y no paga muertos”, dice textualmente el post publicado en miles de cuentas twitter desde el sábado en la noche luego de un incidente de violencia que dejó dos fallecidos en la entrada de la urbanización Terrazas de Santo Domingo, cercana a Barinitas, municipio Bolívar del estado Barinas.

Para probar la acusación mostraban una reproducción del carnet de Quintero Paredes correspondiente a su cargo como director estadal en Barinas del Ministerio del Ambiente, y agregaban que el documento lo había perdido al caérsele mientras huía del lugar donde habría cometido el crimen.

Según la historia, divulgada la noche del 29 de septiembre, el funcionario andaba en una camioneta doble cabina junto con otros “chavistas”, y participó en el ataque contra la caravana de la oposición que había sido interceptada por partidarios del asesino Chávez en la entrada de una urbanización.

Cuando los partidarios de la "democracia" (enfrentados heroicamente al régimen dictatorial) escucharon los disparos provenientes del vehículo oficial, decidieron valientemente capturarlos, Sin embargo Quintero logró huir, mientras sus cómplices, incluyendo dos o tres mujeres, sí fueron aprehendidos y entregados a las autoridades policiales.

La camioneta luego fue quemada por el grupo de "ciudadanos indignados", y las fotos de los eventos divulgadas rápidamente desde cuentas como @WILMER_AZUAJE, y retwiteadas reiteradamente entre muchos otros por la periodista Martha Colomina y la “analista” Rocío San Miguel.

Ayer en la tarde logré finalmente conversar con el “asesino”. Y me contó la historia que no pudo contarle a ninguno de los que lo condenaron sin juicio, tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación masivos. La misma historia que aún no cuentan los medios públicos, los que guardan silencio y así permiten que se imponga la mentira repetida y multiplicada por cientos de miles.

Nelson cuenta que estuvo casi todo el día en su oficina, aprovechando el sábado para adelantar tareas que no podría hacer en medio de la rutina laboral. Allí recibió, pasadas las 5 de la tarde, la llamada sobre un incidente con uno de los vehículos del ministerio, que se encontraba realizando una inspección en el municipio Bolívar.

Haciendo corto el relato resulta que tres trabajadores de MinAmbiente regresaban desde Barinitas a Barinas en una camioneta doble cabina, modelo Colorado. Cerca de la urbanización Terrazas de Santo Domingo se hizo una cola, y minutos después el vehículo comenzó a ser atacado por una turba (o un grupo de ciudadanos). En el cajón de la camioneta iba una militante del PSUV a la que le habían dado la cola y portaba vestimenta de color rojo. La sacaron a golpes y la acusaron de ser una “chavista asesina”.

Dentro del vehículo viajaban Dayana Castillo, Jonathan Ocaña y José Manuel Nieves, quienes también comenzaron a ser golpeados. El grupo logró correr y escapar y terminaron refugiadosen un modulo policial cercano. 

La camioneta quedó en poder de los pacíficos manifestantes, que culpaban a los transeúntes de la violencia y muerte que había ocurrido en otro lugar. La razón era tan simple como atribuirle al gobierno y al propio Chávez la autoría de los hechos.

La saquearon, le robaron partes y le tomaron fotos que colocaron en la red indicando que ese era el vehículo donde viajaban los asesinos. Durante casi dos horas se dedicaron a fabricar unos culpables por el sólo hecho de que unos empleados de un ministerio pasaban circunstancialmente por el lugar.

Ya entrada la noche le prendieron fuego en un acto de venganza y de odio. No importaba que no hubiera relación: bastaba con saber que eran chavistas o al menos funcionarios públicos los ocupantes. Sólo eso los convertía en asesinos.

Y evidentemente se trataba de construir la matriz de opinión de que los disparos fueron ordenados casi que por Chávez en persona. La conexión iba del carnet a Quintero, de este a Adán Chávez, gobernador de Barinas, y de ahí directo al Presidente.

Y empezó el aquelarre que aún no termina y que quizás nunca lo haga. En el portafolio de mentiras posicionadas por la oposición sigue Chávez diciendo que freirá en aceite las cabezas de los adecos, o que los “pistoleros de Puente Llaguno atacaron a la marcha pacífico y no a unos policías asesinos, y ahora quedará Nelson Quintero como el triple homicida de Barinitas, que además no paga muertos.

El hecho, por supuesto, fue usado para promover la concentración de cierre de campaña de la oposición en Caracas, y el propio candidato se refirió largamente al hecho que atribuyó a los violentos que serán derrotados el 7 de octubre.

Aunque el mismo domingo las autoridades de Barinas y las policiales y judiciales informaron de la detención de un joven de 22 años que confesó haber disparado en el sitio, medios de información (como el diario La Prensa de Barinas) siguen informando que Quintero Paredes está fugitivo y lo buscan los cuerpos de seguridad. Pese a que lo vieron junto con el gobernador Chávez en una rueda de prensa.

Incluso el editor del diario El Nacional, Miguel H. Otero escribió  “Sigue prófugo el director del Min del Ambiente en Barinas Nelson Quintero, responsable de la matanza en Barinitas según los testigos”. Y eso lo hizo hoy en la mañana, a pesar de toda la información que ha permitido aclarar que ni él ni los funcionarios del MinAmbiente están relacionando con los hechos.

Cabe una reflexión sobre la pesadez con que el chavismo y el propio gobierno ha enfrentado el desarrollo informativo y de opinión de situaciones como esta. Que no son en nada casuales: fue deliberado el proceso de fabricación de unos "culpables" con posiciones destacadas  Quintero es además jefe del Comando Carabobo en el municipio Bolívar.

Quizás la violencia y las muertes fueron producto de circunstancias no previstas, pero lo que se hizo después fue evidentemente articulado con el propósito de desmoralizar y desmovilizar al chavismo. Al menos el silencio en las redes sociales y en los medios públicos indica que tuvieron éxito.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5890 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Medios de Comunicación

Regionales

Actualidad

Oposición y golpismo

US Y /medios/a151335.htmlCUS