Lo dije una vez y me sacudieron

Hace ya algunos años critiqué el exagerado tratamiento dado en la puesta de videos en programas dedicados a la defensa de la revolución bolivariana, particularmente en la Hojilla con el camarada Mario Silva, por cierto, me gustaría que alguien me dijera con sinceridad que meterse con la Hojilla en bien o mal es defender o atacar a la revolución en si misma.

El tema no es que lo había olvidado, sencillamente asumí que cualquier critica sería irrelevante por aquello o esto, lo que me condujo a no tocar el tema. Ahora bien, leyendo Aporrea como lo hago todos los días aunque sea un ratico, me encontré con un artículo escrito por Eligio Damas titulado “QuIén entona a VTV”, a propósito de Artículo de Alberto Aranguibel en Ultimas Noticias, mi sorpresa, cuando casi de la misma manera el compatriota Damas, refiere lo inconveniente de transmitir partes importantes de programas de la televisión enemiga, especialmente Globovisión, con duración entre 07 y 12 minutos.

Es mas grave aún, así  lo veo, que luego la explicación dada no es consistente y la divagación para el televidente distraído no aporta nada sobre lo presenciado en dicho video. Si transmito cinco minutos de la televisión opositora transo en asumir que el comentario o la crítica debe ser del mismo tiempo o superior, independientemente que el programa en su audiencia sea para el chavismo duro.

Una vez hice un comentario alrededor del asunto, en un artículo en este mismo medio Aporrea y algunos camaradas me cayeron encima, que no se debe criticar en público, opté por no responder para no alborotar el avispero, a sabiendas que una buena parte de razón había en la crítica realizada para entonces.

No me sorprende para nada, que ahora otra persona manifieste su preocupación sobre el tema, ojala no corra la misma suerte que yo, aprovecho para dejar constancia al igual que lo hice en mi artículo “La Hojilla debe renovarse”, que no se trata de atacar al conductor, sencillamente se busca la humildad necesaria en la contraparte a efectos que se corrija lo que se debe corregir, nadie es infalible y aceptar consejos nos lleva a ser mejores viejos.

Insisto en la necesidad que un programa con 10 años o mas, debe repensarse, ocurre con cualquier programa, no es perdida de vida útil, solo que o cambiamos en algo o nos quedamos comiendo el mismo helado que no se derrite pero pierde el sabor.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /medios/a148958.htmlCUS