Levanten la mano los periodistas sensatos

Cuantos sinónimos pudiéramos extraer de la palabra SENSATEZ: juicio, madurez, prudencia, cordura, discreción, moderación, cautela, reflexión, entre otras. Llegar al grado de sensatez no es fácil para muchos, tal vez el apasionamiento o frustración al no conseguir los anhelos planteados, pueden hacernos caer en errores que más adelante lamentaremos y nos harán reflexionar, pero después que se derrama un litro de agua al suelo, ¿cuánto podremos recoger de ella?

A medida que pasan los años, solemos ponernos más sensatos, pero a la vez más impertinente, por lo que es saludable para uno como persona y para el resto de los congéneres que nos rodean, intentar practicarla en los años mozos y los resultados nos asombrarán.

Para que un grupo de personas se consoliden como un frente, un gremio, como una asociación, en fin como un colectivo, la práctica de la sensatez es indudablemente necesaria.

Hoy los esfuerzos del gremio de periodistas, están dirigidos a la unión, pues mientras mas unidos, menos permeables nos presentaremos ante una sociedad, que le ha costado darse cuenta de la importancia de los comunicadores sociales, y existen muchos colegas que no logran concretar el ideal, que la labor del comunicador social debe ser conjunta, ningún periodista logrará éxitos y reivindicaciones, actuando solo o intentando desgranar su furia y frustraciones, sobre sus colegas.

No señalo a nadie, no inculpo o desdigo de algún colega, no soy el dueño de la verdad, solo llamo a la reflexión para que veamos la importancia que representa el estar unido, sin brechas ni obstáculos que nos debiliten. Las trabas encontradas en el escabroso camino del cambio, ha colocado a muchos de los nuestros, sendas vendas en los ojos, que les han impedido visualizar, que en un modelo político socialista, sus instituciones deberán ser necesariamente de pensamiento y acción socialistas, dando paso a que muchos profesionales de la información, se convirtieran en herramientas serviles de los medios monopolizados de la comunicación, duele la reflexión, pero es cierta.

La idea por cristalizar una Plataforma de Periodistas de Venezuela, con verdadero sentido patriótico, con pensamientos sólidos y temores disminuidos, para cumplir con la verdadera tarea de informar la verdad, está en proceso. La tarea no es fácil, pero alumbrará el camino hacia la conciencia de los colegas, que por el simple hecho de haber estudiado la ciencia de la información, deben tener guardado en lo más profundo de su ser, el sentimiento del puje revolucionario.

Podemos jurar sobre los bríos de nuestros próceres, que dieron hasta su vida para legarnos libertad, que lo lograremos, que ahora no es igual a hace diez años, donde dieron la cara por nosotros empíricos comunicadores con arraigada fe patriótica y a los que le debemos la Venezuela pujante de hoy; que seremos capaces de unirnos como sólida roca, para enfrentar las vicisitudes que nos aguarda, y saldremos triunfadores como dignos herederos de hombres y mujeres valientes.

Colegas periodistas, refundemos nuestro pensamiento y procederes, unidos haremos mucho más, que solos y resentidos; ha llegado el momento que esperábamos. La oportunidad que nos brinda la Plataforma de Periodistas Venezolanos, nos invita no solo a la consecución de lo material, sino a ganar el respeto que hemos perdido, en ser creíbles, en exponer al mundo de lo que somos capases, si no lo proponemos y, todos tenemos esa fuerza oculta y apagada, encendamos la llama de la verdad desde todas nuestras trincheras, y sobre todo, desde la verdad sensata que nos permitirá ser útil a los menos favorecidos.

[email protected]

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1420 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /medios/a148068.htmlCUS