Según un informe de autoridades de EEUU

EEUU: Se duplican las emergencias médicas relacionadas con bebidas energéticas

Credito: Correo del Orinoco

21 Ene. 2013 - Según un informe de las autoridades federales de salud de Estados Unidos, el número de ciudadanos que acuden a las salas de emergencia de los hospitales tras consumir bebidas energéticas ricas en cafeína se duplicó entre los años 2007 y 2011.

La Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de EE.UU. reveló un estudio en el que detalla que en el 2007 alrededor de 10 mil personas recibieron tratamiento médico tras consumir este tipo de bebidas mientras que en 2011 la cifra alcanzó las 21 mil.

El 58 por ciento de las visitas a emergencias en el 2011 solo tuvieron que ver con las bebidas energéticas, mientras que el otro 42 por ciento de los pacientes mezclaron las bebidas con el uso de drogas o de alcohol.

Según el estudio, la mayoría de los casos registrados fueron en adolescentes o adultos jóvenes, aunque el número de personas a partir de los 40 años que llegaban a emergencias tras consumir estas bebidas se incrementaron en un 279 por ciento durante esos cuatro años, pasando de casi mil 400 a unas cinco mil 200.

Los síntomas presentados por los pacientes iban desde el insomnio, el nerviosismo, los dolores de cabeza y los latidos cardíacos acelerados hasta las convulsiones.

Las autoridades de salud advierten que las bebidas energéticas contienen altas cantidades de cafeína, que puede estimular tanto el sistema nervioso central como el sistema cardiovascular.

Los niveles de cafeína en las bebidas varían de unos 80 miligramos (mg) a más de 500 mg por lata o botella, según el informe, mientras que una taza de 5 onzas de café contiene 100 mg de cafeína, y una lata de 12 onzas de refresco contiene unos 50 mg de cafeína.

Las bebidas también pueden contener otros ingredientes que podrían fomentar aún más los efectos estimulantes de la cafeína.

La doctora Suzanne Steinbaum, cardióloga preventiva del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, afirma que los altos niveles de cafeína en las bebidas energéticas pueden provocar un importante aumento en la tasa cardiaca y subir la presión arterial.

“Si alguien sufre de cualquier afección cardiaca subyacente, esos dos efectos pueden resultar letales”, afirmó en entrevista concedida HealthDay.

Por su parte, la doctora Mary Claire O’Brien, del Centro Médico Bautista de la Universidad de Wake Forest en Winston Salem, Carolina del Norte, afirmó que “el problema no es que las visitas al departamento de emergencia se dupliquen. Eso es un síntoma. La ‘enfermedad’ es que el gobierno federal no logre regular las bebidas energéticas como bebidas”.

El problema se ve agravado por el hecho de que la mayoría de consumidores, sobre todo los adultos jóvenes a quienes se dirigen los fabricantes de estas bebidas, no estén conscientes de los graves riesgos de salud que conllevan, anotó.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4546 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas