Bolivia: Inicia jornada electoral en estratégico departamento del Beni

Jéssica Jordan es la candidata de las fuerzas de Izquierda

Jéssica Jordan es la candidata de las fuerzas de Izquierda

La Paz, enero 20 - Bastión de la derecha boliviana, Beni, uno de los departamentos más extensos y ricos en recursos naturales y, por contraste, más deprimidos y menos poblados de Bolivia, elegirá este domingo a su nuevo gobernador o gobernadora, de entre una mujer de izquierdas y 3 hombres de centro y derechas, en el primer episodio de una previsible batalla electoral de 2 años en el país andino amazónico.

Al menos 204.258 ciudadanos concurrirán a las urnas en 245 colegios electorales emplazados en las 8 provincias del departamento Beni, el segundo más extenso con casi 214.000 km2 en las selvas de la Amazonia boliviana.

Jessica Jordan, del Movimiento Al Socialismo (MAS, del presidente izquierdista Evo Morales), pugnará por fajarse la cinta de Gobernador con el candidato de la conservadora agrupación Primero el Beni, Carmelo Lens; el ex legislador indígena Pedro Nuni, del Frente para la Victoria, y Ademirzon Algañaraz, de la agrupación Nacer.

Según la última encuesta formulada por la independiente empresa IPSOS, publicada a principios de semana, Jordan encabeza las preferencias políticas en el despoblado Beni (2 habitantes por km2) con 48% de la intención electoral.

Veinte puntos más abajo aparece Lens, delfín del gobernador suspendido por corrupción, Ernesto Suárez, y en el sótano de la intención de voto figuran, casi accesoriamente, Nuni (3%) y Algarañaz (1%).

La legislación electoral boliviana establece que el nuevo gobernador o gobernadora de Beni, cuya población era en 2011 de poco menos 453.000 habitantes y que a principios de 2013 orilla el medio millón, deberá cosechar inapelablemente el 50% más 1 de los votos o mayoría absoluta.

Otro resultado forzará un balotaje o segunda vuelta, en un plazo de 30 ó 60 días.

Tal como representan los estudios de opinión política, la disputa se ha planteado entre Jordan, que podría encontrarse a un par de miles de votos para alcanzar la mayoría absoluta, y Lens, que habrá cumplido con creces si lleva a Jordan a la arena de la segunda vuelta.

En el cierre de su campaña a mitad de semana, la favorita Jordan dijo que con su asunción a la primera magistratura de Beni, comenzará a escribirse la nueva historia del departamento, cuya tasa vegetativa raya en 1,64% y que ha sido gobernado desde principios del siglo XX por castas de hacendados y ganaderos.

El signo de la pobreza y subdesarrollo de esa región bañada por tributarios del portentoso Amazonas, pese a la prosperidad de sus hatos ganaderos y tierras ubérrimas, ha sido el latifundio y la menesterosidad de la mayoría de su población indígena, como así por la inconexión con los departamentos andinos, los más poblados del país.

"A partir del 20 de enero el departamento del Beni comienza a escribir sus nuevas páginas con progreso, desarrollo, recursos y unidad. Vamos a olvidarnos de los tiempos oscuros, del atraso y de la corrupción", arengó Jordan, la esbelta ex miss Bolivia de principios de la década y ex directora local de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y las Fronteras .

Apuntalado por el formato político que representa Suárez tras bambalinas, Lens ha recibido el espaldarazo de los líderes de la oposición boliviana, entre ellos el acaudalado empresario Samuel Doria Medina, líder de la centroderechista Unidad Nacional, minoritaria en la bicameral Asamblea Legislativa Plurinacional.

También, el apoyo del gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas y de los vestigios del liberal Movimiento Nacionalista Revolucionario y las conservadoras Acción Democrática Nacionalista y Nueva Fuerza Republicana, que marcaron los últimos 35 años de la historia política criolla, sin presencia sin embargo en el correlato de fuerzas en el actual legislativo nacional.

Las fuerzas políticas que concentra la candidatura de Lens han enarbolado las banderas de la autonomía, que la Constitución boliviana vigente desde 2009 ha homologado ya y que sustentó los reclamos ácidos de líderes regionales adversos a Morales unidos bajo el paragua de una ficción geográfica designada 'Media Luna', que dividía territorialmente Bolivia en dos.

"Este departamento le pedía a sus hijos e hijas que le devolvamos su democracia, su autonomía, que le reivindiquemos sui dignidad que ha sido mellada", dijo Lens en el cierre de su campaña.

Según estimaciones de prensa, la elección podría marcar alguna tendencia con miras a las presidenciales de 2015, según analistas y observadores locales.

El caudal más grosso (65%) del padrón de Beni se encuentra en 2 de las 8 provincias del departamento amazónico, Cercado, que abarca la capital Trinidad, y Vaca Díez, que implica a las poblaciones de Guayaramerín y Riberalta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2645 veces.