Gran Bretaña enviaría más tropas y un buque de guerra a Malvinas

Los planes fueron revelados por "The Sunday Telegraph"

Los planes fueron revelados por "The Sunday Telegraph"

Credito: Archivo

13/01/13.-Gran Bretaña enviaría más tropas, un buque de guerra y un avión de combate hacia las islas Malvinas para “evitar un ataque por parte de Argentina”, según informó este domingo el diario “The Sunday Telegraph.

El periódico remarcó que este nuevo traslado de armamento y soldados se daría antes del referendo que se realizará en las islas para definir su estatus político, elección que es rechazada por Argentina, que sostiene que esta población no puede definir a quien pertenece el archipiélago por ser una población "implantada por los británicos".

Incluso, el rotativo expresó que los británicos podrían llevar a cabo una “demostración de fuerza” con ejercicios navales en el Atlántico Sur.

En tanto, que estos movimientos militares buscarían prevenir que Argentino intente plantear una bandera en las islas, hostigar a pesqueros malvinenses o generar dificultades en la actividad de exploración petrolera que se hace en la zona.

Además, una fuente de Defensa del Reino Unido afirmó al diario que los planes se están revisando para estar listos ante posibles amenazas, y resaltó que todavía no se le ha dado órdenes a ninguna unidad militar.

De esta manera, Gran Bretaña reforzaría su presencia militar en las islas, donde en la actualidad destina mil 500 soldados, cuatro aviones Typhoon, armamento de artillería y anti ataques aéreos, y cuatro barcos de guerra.

Además de esto, en el archipiélago existe una base de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la que se prepara a los soldados que se dirigen a Afganistán o Irak, según denuncian ex combatientes argentinos de la guerra de Malvinas.

Por otro lado, esta noticia se da después de que la presidenta argentina, Cristina Fernández, instara a negociar a su par británico, David Cameron, quien rechazó el pedido y resaltó que sólo haría eso en caso de que los isleños (kelpers) se declararan como argentinos.

Sin embargo, distintas resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) han invitado al Reino Unido a negociar con Argentina por esta disputa territorial y han calificado al caso como de colonización.

Por otro lado, sobre este despliegue militar, el director ejecutivo del Centro Argentino de Estudios Internacionales, Juan Recce, subraya: “En Afganistán justificaron su acción por el opio, en Irak por Sadam Huseein y en Malvinas el pretexto es la autodeterminación de los kelpers. Así quiere construir legitimidad para intervenir en el largo plazo. Por eso Argentina protesta contra esto a nivel internacional para que no militarice una zona de paz”.

Según Recce, Gran Bretaña está interesada en el archipiélago por sus recursos naturales (petróleo y pesca) y para reclamar en el futuro una porción de la Antártida, un lugar que posee importantes reservas de agua potable, petróleo, minerales de subsuelo y la alternativa de que la industria farmacéutica explote su biodiversidad para desarrollar nuevos productos.

Además Recce sostiene que el mayor logro de Argentina fue que los países de la región comprendieran que los recursos naturales en juego son tan estratégicos como el salar de Uyuni en Bolivia (clave para el desarrollo de la industria de automóviles electrónicos) y las cuencas del Orinoco en Venezuela y de Santos en Brasil (ambas por sus reservas de petróleo). Actitud que se ve claramente en las resoluciones sancionadas en el último tiempo por la Unión de Naciones de Suramericanas (Unasur).

El conflicto por Malvinas comenzó en 1883 cuando la flota de una embarcación inglesa expulsó a los argentinos que ejercían dominio sobre las islas tras la independencia de España.

En tanto que en 1982 Argentina invadió el archipiélago durante la última dictadura militar, decisión que no respetó el mandato democrático, según lo determina un informe desclasificado por el Gobierno argentino recientemente, y aplazó una solución diplomática que sea sólida y duradera.

En los últimos años, la presidenta Fernández ha reiterado en distintas oportunidades que la única solución posible a la disputa territorial es la diplomática, lo que hecha por tierra los supuestos temores de los británicos de un ataque militar a las islas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3424 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n221389.htmlCUS