Diálisis y quimioterapia lo más afectado

Así están las cosas en España: pacientes deberán pagar por uso de ambulancias oficiales

Pacientes en hemodiálisis o quimioterapia deberán abonar un tope máximo de 20 euros al semestre. La carrerita cuesta 5 euros.

Pacientes en hemodiálisis o quimioterapia deberán abonar un tope máximo de 20 euros al semestre. La carrerita cuesta 5 euros.

Madrid, diciembre 13 - En función de la renta y en función de la duración de las patologías se determinará el copago en el transporte sanitario, según el borrador que el Ministerio y las Comunidades debatirán en el próximo Consejo Interterritorial del 20 de diciembre. El borrador habla de transporte "no urgente".

Así, por ejemplo, los pacientes en hemodiálisis o quimioterapia deberán abonar un tope máximo de 20 euros al semestre. Para traslados puntuales (no urgentes), el trayecto en ambulancia costará cinco euros: mientras que las urgencias seguirán como hasta ahora, sin aportación del usuario.

El borrador preliminar sobre traslados en ambulancia contempla un tratamiento especial para los pacientes en "tratamientos periódicos superiores a seis meses" (como la diálisis), cuyos topes máximos se establecerán al semestre, y no al mes.

De esta manera, los pacientes con rentas inferiores a 18.000 euros deberán abonar un tope máximo de 10 euros al mes; aunque si están recibiendo uno de esos tratamientos crónicos, esta cantidad máxima será cada seis meses. Para las rentas de 18.000 a 100.000 euros, el tope máximo mensual (o semestral para los crónicos) será de 20 euros; y para quienes ganen más de 100.000, 60 euros.

Uno de los colectivos más afectados por los traslados en ambulancia no urgentes, los pacientes en diálisis, han mostrado su malestar porque consideran que existen otras muchas medidas de ahorro, que ellos mismos han propuesto al ministerio sin ser escuchados.

"Si todos los hospitales tuviesen programas educativos para fomentar las técnicas de diálisis domiciliarias o el trasplante renal de donante vivo, antes de tener que entrar en hemodiálisis, se ahorrarían 90 millones de euros", aseguró Juan Carlos Julián, gerente de Alcer, la Federación de Asociaciones para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón.

En el caso de estos pacientes, explica, el mayor problema suele ser el traslado de vuelta a su casa después de haber estado 'enganchado' a la máquina. "Por eso también le propusimos al ministerio incentivos para que el paciente pudiese hacer la ida por su cuenta, o acompañado por un familiar, como plazas de aparcamiento gratis en los hospitales. Ese tipo de medidas sería infinitamente más barata", asegura Julián.

También la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha pedido a Sanidad que protega a los pacientes en radioterapia y quimioterapia "por el riesgo vital que supondría dejar el tratamiento por no poder asumir el coste del transporte al centro sanitario. Que ninguna persona enferma de cáncer se plantee dejar el tratamiento oncológico por este motivo puesto que de ello depende su vida".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1948 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n219881.htmlCUS