"La buena noticia es que perdió Romney. La mala noticia es que ganó Obama"

Ganó Obama: Clase, raza y género fueron factores determinantes en su reelección

Credito: NBCNEWS

06 de noviembre de 2012.- Según proyecciones de la mayoría de los medios de comunicación estadounidenses, citando datos de los comandos de campaña de ambos candidatos y datos de encuestas a boca de urna (exit polls), Barack Hussein Obama resultó ganador de las reñidas elecciones estadounidenses, derrotando al conservador Mitt Romney y logrando así ser reelecto para un segundo periodo de gobierno.

Obama logró un acumulado de 303 votos electorales, mientras el republicano Mitt Romney lleva 203. En el sistema de colegios electorales de EEUU, se necesitan 270 o más de los votos electorales para ganar.

Su contendor Mitt Romney, se comunicó con Obama vía telefónica para felicitarle.

Obama ganó en los disputados estados de Ohio, New Hampshire, Pennsylvania, Michigan y Wisconsin, todos considerados como clave en virtud de que ninguno de los candidatos tenía una clara mayoría en las encuestas previas a las elecciones.

Todavía se desconoce el ganador definitivo en el estado de Florida, aunque Obama va ganando cómodamente en la zona de Miami, capturando gran parte del voto hispano en esa zona.

Lucha de clases en los Estados Divididos de América

La votación estuvo dividida por clase, raza y género. Mientras Romney recibió la mayoría del voto de hombres blancos en edad madura, mayoritariamente religiosos, de tendencia conservadora y económicamente afluentes, Obama ganó la mayoría del voto joven, latino y afro-estadounidense, las mujeres y las clases media y baja.

Antes de incursionar en la política, Romney era un capitalista co-propietario de la firma Bain Capital, cuyas políticas de maximización extrema de ganancias, causó la pérdida de cientos de miles de puestos de empleo para trabajadores estadounidenses en las empresas a las que financiaban, al ser mudadas sus operaciones a otros países con niveles de explotación más altos y menor fortaleza en la organización sindical.

Obama, hijo de un keniano y una estadounidense, se graduó de abogado en Harvard y se desempañaba como activista comunitario en el sur de Chicago, antes de incursionar en la política.

Según encuestas a boca de urna citadas por The Washington Post, 44% de los electores opinaron que las políticas propuestas por Obama benefician a la clase media, mientras 31% creen que las mismas benefician a los pobres y 10% que benefician a los ricos. En contraste, 54% de los votantes opinaron que las políticas de Romney beneficiarían a los ricos, 34% creen que beneficiarían a la clase media, mientras sólo 2% creen que beneficiarían a los pobres.

Romney y los republicanos basaron parte de su campaña en caracterizar algunas políticas tibiamente progresistas de Obama a favor de la clase media y los pobres como "socialistas" o "comunistas" y que Obama y los demócratas incentivan la "lucha de clases", algo que la derecha caracteriza como opuesto a las tradiciones estadounidenses o al llamado "American Way of Life".

El columnista E.J. Dionne Jr. en su articulo "El problema de clase de Romney" en The Washington Post, resume de forma elocuente la principal razón de la derrota de los republicanos. "Los ataques de Romney contra la 'lucha de clases', resultaron ser infectivos, ya que la mayoría piensa que de hecho sí hay una lucha de clases y que los ricos están ganándola".

Por otro lado, 72% de los votantes latinos a nivel nacional apoyaron a Obama, mientras sólo 23% apoyaron a Romney, en claro rechazo a las duras políticas anti-inmigrantes propuestas por el conservador Romney. Obama obtuvo el apoyo de 93% de los afro-estadounidenses.

55% de las mujeres se inclinaron por Obama, mientras sólo 43% votaron por Romney, en parte como reflejo del apoyo de Obama al derecho de la mujer al aborto.

A pesar de estas diferencias en algunas políticas domésticas, ambos candidatos mantenían una muy similar y agresiva política exterior de intervencionismo militar y control geopolítico y económico global, tendiente a tratar de preservar la dominación imperialista estadounidense.

"La buena noticia es que perdió Romney. La mala noticia es que ganó Obama", fue una frase frecuentemente repetida en la red social Twitter, luego de conocerse los resultados.

Sistema electoral anticuado

Curiosamente, los candidatos quedaron muy cerca el uno del otro en el conteo del voto popular a nivel nacional, la forma en que normalmente las democracias del mundo cuentan los votos para elegir el presidente.

En el sistema electoral estadounidense, el pueblo no elige al presidente, sino a "delegados" por estado, quienes a su vez eligen al presidente usando una cantidad de votos (los votos electorales) que dependen de la población de cada estado (los colegios electorales). Al obtener la mayoría del voto popular en un determinado estado, la totalidad de los votos electorales de ese colegio electoral son asignados al delegado que representa al candidato ganador.

En consecuencia, los candidatos presidenciales estadounidenses no hacen campaña en estados con votación no reñida y cuyo resultado es fácil de predecir, lo cual es frecuente tema de protesta por parte de activistas pro-democracia que consideran que el sistema excluye a millones de electores cuyos votos no son tomados en cuenta en el conteo final para elegir al presidente.

George W. Bush fue electo en 2000, ya que a pesar de no haber obtenido la mayoría del voto popular, ganó la mayoría de los votos de los colegios electorales por estado.

El Congreso dividido

Junto a las elecciones presidenciales, varios estados eligieron sus representantes a la cámara del senado y la cámara de diputados del Congreso estadounidense.

Los resultados preliminares dan una mayoría para los demócratas en el senado, mientras los republicanos mantienen mayoría en la cámara de diputados, con lo cual se espera que continúen torpedeando algunas de las pocas políticas progresistas de Obama, como han hecho con el programa de reforma de salud que busca proveer mejor acceso al cuidado médico para millones de estadounidenses de bajos recursos.

Vea también:


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7657 veces.

Comparte en las redes sociales


Notas relacionadas