Interrogantes para atención médica

Ecuador está preocupado por la salud de Julian Assange

Julian Assange presenta notoria pérdida de peso

Julian Assange presenta notoria pérdida de peso

Credito: Archivo

Quito, octubre 24 - Ante la notoria pérdida de peso del comunicador australiano y fundador de Wikileaks, Julian Assange, las autoridades ecuatorianas temen que pueda enfermar, aseguró este martes en Moscú el vicecanciller Marco Vinico Albuja.

En rueda de prensa realizada en la radioemisora La Voz de Rusia tras concluir las consultas intercancillerías, el viceministro de Relaciones Exteriores e Integración Política informó sobre el periodista asilado en la legación ecuatoriana en Londres.

Ha perdido bastante peso y tenemos la preocupación de que pueda deteriorarse su estado, afirmó.

Si enferma nos veríamos en la disyuntiva de trasladar el hospital a la sede de la misión diplomática o llevarlo a un centro hospitalario, lo cual sería muy grave y atentaría, desde luego, contra sus derechos humanos, advirtió el diplomático.

Albuja confirmó que su país solicitó a Reino Unido un documento que garantice el tratamiento seguro para Assange en un hospital de Londres, en caso de emergencia de salud comprobada, y su retorno posterior a la embajada en su condición de asilado.

Consideró una señal muy buena que el gobierno británico haya aceptado analizar esta solicitud de Ecuador, aunque aclaró que se están tomando todo el tiempo necesario.

No vamos a hacer presión alguna al respecto y confiamos en que en su momento el señor Assange pueda ser atendido en caso de ser necesario, añadió.

En relación con Rusia, agradeció ante la prensa el apoyo recibido a lo largo del diferendo en torno al fundador de Wikileaks, y en especial la posición clara expresada en defensa del Derecho Internacional frente a la amenaza de allanamiento de la sede diplomática ecuatoriana en Londres.

Interrogado acerca del conflicto entre el Gobierno sirio y los opositores armados y respaldados por naciones miembros de la OTAN y algunos países de la zona, el vicecanciller fue tajante al reiterar que Ecuador no apoyará nunca una intervención militar.

Además de ir contra nuestros principios como pueblo de paz, ya hemos visto con las invasiones a Afganistán, Irak y Libia que estos experimentos no funcionan, no han eliminado la violencia interna, ni los muertos de todos los días, enfatizó.

El viceministro comparó esta forma de injerencia con las exigencias neoliberales del Fondo Monetario Internacional en los estados europeos, y criticó por catastróficas e inútiles esas condiciones.

Estamos en contra de la violación de los derechos humanos, venga de quien venga, de la oposición o del Gobierno, y nos pronunciamos contra todo tipo de intervención, bajo cualquier excusa. Somos un país de paz, concluyó el vicejefe de la diplomacia ecuatoriana.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2564 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n216868.htmlCUS