Pague primero y comulgue después

Paquetazo neoliberal: la Iglesia Católica Alemana privatiza la comunión

Sacerdote administrando la sagrada comunión o Eucaristía

Sacerdote administrando la sagrada comunión o Eucaristía

Credito: web

26 de Septiembre.- Los obispos alemanes emitieron un decreto según el cual el que se niegue a pagar el impuesto del 8% de sus ingresos a la Iglesia Católica, no puede ser considerado católico y por lo tanto, queda excluido de recibir la sagrada comunión y de recibir asistencia religiosa en su entierro a menos que declare su arrepentimiento antes de morirse. Igualmente la gente que no pague impuesto a la iglesia, no podrá trabajar en hospitales ni escuelas de la iglesia católica ni participar en actividades parroquiales, ni ser padrino de bautizo.       

Ayer, un tribunal alemán dio su respaldo al decreto de los obispos católicos del país que dice que los fieles que se nieguen a pagar un impuesto eclesiástico del 8%, no pueden considerarse católicos y automáticamente perderán el derecho a recibir la Sagrada Comunión y a un entierro religioso, informó The Guardian.

El veredicto, que fue entregado por el jefe de tribunal administrativo de Alemania en Leipzig, fue una derrota para los católicos conservadores y activistas religiosos que habían denunciado el decreto como "paga y reza", y afirmaron que transmite un mal mensaje.

El tribunal de Leipzig rechazó la demanda que presentó Hartmut Zapp, un ex profesor de derecho canónico, conocido como "el rebelde del impuesto eclesiástico", que había insistido en su derecho a seguir siendo católico sin tener que pagar el impuesto a la Iglesia.


Los jueces de Leipzig dictaminaron que era "imposible" dejar de pagar el impuesto eclesiástico y seguir siendo un miembro de la Iglesia Católica, añadiendo que el Estado estaba obligado por ley a cobrarle impuestos a los miembros de la iglesia, pero subrayó que le correspondía a la Iglesia decidir cómo tratar a los que se negaban a pagar.

La decisión fue bien recibida por los obispos católicos de Alemania, que dijeron que finalmente habían disipado la noción de que los individuos pueden pertenecer a una iglesia sin tener que pagar el impuesto eclesiástico.

"El que abandona la Iglesia la deja por completo", insistió el reverendo Hans Langendörfer, un portavoz de la Iglesia Católica en la cadena de televisión ARD alemana.


Mientras tanto un grupo conservador católico, leal al Papa, llamado la Unión de Asociaciones dijo que "si los sacramentos están a la venta, entonces cualquiera que pague puede recibirlos" y acusó a los obispos de haber ido mas allá de la "venta de indulgencias" que denunció Martín Lutero cuando comenzó la Reforma.

Aún cuando no se dice expresamente la palabra "excomunión" que es el castigo mas grave de la Iglesia Católica, el hecho de prohibirle a una persona recibir la eucaristía equivale automáticamente a estar excomulgado. Tampoco se especificó lo relativo al acceso a los sacramentos del matrimonio, la confesión, el bautismo, la confirmación y la extremaunción.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 11343 veces.


Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

VE N