Tropas especiales dispersan manifestantes contra EEUU en El Cairo

Alrededores de la embajada de EEUU en El Cairo

Alrededores de la embajada de EEUU en El Cairo

Credito: Agencias

15 de septiembre de 2012.- Los 300 metros del diablo, la distancia entre la embajada de Estados Unidos aquí de la Plaza Tahrir, escenario de choques entre policías y manifestantes, recuperan hoy la calma tras una acción policial relámpago.

Pero las huellas de casi cinco días de combates entre indignados contra policías antimotines y soldados son visibles: desechos, rocas y grandes charcos de agua empleados para contener a los manifestantes, bajo un velo invisible, pero sólido, del olor de las granadas lacrimógenas.

Como recuerdo de las protestas, un sólido muro de bloques de concreto erigido de urgencia por las autoridades, bloquea la calle que da acceso a la entrada de la embajada norteamericana y todo indica que está allí para quedarse.

Un hombre murió y hasta 400, la mayoría manifestantes, resultaron heridos en las refriegas, según versiones divergentes.

En la Península del Sinaí (noreste) tres efectivos colombianos del contingente multinacional de la ONU en el Sinaí fueron lesionados el viernes durante un asalto a su base por desconocidos identificados en un parte oficial como beduinos que cargaron con armas y equipos de comunicación.

Como medida de previsión, Washington retiró a su personal diplomático, incluida la embajadora, a creer una versión difundida por el cotidiano Al Masry al Youm, que se abstiene de citar su fuente.

La crisis comenzó a amainar la víspera cuando Los Ajuan Musulmin (Hermandad Musulmana, árabe) optaron por anunciar que sus protestas contra el detonante de las manifestaciones aquí y en más de dos decenas de países, un filme sacrílego para el Islam, se efectuarían lejos de la Plaza Tahrir.

En la plazoleta ocurrieron las protestas multitudinarias que el año pasado obligaron a renunciar en desgracia al expresidente Hosni Mubarak, ahora reo de una sentencia de cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad y corrupción.

La decisión de la Hermandad al parecer está dictada por razones de Estado ya que el presidente egipcio, Mohamed Morsi, salió de sus filas y en las actuales circunstancias considera aconsejable distanciarse de hechos que los presenten como una entidad agresiva u hostil desde el Gobierno.

Apenas horas atrás, Morsi realizó sendas visitas a Italia y a Bélgica, durante las cuales recabó préstamos para equilibrar la economía egipcia, convaleciente de meses de parálisis por las protestas del año pasado.

Sin embargo, las autoridades egipcias no condenaron a ultranza las protestas y si bien deploraron la muerte de los cuatro diplomáticos estadounidenses en Bengasi y los ataques a delegaciones de Washington, subrayaron el carácter difamatorio de la cinta, conocida como La inocencia de los musulmanes y costeada por judíos estadounidenses.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2192 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n214234.htmlCUS