(VIDEO) El mundo recuerda las últimas palabras públicas de Salvador Allende

¡Honor y gloria!

¡Honor y gloria!

Santiago de Chile, septiembre 11 - Los pueblos de América Latina y el mundo recordamos hoy los acontecimientos de hace 39 años, cuando la primera experiencia socialista suramericana, por vía electoral, fue masacrada por los militares chilenos, cumpliendo órdenes de Estados Unidos y de la más rancia oligarquía de Chile.

En la mañana del 11 de septiembre de 1973 los acontecimientos se sucedieron de manera relámpago. Una vez que Allende recibió el primer parte sobre la sublevación de los uniformados, se dirigió a La Moneda, cuando aún el palacio era custodiado por la policía de Carabineros.

Tras conocerse el primer comunicado de la Junta Militar, esa fuerza comenzó a retirarse, hasta dejar desprotegida La Moneda, solo defendida por el Presidente, su guardia personal, miembros de su gobierno y otro personal de la casa ejecutiva.

El mandatario llegó alrededor de las 7.30 hora local al palacio, y unos 45 minutos más tarde comenzó la agresión armada por tierra.

Cerca del mediodía, Allende pronunció a través de Radio Magallanes su último mensaje al país, en el cual expresaba la decisión de combatir hasta el final en defensa de la constitucionalidad.

Poco después, aviones Hawker Hunter de la Fuerza Aérea de Chile comenzaron a lanzar cohetes contra la mansión presidencial, cuyos defensores, en combate desigual, no pudieron resistir la embestida de las fuerzas armadas, al mando del general Pinochet.

Allende fue encontrado muerto en el interior de la Moneda, junto a su fusil, un regalo del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

"El golpe contra el Gobierno Popular presidido por Salvador Allende sólo fue posible por la intervención de una potencia extranjera: los Estados Unidos", escribió poco antes de morir la emblemática dirigente comunista chilena Gladys Marín.

Según trascendió años después de la asonada golpista, cuando el asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Richard Nixon, Henry Kissinger, conoció en 1970 la victoria de Allende, expresó: "No veo por qué tenemos necesidad de estar parados y ver un país ir al comunismo por la irresponsabilidad de su propio pueblo". 

¡Honor y gloria a Salvador Allende!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6163 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n213956.htmlCUS