Isaac ya es huracán

Alcalde de Nueva Orleans: Ya es muy tarde para evacuar

Ya es huracán

Ya es huracán

Nueva Orleans, agosto 28 - El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Laudrieu, advirtió hoy que ya es demasiado tarde para evacuar, y mostró su confianza en que la ciudad está preparada para a la llegada de “Isaac”, que tocará tierra en la costa estadounidense del Golfo de México esta noche o mañana en forma de huracán.

“Habíamos recomendado a la gente que quisiera hacerlo que se fuera de la ciudad con suficiente antelación. Pero ese margen ya ha pasado, ahora es demasiado tarde”, aseguró Laudrieu en una rueda de prensa.

Según explicó, ahora ya es momento de que la gente se prepare, se asegure de tener lo necesario, cubra las ventanas, despeje garajes y jardines y se disponga a “quedarse en casa esta noche jugando a las cartas”.

“Confiamos en que hemos hecho todo lo que podíamos hacer en los últimos años para asegurarnos de que somos capaces de lidiar con este tipo de tormentas”, dijo el alcalde, quien en las últimas horas ha ofrecido también múltiples entrevistas con medios locales insistiendo en que “estamos preparados para lo peor”.

Mañana se cumplen siete años desde que el huracán de categoría 3 “Katrina” arrasó esta ciudad, donde murió la gran mayoría de las 1.800 víctimas mortales que dejó a su paso por EE.UU. Fue el huracán más costoso y letal de la historia de este país.

El alcalde insistió en que “Isaac” no trae tanta fuerza como “Katrina” y se espera que, en caso de tocar tierra en Nueva Orleans, lo haga en forma de huracán de categoría 1, sobre un máximo de 5, en la escala de Saffir-Simpson.

Mientras, la ciudadanía ultimaba hoy los preparativos para hacer frente a una tormenta que también mantiene en alerta a las zonas costeras del resto de Luisiana, así como de Alabama y Misisipi, donde igualmente se agilizaban los trabajos y se movilizaba a las fuerzas del orden y de rescate.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. advertía hoy que en las próximas horas “Isaac”, que tiene vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, seguirá fortaleciéndose.

Este organismo, que en su boletín de las 15.00 GMT situó el centro de la tormenta a 269 km al sureste de Nueva Orleans, prevé que la marejada ciclónica cause olas de hasta cuatro metros en el sur de Luisiana y Misisipi, y de hasta más de dos metros en Alabama y la costa norte de Florida.

En declaraciones a CNN, el general Russel Honore, responsable de las operaciones de rescate durante el “Katrina”, pidió hoy a la población de Nueva Orleans que “escuche a las autoridades, se prepare para posibles inundaciones y cortes eléctricos y no se aventure a salir a la calle” cuando llegue la tormenta.

“Estén pendientes de las personas de su entorno que vivan solas, comprueben que tienen lo que necesitan y permanezcan en sus casas”, añadió este respetado general, ya retirado.

El aeropuerto Luis Armstrong de Nueva Orleans permanece hoy cerrado y advierte en su web que no servirá de refugio como hizo tras “Katrina”. También se han cancelado las clases para hoy y mañana, así como los transportes públicos.

“No esperen a que se declare el desastre. Estén ya preparados”, insistió hoy el director de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) de Estados Unidos, Craig Fugate.

Desde “Katrina”, Nueva Orleans ha invertido 10.000 millones de dólares en fortalece su sistema de diques para proteger la ciudad del oleaje ciclónico.

“Ahora tenemos una inversión de 10.000 millones de dólares en un sistema de diques para un huracán de categoría 3″, explicó Landrieu. “Esta tormenta no está cerca de eso, así que en este momento estamos muy confiados en nuestra capacidad de reacción”.

“La mala noticia es que estas tormentas siempre traen algo inesperado. Ahora lo que nos está preocupando es lo lentamente que avanza”, explicó el alcalde, quien detalló que normalmente suelen desplazarse a unos 30 km/h, pero ésta avanza a 17 km/h.

En cualquier caso, insistió en que las autoridades de todos los niveles están trabajando coordinadamente y “tenemos la sensación de que estamos en muy buena forma en materia de preparación”.

“La cuestión es que todo el mundo tiene que hacer lo que se supone que tiene que hacer: por eso le estamos diciendo a la gente que aunque va a ser de categoría 1, los vientos van a ser fuertes y pueden hacer daño”, explicó.

En ese sentido, recordó que “la forma en que la gente sufre daños en este tipo de tormentas es no tomándoselo en serio, no siendo humildes y haciendo estupideces como ir a la orilla del agua a ver lo que se siente”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3605 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n213047.htmlCUS