El triunfo del “NO” en Bolivia, es victoria para Suramérica

Es posible que la opinión que tenemos del triunfo del "NO" en Bolivia pueda costarnos algunos denuestos y calificativos por parte de camaradas, que quisieran oír o leer otro concepto. Pero igual lo hacemos; como en la oportunidad de la guerra de Las Malvinas, cuando expresamos que la derrota del gobierno argentino de la época en esa desafortunada aventura, era una bendición para el proceso de cambios en la hermana república.

En esa oportunidad sostuvimos que una victoria de la dictadura en la guerra de Las Malvinas, representaba la peor derrota para Argentina y su bravo pueblo digno heredero de José de San Martín, porque creímos entonces, y seguimos creyendo ahora que el triunfo frente al Reino Unido, habría servido para atornillar en el poder a los genocidas que entonces pisoteaban la patria de los gauchos y luego pasarían a la historia como héroes. Bastante porrazos recibimos entonces por esa posición, que algunos consideraron "Pitiyanky". Asumimos la responsabilidad y hoy seguimos pensando igual.

Hoy, frente al triunfo del "NO" en Bolivia, lejos de mirarlo como una traición, o como una desgracia para la revolución de la hermana república plurinacional, lo vemos, como un triunfo para el proyecto de Evo Morales y para el proceso Bolivariano en América Latina, El Caribe y el mundo, donde los pueblos en píe de lucha, han asumido el pensamiento de Hugo Rafael Chávez Frías, como la antorcha filosófica para iluminar la nueva senda de la liberación.

La inclinación del electorado por el "NO" en Bolivia, es un llamado de atención y un consejo del pueblo, para que cambiemos de táctica y olvidemos el proyecto de hiperliderazgos y avancemos hacía la construcción del un movimiento revolucionario fuerte, con músculo ideológico para el combate y el poder popular organizado para quebrar el espinazo a la derecha apátrida y globalizadora, que se aprovecha de nuestros errores, para asestarnos las mortíferas puñaladas traperas. Los resultados de Bolivia nos enseñan que los líderes con arraigo, claridad ideológica y capacidad de conducción de masas, son más útiles a la causa en frentes de batallas, para fortalecer la organización y la conciencia ideológica, que en cargos ejecutivos, donde sobreviene el desgaste y la fuerza del poder se traga a la revolución.

Evo Morales, fuera de la gestión de gobierno, pero al frente del MAS y los movimientos sociales, será el gigante de la causa bolivariana, el huracán contra la oligarquía, suramericana y caribeña y el líder necesario para seguir adelante. Si a Evo Morales, sumamos la fuerza indiscutible y hasta ahora subutilizada del liderazgo del actual, presidente Manuel Correa en Ecuador y el nada despreciables de Cristina Fernández, en Argentina, fuera de sus compromisos como gobernantes, pero al frente del pueblo, conduciéndolo por los caminos de la victoria, podemos asegurar, que el bolivarianismo, ahora es cuando se arraiga en este continente y el mundo.

En Venezuela y Argentina, derecha ha golpeado con fuerza, pero no es nada irreversible. Si quienes tienen la responsabilidad de defender el legado de Hugo Chávez y Néstor Kirchner, reconocen e identifican sus errores, para corregir las desviaciones podemos decir, que como sentencia el viejo refrán criollo, esas victorias circunstanciales de la derecha son: "Alegrías de tísico". Porque no tienen bases populares para sustentarlas y porque su sed de venganza y el odio que les anima, les ha hecho caer en la estulticia y bien temprano están cavando su tumba, tanto en Argentina, como en Venezuela, donde Macri y Ramos Allup, se han convertido en "Chivos eléctricos", que ni siquiera saborean la miel de la cuota de poder, sino que quieren más. Ahí les cae otra sentencia popular, "Quien mucho abarca poco aprieta". Esa debilidad del fascismo tenemos que aprovecharla desde la izquierda, para que el triunfo del "NO" en Bolivia, sea una victoria para Suramérica, el Caribe y el mundo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5613 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cástor Díaz

Cástor Díaz

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /internacionales/a223476.htmlC0US