Vuelve a sonar la pandereta

Se decía de España que era un país de pandereta y que afortunadamente se había logrado erradicar esa imagen, imagen conseguida con siglos gobernados por el caciquismo, dictaduras y bipartidismos debido a un pueblo de analfabetos que incluso exclamó ¡vivan las caenas!

Llegó el siglo XXI con el analfabetismo erradicado y el principio del fin del bipartidismo desde el 20D de 2015 y, Podemos hace sonar la pandereta del machismo más rancio que creíamos abolido porque su diputada Carolina Bescansa acude al Congreso de los Diputados con de su bebé de siete meses, dando pie a muchos elementos para sacar la pandereta tanto tiempo en desuso, la mayoría son del partido gobernante e incluso algunos diputados del hasta ahora el segundo partido mayoritario, no quieren recordar que la senadora de su partido Yolanda Pineda hizo lo mismo en el 2012 así como otros casos en España, Mónica García en el 2015, en 1991 también lo hizo la diputada de IU Nines Maestro. En otros países también ha ocurrido, pero no tienen panderetas para hacerla sonar ni la desvergüenza de nuestros supuestos representantes políticos, cuando lo hicieron la danesa Hanne Dahl en el 2009, las italianas Licia Ronzulli en el 2010 y Daniela Aiuto en el 2015 o la argentina Victoria Donda Pérez en el 2015.

Todo es criticable si es contra Podemos, también el pelo y por una señora que dice que la puede infectar parásitos, mayores parásitos son los diputados que se pasan en día con juegos, viendo lencería, revistas de mujeres hermosas y con poca ropa…

Criticar a Podemos es lo importante porque temen su programa, pero callan ante la presencia del diputado por el PP Pedro Gómez de la Serna, imputado por sus negocios como asesor de empresas españolas en el extranjero, callan ante la corrupción generalizada de un partido político concreto, de los 50.000 M de deuda al erario público que no quieren cobrar por ser muchos los amigos defraudadores, de la pena de cárcel de cuatro años por sustraer una bicicleta municipal, y por los cientos de millones supuestamente robados por directivos y consejeros de Caja Madrid/Bankia, o los de algún borbón al erario público nadie en la cárcel, y si ha llegado a entrar alguien, el juez expulsado, no faltaba más.

No hablan de la presentación por Podemos de la Ley de Emergencia Social para parar desahucios, universalizar la sanidad y poner fin a la pobreza energética con el escaso impacto económico que conllevaría, diferente al presentado por el PSOE que presenta 15 puntos algunos coincidentes con Podemos, pero con ambigüedad al no concretar la formas legislativas que implica. Por supuesto tampoco de C´s que solo plantea una España-Grande-Libre y desde luego ninguna del PP, ya que está rumiando donde aplicar más recortes con la ayuda para gobernar, sea en gran coalición o una abstención que pueda hacerlo en minoría.

Hay que atacar a Podemos, se barruntan de nuevo el grito ¡vivan las caenas!, en este caso por los voceros y medios periodísticos que lo disfrazan en supuestos debates políticos por una pléyade de estómagos agradecidos conocidos, entre ellos el antiguo líder de CCOO Fidalgo, el ex presidente de la CAM Leguina, o el antiguo líder del Grapo Pío Moa, aparte de los periodistas pagados por la Conferencia Episcopal y los supuestamente pagados por el partido gobernante, todos proponiendo la gran coalición sin tapujos.

O los partidos salidos de las urnas que son capaces de negar a Podemos, puestos en la mesa del Senado, o grupos en el Congreso a Comú-Podem, En Marea y Compromis-Podem cuando reclaman su derecho a tener grupo parlamentario propio y pidiendo flexibilidad a la Mesa de la Cámara, en una palabra democracia, cuando otros sí los tienen con menos votos y sin competir entre ellos, PNV y ERC. Apoyados por la desfachatez del líder naranja al decir "el 70% de los españoles se han puesto de acuerdo Pablo, no sé si lo sabes", o la de Bieito Rubido (tertuliano COPE): "Esto es la suma de casi 20 millones de votos de españoles que respaldan ese acuerdo", son algunos ejemplos. Estos son los que siguen considerando al pueblo español analfabeto, ahora su analfabetismo es político como dijo Bertolt Brecht, al pedir un gobierno tripartito porque representa el 70 % de los votos, esos mismos que durante los cuatro años gobernado el PP con el 33% de los votos y mayoría de escaños no decían nada, mayoría de escaños conseguida por el injusto sistema D´Hont, sistema que discrimina a la población en votantes de 1ª, 2ª y 3ª categoría y a la que se niegan reformar los hasta ahora dos grandes partidos dado que les perjudicaría, no quieren el más igualitario sistema democrático, un ciudadano un voto, sea de donde sea. Porque prefieren la pandereta.

ecenten@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 673 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /internacionales/a221210.htmlC0http://NON-VEca = .