La fascistización del Imperio

Nota de Aporrea: Sermos Galiza es un periódico de Galicia, en lengua gallega

Editorial de Sermos Galiza publicado el 5 de Julio de 2013

Pocas bromas con lo que está pasando estos días en el mundo. Estamos asistiendo a un proceso de degradación de las instituciones internacionales, comenzado por la ONU, y de endurecimiento de las posiciones abiertamente anti-democráticas, esto es, anti-populares, del Imperio norteamericano. Estamos asistiendo a un proceso de rápida fascistización del poder imperial estadounidense.

La revelación realizada por Edward Snowden a dos periódicos de la reputación de The Guardian y The Washington Post sobre que los Estados Unidos estarían espiando masivamente a ciudadanos y países del planeta, y muy singularmente a Estados de la Unión Europea, puso al desnudo que Washington no tiene escrúpulos de ninguna clase a la hora de imponer su hegemonía mundial, haciendo añicos conquistas civilizatorias como el derecho a la privacidad o el secreto de las comunicaciones.

Admira que el momento de mayor avance tecnológico de la Humanidad, de desarrollo imparable de la ciencia, se produzca en paralelo con el mayor retroceso de las libertades y de los derechos civiles en décadas, como producto además de un pacto abierto y confeso entre el Estado norteamericano y corporaciones privadas gigantes como Apple, Facebook o Microsoft.

No es sólo el espionaje masivo, es también la vergüenza de Guantánamo, son también las ejecuciones extrajudiciales -con violación de fronteras soberanas- que con harta frecuencia perpetran los aviones no tripulados, los siniestros Drones. Washington decide quien y cuando debe morir. Sin juicio previo. Como en el Far West. Peor que en el Far West: porque ahora no hay frontera detrás de la que protegerse.

¿Y qué decir de la UE? Ante la revelación del espionaje masivo al que están sometidos sus Estados y ciudadanos, Bruselas elevó una débil protesta. Pura fachada que se vino abajo cuando Washington llamó a rebato para que no se permitiese la entrada en el espacio aéreo de Portugal, Francia, Italia y España del avión que transportaba a Evo Morales y en el que algunas fuentes situaban a Edward Snowden. Ahí los europeos se arrodillaron ante el emperador y mostraron que su dignidad es igual a cero. Un episodio que, en contraste, agigantó la figura de Morales -se negó en todo momento a que el avión boliviano, inviolable de acuerdo con la legalidad internacional, fuese registrado. Se puso a la vez en evidencia que la Unión Europea es un apéndice del Imperio y que en este momento América Latina es la esperanza.

Y justo en el medio aparecen los militares y consuman un golpe de Estado en Egipto, que depone a su presidente legítimo y suspende una Constitución aprobada en diciembre de 2012 por el 62% de los votantes. El Imperio fascistizado, por supuesto, no condena el levantamiento golpista, pero tampoco lo hacen ni la UE ni la ONU.

La situación mundial es de extrema gravedad. Los pueblos deben reaccionar. Hay muchas asignaturas pendientes que aprobar. No esperamos nada de los Estados de la UE. Sí de América Latina. Esperamos que se haga justicia y que, para comenzar, alguno de los Estados americanos -Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba...- accedan a la petición de Snowden y le concedan asilo.

 

Versión del editorial en galego:

A fascistización do Imperio

Poucas brincadeiras co que está a pasar estes días no mundo. Estamos a asistir a un proceso de degradación das institucións internacionais, a comezar pola ONU, e de endurecimento das posicións abertamente anti-democráticas, val dicer, anti-populares, do Imperio norteamericano. Estamos a asistir a un proceso de rápida fascistización do poder imperial estadounidense.

A revelación realizada por Edward Snowden a dous xornais da reputación de The Guardian e The Washington Post sobre que os EUA están a espionar masivamente a cidadáns e países do planeta, e moi nomeadamente a Estados da Unión Europea, puxo a nu que Washington non ten escrúpulos de ningunha caste á hora de impor a súa hexemonía mundial, esnaquizando conquistas civilizatorias como o direito á privacidade ou o segredo das comunicacións.

Admira que o momento de maior avanzo tecnolóxico da Humanidade, de desenvolvimento imparábel da ciencia, se produza en paralelo co maior retroceso das liberdades e dos direitos civís en décadas, como produto ademais dun pacto aberto e confeso entre o Estado norteamericano e corporacións privadas xigantes como Apple, Facebook ou Microsoft.

    Agardamos que se faga xustiza e que, para comezar, algún dos Estados americanos -Venezuela, Bolivia, Cuba...- accedan á petición de Snowden e lle concedan asilo

Non é só a espionaxe masiva, é tamén a vergoña de Guantánamo, son tamén as execucións extraxudiciais -con violación de fronteiras soberanas- que acotio perpetran os avións non tripulados, os sinistros Drones. Washington decide quen e cando debe morrer. Sen xuízo previo. Como no Far West. Pior que no Far West: porque agora non hai fronteira detrás da que se protexer.

E que dicermos da Unión Europea? Perante a revelación da espionaxe masiva á que están submetidos os seus Estados e os seus cidadáns, Bruxelas elevou un débil protesto. Pura fachada que se veu abaixo cando Washington chamou a rebato para que non se permitise a entrada no espazo aéreo de Portugal, Franza, Italia e España do avión que transportaba a Evo Morales e no que algunhas fontes situaban a Edward Snowden. Aí os europeus axeonlláronse perante o emperador e mostraron que a súa dignidade é igual a cero. Un episodio que, en troca, axigantou a figura de Morales -negouse en todo momento a que o avión boliviano, inviolábel de acordo coa legalidade internacional, fose rexistrado. Púxose á vez en evidencia que a UE é un apéndice do imperio e que neste momento América Latina é a esperanza.

E xusto no medio aparecen os militares e consuman un golpe de Estado en Exipto, que depón o seu presidente lexítimo e suspende unha Constitución aprobada en Decembro de 2012 polo 62% do corpo eleitoral. O Imperio fascistizado, por suposto, non condena o levantamento golpista, mais tampouco o fan nen a UE nen Nacións Unidas.

A situación mundial é de estrema gravidade. Os pobos deben reaxir. Hai moitas materias pendentes que aprobar. Non agardamos nada dos Estados da UE. Si de América Latina. Agardamos que se faga xustiza e que, para comezar, algún dos Estados americanos -Venezuela, Bolivia, Cuba...- accedan á petición de Snowden e lle concedan asilo.
 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 969 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Sermos Galiza (Editorial)

Periódico de Galicia, en lengua gallega, con orientación nacionalista de izquierda


Visite el perfil de Sermos Galiza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /internacionales/a169639.htmlCUS