Siria: el juego final, "victoria rápida" en el Medio Oriente o un gran siniestro regional

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org



Muchos piensan que lo que está ocurriendo en Siria está llegando a su clímax. Occidente e Israel se refieren abiertamente a un “juego final” que llegará pronto. Cualquier iniciativa planteada por el Presidente Bashar Al Assad es rechazada desde un principio, como aquella que él planteó a comienzos de este año. Lo único que ellos exigen es su renuncia y la transferencia del poder a la oposición que cuenta con el apoyo Occidental.

Las señales de una inminente intervención extranjera se hacen cada vez más tangibles.

De acuerdo con medios israelíes, el país será anfitrión de maniobras militares multinacionales en gran escala con la participación de fuerzas aéreas extranjeras. Los participantes se ejercitarán en combates aéreos y bombardeos al tiempo que realizan vuelos a baja altura. Los aviones y las tripulaciones llegaron a Israel hace unos días para familiarizarse con posibles escenarios de la situación en Siria, incluyendo contramedidas en caso de ataques químicos. La radio del ejército israelí informó que fuerzas de despliegue rápido fueron destacadas en la frontera jordana. La guerra que continua en Siria y su posible desplazamiento hacia Jordania serían las razones (1). Según la agencia Haaretz, el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu sostuvo reuniones secretas en Jordania con el rey Abdullah II con el objeto de discutir posibles acciones conjuntas.

Debka, una página web israelí de inteligencia de fuentes abiertas informó citando fuentes occidentales que Tsahal (Fuerzas de Defensa de Israel) y líderes insurgentes sirios habían tenido conversaciones clandestinas en Jordania antes de las operaciones conjuntas de Estados Unidos e Israel con el objeto de defender los Altos del Golán. (2)

En realidad acciones nocturnas de combate se llevan a cabo en Siria entre las fuerzas del gobierno y de la oposición apoyada por Estados Unidos e Israel y también operaciones de fuerzas especiales jordanas con el propósito de capturar puestos de observación en la frontera y suministrar orientación contra blancos civiles y militares en caso que se den batallas en gran escala.

En cuanto al Pentágono, la necesaria infraestructura para las acciones ofensivas ya existe en la región, esto incluye las instalaciones de la OTAN en Turquía y otros recursos. El Grupo de Ataque Eisenhower USS (portaviones) se ha acercado a las costas de Siria, existen alrededor de 20 navíos en el área incluyendo algunos con dotación aérea y un personal de diez mil hombres. Los sistemas Patriot de la OTAN están siendo transportados hacia Turquía. Existen tropas listas para el combate desplegadas en Kuwait, Catar, Bahrain y en los Emiratos Árabes Unidos. Según recientes estimaciones militares norteamericanas, se requeriría de una fuerza de unos 75 mil hombres para la misión de capturar las instalaciones sirias de armamento químico –para decirlo claramente, para derrocar al gobierno de Assad. Por otra parte, no se excluye la posibilidad de una operación terrestre más extensa. La meta es garantizar la paz luego de la caída del régimen –en otras palabras, un gobierno leal a Estados Unidos. (3)

El escenario de la intervención ha sido elaborado durante los últimos meses. La misión consiste en impedir que el armamento biológico y químico sea empleado o que caiga en manos de extremistas. De este modo, se agregan nuevos pretextos, como aquellos en los días previos a la intervención en Irak, por ejemplo, la amenaza de proliferación de tecnologías nucleares y Al Kaida echando raíces en Siria.

Repentinamente expertos norteamericanos han comenzado a expresar preocupación sobre la seguridad en torno a 50 toneladas de uranio no enriquecido que supuestamente se encuentran almacenadas en Siria. David Albright, jefe del centro de estudios Instituto para la Ciencia y Seguridad Internacional, con base en Estados Unidos y especializado en el programa nuclear iraní, fue citado por el Financial Times, diciendo que “Existe una verdadera preocupación en torno a qué ha pasado con el uranio que Siria tenía planeado emplear en el reactor Al-Kibar antes que este fuera destruido.” Agregando que “Sin duda alguna que si Siria se encuentra en guerra civil, el paradero de este uranio está preocupando a algunos gobiernos.” No existen evidencias concretas en relación a este uranio no enriquecido. El reactor nunca fue reconstruido luego de ser bombardeado por Israel en el 2007. El Sr. Albright ha conseguido sus propias fotografías satelitales del lugar denominado Marj Al-Sultan y señaló que las autoridades sirias han construido trincheras defensivas en torno a las instalaciones. Pareciera que las fotografías también muestran evidencias del daño que normalmente se asocia con ataques militares. “Uno podría sacar la conclusión de que podría haber algo en el sitio que las autoridades sirias están dispuestas a defender de las fuerzas de oposición.” Dijo el Sr. Albright.

“Sería interesante saber de qué se trata.” Tales argumentos recuerdan las falsas acusaciones que Saddam Hussein había adquirido la misma cantidad de uranio en Nigeria. Nunca hubo ninguna confirmación, pero sin embargo esto se empleó persuasivamente como un argumento sólido. No se requiere de mucho esfuerzo de parte de aquellos que lo inventaron aunque criticaran al Sr. Bush por su enfoque demasiado simplista. (4)

La autoridad para testificar sobre la presencia de Al Kaida en Siria recayó en el Primer Ministro israelí, Banjamín Netanyahu. Hablando en una reunión de gabinete el 6 de enero recién pasado, señaló “Estamos dispuestos a construir un vallado idéntico, con algunos cambios menores, en el actual territorio a lo largo de los Altos del Golán. Sabemos que al otro lado de nuestra frontera con Siria, hoy en día el ejército sirio se ha retirado y en su lugar están las fuerzas de la “ yijad global”. La “Yijad Global” es el término que Israel emplea para referirse a las fuerzas aliadas de Al Kaida.

Los rebeldes sirios incluyen a algunas de las agrupaciones aliadas de Al Kaida. “Estamos coordinando nuestra inteligencia y preparación con Estados Unidos y otros países de manera que pudiéramos estar listos para cualquier escenario o posibilidad que se presente.” Dijo Netanyahu. Su oficina no especificó cuanto tiempo demoraría en completar el proyecto. Según fuentes israelíes, la ciudad capital de Cuneitra en gran parte destruida y abandonada en 1967 situada entre los Altos del Golán y Damasco, se ha convertido en el trampolín de Al Kaida.

Estados Unidos y sus aliados han vuelto por pura inercia a los métodos que emplearon en Irak. Tanto es así que tratan de extraer lecciones de las experiencias negativas y diversificar sus tácticas. Se han planteado una misión doble –derrocar a Assad tan pronto como puedan e impedir que los ultra nacionalistas y musulmanes radicales se alcen con el poder. Entienden que el tiempo está contra ellos, porque no se trata de amigos liberales occidentales sino de extremistas que realizan la mayor parte de la lucha en el campo de batalla de manera que la operación no la demorarán mucho más.

En momentos en que se inicia el nuevo año, pareció que un consenso sobre una solución gradual del problema iraní se estaba materializando entre Occidente y los regímenes hostiles a Irán de Arabia Saudita y Catar. La primera parte del plan está dedicada a deshacerse de los aliados de Irán, como ser Siria y el Hezbollah del Líbano con el objeto de disminuir la capacidad de Irán de influir en la situación del Medio Oriente. Luego entonces los iraníes se habrán debilitado debido a las sanciones para evitar una guerra total con sus correspondientes consecuencias que ocurrirían en caso que el país sea objeto de un ataque directo. Todo lo cual permitiría debilitar considerablemente al Presidente Ajmadineyad antes de las elecciones a mediados de julio de este año. La combinación de críticas culpándolo por los errores internacionales y por los efectos de las sanciones, crearían las condiciones favorables para emplear la experiencia acumulada en terreno iraní.

Tomando en consideración la realización de estos planes, se requiere que el poder en Siria se consolide en “las manos de las fuerzas correctas” existe toda clase de razones para concluir que una operación en gran escala sería lanzada no más allá del mes de marzo de este año.

Esta conjetura se basa en el hecho que el ejercicio militar combinado de Estados Unidos e Israel se reprogramó desde el otoño del año pasado para marzo del 2013 –se calcula que Estados Unidos pondrá 20 mil hombres. De acuerdo con algunos expertos, en general, los hechos se desarrollarían de la siguiente manera: El pretexto sería establecer un control sobre el armamento químico y biológico y liquidar totalmente a Al Kaida con el empleo de una fuerza de Estados Unidos de 20 mil hombres trasladada a Damasco. Irrumpir a través de los Altos del Golán hacia Siria no sería posible debido a los campos minados. De manera que sería más probable penetrar en Siria a través de Jordania.

Es improbable que los israelíes abiertamente traten de cruzar la frontera siria, de manera que su supuesta misión sería la de neutralizar al aliado de Siria, el Hezbollah en el Líbano. Recordemos el fracaso israelí del año 2006 las fuerzas israelíes tratarán de destruir totalmente la capacidad de lucha del enemigo, algo que inevitablemente causará daños considerables y la pérdida de vidas en la población civil.

La experiencia en Libia y las más recientes lecciones aprendidas en Siria, demuestran que dos grandes componentes jugarían roles claves: la fuerza aérea lanzando ataques misilísticos y las operaciones especiales. Estas últimas serán empleadas en una escala mucho mayor que en Libia donde el SAS de Gran Bretaña actuó solo. Según Debka, unidades SEALS norteamericanas (aire, mar y tierra) y la “mista’aravim” (israelíes disfrazados como árabes) más efectivos de Polonia y de la República Checa (¿Qué hacen estos aquí?). La misión de las unidades mencionadas consistirá en establecer rutas para las fuerzas de oposición aliadas con el pretexto de custodiar las instalaciones donde se almacena el armamento químico y biológico e impedir su empleo por parte de terroristas o contra la “población” por parte del gobierno sirio. Las formaciones musulmanas serían cortadas en dos y neutralizadas con el objeto de impedir una repetición de lo que ocurrió en Libia.

En general, aparentemente es como actuaría la coalición anti-Assad si se toman en cuenta los planes y las declaraciones. Aunque estaría faltando una cosa –una evaluación de las consecuencias de esta planificada aventura para los civiles sirios y la estabilidad de la región. A este respecto, existe todo tipo de razones para conjeturar que habrá más caos y sufrimiento humano, una nueva fuente a largo plazo de hostilidad étnica y tensión confesional que se harían presentes. Resulta difícil imaginar que todo esto se limite a las fronteras sirias.

La presencia de una flotilla naval rusa en la región resulta oportuna, produce un efecto de sobriedad. Los navíos llevan marines a bordo… El periódico The Sunday Times cita una fuente rusa diciendo que “Rusia debería prepararse para cualquier desarrollo si cree que la situación en Siria pudiera alcanzar su punto más álgido antes de la Semana Santa.” El diario en idioma árabe Ad-Diyar que se edita en el Líbano aparece un tanto exagerado cuando señala que una armada rusa compuesta por 71 navíos se estaba acercando a las costas sirias con 62 mil marinos a bordo. Agencias informativas citan fuentes no identificadas de los servicios navales, diciendo que el mando de la armada desea que los navíos estén cerca de Siria por si se necesita. El plazo de su arribo dependerá de la situación.



1.- http://mignews.ru/nnews/politic/world

2.- http://www.debka.com

3.- http://www.zman.com/news/2012/12/10/140670.html

4.- http://mignews.ru/news/society/world/090113_93553.html


Nota.- Sus comentarios y opiniones sobre este artículo serán bienvenidos en

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2269 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a157649.htmlCUS