Rebelión en Europa contra la bota alemana

La situación en Europa es cada vez más crítica, sobre todo en España, Portugal, Italia y Grecia, ésta última al borde de una confrontación civil y todo gracias al paquetazo de Ángela Merkel y el Fondo Monetario Internacional, que ha llevado a la quiebra total de la economía en esos países, azotados por los gobiernos de los banqueros.

Las manifestaciones de trabajadoras y trabajadores de los diferentes estratos profesionales forman parte del día a día en la mayoría de los países europeos, donde los gobiernos están aplicando con toda la fuerza del Estado, la formula neoliberal Merkel – FMI, que ha llevado a una cadena de suicidios, debido a la desesperación de las personas particularmente de clase media, que luego de décadas viviendo, con las mínimas comodidades, que preservaban su calidad de vida, inesperadamente se han visto arruinadas y en situación de calle, razón por la cual muchos han preferido poner fin a sus días antes que ir a hurgar en los basureros en busca de un contaminado mendrugo.

Uno de los casos más sonados y que conmovió a la sociedad española, fue el de una ex concejal socialista del país vasco, que se lanzó al vacío desde el balcón de su apartamento, ubicado en un cuarto piso, en momentos que un piquete de policía apoyados en la decisión de un tribunal, subían para desalojarla de lo que por décadas había sido su decorosa habitación. Y por la cual tendría que continuar pagando al banco hipotecario, con su salario o con sus ahorros, porque aún cuando el inmueble iba a ser rescatado, la deuda continuaba; tal cual como ocurría en Venezuela, antes de la revolución, con los créditos indexados y las cuota balón.

Los países cuyos gobiernos han aceptado con beneplácito la bota alemana, están convulsionados, porque la ciudadanía que es la que paga las consecuencias está en la calle reclamando soberanía y respeto para la nación.

En España, gente de todas las edades y estratos sociales se mantienen en las calles protestando contra una monarquía corrupta, un ejecutivo y un parlamento cómplices del saqueo de los banqueros al país y de la pauperización de toda la población. Los españoles no aceptan la Ley de hambre, que les están aplicando como es la rebaja de salarios, la eliminación de las conquistas sindicales, el aumento de la edad para la jubilación y toda una serie de atropellos, que en contra del pueblo europeo impone la formula Merkel – FMI, la misma que la ultra derecha pretendía de la mano de Henrique Capriles Radonski, aplicarnos a los venezolanos.

En Italia, la situación no es diferente y está siendo capitalizada por Berlussconi, para lanzar su candidatura para el 2013, como primer ministro, luego que su gobierno fuese golpeado por la arremetida del neoliberalismo salvaje, que dio al traste con la larga estada de la centro derecha en el poder, que había capeado todos los temporales, por corrupción, por escándalos de prostitución y otros vicios, proyectados desde el gobierno, en la persona de Il Cavallieri.

Este personaje en ese pasado reciente confrontó con todo, a la señora Merkel, a la que ofendió en público, con aseveraciones que fueron consideradas por la comunidad internacional, como indignas de un mandatario ó, de un caballero, cuando hizo un comentario subido de tono, refiriéndose al aspecto físico de la gobernante teutona. Ahora nuevamente arremete contra la dama, quien también muy veladamente ha respondido a los ataques de Berlussconi, señalando que Italia está cumpliendo ejemplarmente con sus compromisos y que cree que los italianos, no van a cambiar el proyecto que les encamina hacía la recuperación del país.

En la calle por su parte el pueblo no cesa de protestar contra lo que denominan el mandato alemán y están pidiendo la renuncia del actual gobierno, que a juicio de Berlussconi y los manifestantes ha aceptado de manera vergonzosa los lineamientos del gobierno alemán, que aprovecha la actual situación parta fortalecer su economía a costa de la ruina del resto de Europa. Il Cavallieri, ahora promete estructurar una poderosa plataforma de centro derecha , para rescatar a Italia de las cenizas, en que la ha convertido las formula Merkel-FMI.

En Portugal, víctima también del paquetazo, el gobierno ha tenido que torear la situación y dar marchas y contra marchas para contrarrestar la presión popular, que tampoco quiere transigir ante el modelo económico importado. Grecia, es un capítulo a parte, porque ha sido uno de los pueblos más golpeado por este modelo capitalista salvaje y está a las puertas de una implosión social, que pudiera llevar a una guerra civil.

Frente a este panorama y colocando por delante el lamento por la desgracia de nuestros pueblos hermanos de la vieja Europa, podemos decir, que en el “Nuevo Mundo”, con el liderazgo bolivariano, cuya llama ha incendiado la pradera en el Caribe, el Continente americano y fuera de él, estamos en lo cierto, cuando decidimos zafarnos de los organismos financieros multinacionales, que nos venían expoliando y construir nuestra propia arquitectura económica y financiera que cada día se fortalece. Primero en el ALBA, luego con la UNASUR, la CELAC y ahora con el broche de oro en Mercosur.

Esta decisión de los “sudacas” comporta el nacimiento de un nuevo bloque económico, con sus alianzas estratégicas con el mundo árabe y Asia, de manera especial Rusia y China, dos potencias que pesan en la balanza mundial.

Con esto se está demostrando que los pueblos libres tienen otra salida, que no es la del capitalismo neoliberal, que no hubo tal fin de la historia y las ideologías, sino que por el contrario, mientras ese sistema, fracasa, la nueva formula sudaca ofrece calidad de vida, esperanza, soberanía y prosperidad para los pueblos, con una economía sana, que ha creado un muro de contención frente a los coletazos de la crisis del capitalismo imperial. Esto evidentemente que está dando ejemplo al mundo y una muestra, es la rebelión de Europa, contra la bota alemana.

El autor es: Periodista

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a155854.htmlCUS