Gobiernos neoliberales chilenos combaten y rechazan el desarrollo real

 

Ello se comprueba con un solo ejemplo: la entrega del 72% de nuestro

cobre a empresas transnacionales que depredan montes, glaciares, ríos y valles y no aportan tecnología ni dineros suficientes. Existe una poderosa cofradía de políticos que trabajan interesadamente cumpliendo órdenes de intereses extranjeros. Aquí encontrará sus nombres.

Arturo Alejandro Muñoz

EL COBRE, el litio, el mar, los bosques, glaciares y ríos, son solamente una parte de la naturaleza chilena que nuestros gobernantes duopólicos han venido regalando ?mediante inefables y turbios procesos de privatizaciones y concesiones- a manos privadas desde hace más de dos décadas (quizá, cuarenta años realmente, si consideramos que ello comenzó durante la dictadura militar que, en lo económico, laboral y previsional, fue conducida por los economistas neoliberales conocidos con el mote de ?Chicago Boys?).

Siempre que alguien decide rascar o rasguñar la cubierta de esa realidad llamada ?Cobre chileno?, prontamente aparecen bajo la primera capa de pintura algunos manchones que anuncian la podredumbre sita centímetros más al interior. Y en el corazón mismo el tema, casi con luces propias, surge la realidad inmutable que indica un asunto que supera cualquier tragedia económica acaecida en época de conquista americana por parte de europeos ladrones y genocidas paridos por la Historia en los siglos XVI y XVII.  

Como un grito en el desierto, o como un rayo de tormenta azotando el océano, esa realidad de nuestro cobre nos provoca con su vozarrón estentóreo al acusar, sin temor a error, que la Alianza por Chile y la Concertación de Partidos por la Democracia ?unidas en una sociedad de intereses- extreman sus esfuerzos y voluntades para que algunos de sus dirigentes -y asociados empresariales- se enriquezcan hasta el hartazgo, pero que por ningún motivo tal desarrollo debe extenderse en beneficio de la sociedad chilena, pues ello impediría la continuidad del enriquecimiento mórbido de los grupos y del familisterio ya comentados, así como se perdería la exclusividad en el manejo de las riendas del poder.

En palabras simples y de castellano de uso habitual, lo anterior significa, lisa y llanamente, que tanto la Derecha (Alianza) como la Centroderecha (Concertación) han impedido que se produzca el desarrollo armonioso e integral de Chile y su gente. Ambos bloques combaten y rechazan tal desarrollo, pero se esmeran en que el crecimiento económico sea un evento beneficioso sólo para el 05% de la población que controla banca, educación, salud, minería, agricultura, bordemar, bosques, prensa y poderes del estado.

¿Y cómo no decir que lo anterior es un robo en descampado que el duopolio comete contra el pueblo de Chile, si tanto la Alianza como la Concertación renunciaron a que el fisco recibiera setenta millones de dólares diarios al regalarle el cobre a empresas transnacionales? Sí, leyó bien. Dije US$70.000.000 diarios, DIARIOS. En las siguientes líneas usted leerá las impresiones (y afirmaciones) que sobre esta materia han explicitado el investigador político Juan Pablo Moreno y el ex parlamentario Jorge Lavandero Illanes.

Afirma Juan Pablo Moreno: 

El 2011 CODELCO, con una producción de 1,6 millones de toneladas de cobre, vendió unos US$18.000 millones por lo que el ROYALTY pagado a las FFAA fue de US$1.800 millones. En contraposición, el total de la gran minería privada y transnacional -con 3,9 millones de toneladas de COBRE producidas- sólo pagó al Fisco un impuesto total de US$3.600 millones, mientras que CODELCO, con el 28% de la producción entregó US$1.800 millones a las FFAA y US$10.800 millones al Fisco (lo que hace) un total de US$12.600 millones.    Si el sector privado fuera gravado y controlado en la misma forma que CODELCO, (ese sector privado) debería pagar al fisco de Chile US$30.500 millones, casi 9 veces lo que paga hoy.

  Si aplicáramos a las ganancias reales de la minería privada del COBRE lo que pagan las trasnacionales del petróleo en Noruega -6 impuestos que suman 88% de las ganancias totales- deberían pagar US$26.840 millones, por lo que con ese marco de comparación nos están robando -con la corrupta complicidad del duopolio político que co-administra CHILE desde el 12 de septiembre de 1973- US$23.200 millones, casi US$2.000 millones por mes, cerca de US$500 millones por semana y US$70 millones por día.

Y sobre el gobierno de Bachelet, Moreno apunta también responsabilidades del saqueo del cobre en la persona de Andrés Velasco, recordando que ese economista ?concertacionista- aseguró lo siguiente: ?estoy totalmente a favor de la privatización de CODELCO? en entrevista para la revista COSAS que dio el futuro ministro de Hacienda 2006-2010 (gobierno de Bachelet) en octubre de 1998, realizada por la periodista corresponsal de revista COSAS, y también RRPP de las trasnacionales Rockefeller en Nueva York, Karen Poniachick Pollak, que dos años más tarde sería nombrada por el gobierno de Lagos Escobar  vicepresidente Ejecutiva del Comité de Inversiones Extranjeras y el 2006 Ministra de Minería por la Presidenta "socialista" Michelle Bachelet. Pero ?bajada? de su nube de un solo paraguazo por el ministro argentino De Vido, durante el ?asunto del gas?.

Jorge Lavandero, dixit (complementando a Moreno):

El Comité de Inversiones Extranjeras, es la caja negra de la minería chilena, allí se cocinan las inversiones extranjeras, del cómo, cuándo y dónde, además si en vez de capitales frescos, traen frescos con créditos de sus subsidiarias en paraísos tributarios, para nunca pagar un peso con las amortizaciones aceleradas, las ventas de futuro, el envío de concentrado en vez del cobre con mano de obra agregada - Fundido y refinado en Chile-   Allí ?en ese Comité- se estipulan las condiciones para expoliar al pueblo de Chile.

  Le costó  el cargo de Ministro de Minería a Juan Hamilton por tratar de exigir que en las inversiones de la Escondida y los Pelambres se exigiese, que la inversión terminase en cobre refinado en Chile y no como un subproducto sólo concentrado.

  Los chilenos no conocen ese tenebroso organismo que durante un tiempo estuvo a cargo de esa enviada (Karen Poniachik) de las multinacionales del cobre en ese Comité.

  Tengo la peor impresión de ella y del Comité de Inversiones Extrajeras en Chile. En su período se aprobaron muchas cosas incorrectas las que fueron denunciadas en el Senado, en ese comité se opusieron e hicieron desaparecer el acta secreta donde el ministro de minería, Hamilton, exigía refinar el cobre en Chile para invertir. Se opusieron el Ministro Foxley y Ominami e hicieron desaparecer el acta secreta, ¿increíble no?

  Todo esto sirvió  para defenestrar a Hamilton, inventándole un desmalezamiento en la Refinería de Concón, según el mismo me contó antes de morir.

  Otro que, como yo, tuvo que pagar su precio por oponerse a las multinacionales mineras. Estos son hechos que debieran ser públicos.

 Y luego, en otro correo electrónico, Jorge Lavandero agrega:

  ...las múltiples repercusiones en la economía de la evolución en el precio del metal rojo refutan la aseveración efectuada por el presidente del Banco Central, José de Gregorio, que ?Chile es cada vez menos sensible a las fluctuaciones del cobre? (02/09/09, de acuerdo a la última carta semanal de Hugo Fazio).

  Hace algunos años en 2003 en un foro en la CUT, de Gregorio expresó que el mejor negocio para Chile era vender Codelco en US$20.000 millones de dólares y los chilenos vivir de sus rentas. Se equivocó como se equivocó el señor Jorge Cartagena, cuando afirmó en un oficio al Senado que el mejor negocio para Chile en ese momento era vender todo el cobre posible porque jamás el cobre subiría de los US$0,85 CTV en que estaba en ese momento.

  Hemos visto que el precio del cobre ha estado a casi US$4 por libra de cobre y hoy cercano a los US$3 dólares por libra de cobre. Como se ve, el cobre es importante para la confección del presupuesto de la nación y no hay una política para la principal riqueza de este país y por eso mismo además algunos economistas interesados en que se venda Codelco y provenientes del sector privado se equivocan tanto; y lo raro es que en vez de sancionárseles los ascienden a otros cargos de  mayor categoría.

  ¿Entonces cómo pueden resolverse los grandes temas pendientes en Chile?, si hasta el hoy Presidente del Banco Central, José de Gregorio, había aconsejado vender Codelco en una suma que esta institución le  aportó al fisco en sólo los  2 años últimos, o el señor Cartagena vicepresidente de COCHILCO y asesor para el gobierno en estas materias que se equivocó en su aseveración y asesoramiento al gobierno en US$30 mil millones de dólares, ambos perjudicando a todos los chilenos y que como castigo recibieron ascensos en vez de sanciones.

A lo anterior, Juan Pablo Moreno agregaba el año 2009 (publicado en mi artículo ?Cartas del Cobre?):

¿Qué se puede esperar a estas alturas de personajes como los mencionados (por Lavandero)?  Bueno, qué esperar de ellos, y de otros que abundan en el duopolio patrones-mayordomos, como las Poniachick Pollak, los Pato Navia, los Lagos Escobar, los Foxley, los Gustavo Lagos Cruz Coke, los Mardones Santander, los Valenzuela Raby, los Jorge Bande, los Patricks y Alberts Cussen Mackenna, los Guajardos, los CESCO boys, los Frei Ruiz Tagle, los Pato Aylwin, los Ominami, los Larroulet, los Lavín Infante, los Longueira, los Piñera Echenique  y tantos otros que por cobardía política, o simple afán de lucro vendepatria, entregaron el 72% de nuestro cobre, o idearon o han apoyado interesadamente su entrega,  en estos 20 años de democracia tutelada cogobernada y estafa binominal, y 28 años de leyes entreguistas paridas por bien pagados asesores neoliberales en el Parlamento Militar de cuatro miembros, y refrendadas y hasta ampliadas por el Parlamento binominal Concertación-Derecha.  

 Bonus Track del autor del artículo:

  Y si respecto a este delicado tema alguna duda queda todavía en el ánimo del lector, las líneas siguientes deberían aclarar cualquier panorama.

  El diario La Segunda del  martes 25 de Agosto 2009, informó de una cena especialmente preparada en honor de la presidenta Bachelet que se realizaría en Nueva York  el 25 de septiembre. Todo ello con el auspicio de la Barrick Gold y la Petrolera Chevron.

  Los organizadores del evento eran miembros del ?Council of the Americas?, organismo que reúne a las más importantes Empresas Transnacionales que hacen negocios en Latinoamérica (Miembros Corporativos).  La Junta Directiva de ese organismo está encabezada por David Rockefeller como Presidente Honorario y George W. Landau, Presidente Emérito (Embajador de EE UU en Chile 1977-1981).

  Socios de este conglomerado son, entre otros, Empresas CMPC y  Eliodoro Matte, Antofagasta PLC y Andrónico Luksic C., Alvaro Saieh  y CorpBanca, El Mercurio SAP y Agustín E. Edwards, los que con las otras empresas de influencia del continente, toman examen periódico a autoridades estratégicas de la región.

  De hecho, la misma Bachelet ya se había sentado a la mesa del ?Council of the Americas? cuando estaba en plena campaña en el 2006? hay malintencionados que piensan que compromisos contraídos en esa época resultaron después muy bien agradecidos por los empresarios y, particularmente, por el gobierno de EEUU.

  Barrick y su fundador Peter Munk, son entusiastas participantes de este círculo de poder, que recibió el año 2006 el explícito respaldo de Michelle Bachelet para posibilitar su proyecto Pascua Lama, contra la declarada voluntad ciudadana.

  Para el gobierno concertacionista de Michelle Bachelet, el papel que jugaba (y aún juega) The Council of Americas en Chile era (y es) definitivamente, prioritario y relevante en el afianzamiento y desarrollo del modelo neoliberal. Por ello, a objeto de promover el ingreso de Chile a una organización primermundista, Bachelet, durante su mandato presidencial, designó nada menos que a la misma Karen Poniachik como su delegada personal ante la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), la cual organizó la cena que el muy agradecido mundo empresario transnacional preparó ?en honor? de Bachelet ese 25 de septiembre del 2009 en la ciudad de Nueva York.

  Si usted hubiese tenido 400 dólares y estómago suficiente para comer junto a aquella verdadera mafia, debió inscribirse anticipadamente ya que los cupos eran limitados.

  Eso sí, de haberlo hecho, seguramente le habríamos recomendado tener especial cuidado para evitar atragantarse con el resto de concha de algún molusco llevado a esa cena directamente desde las costas de  la región de Atacama, donde la empresa Barrick Gold cuenta con autorización del gobierno chileno para depredar glaciares y estragar seriamente los valles interiores, todo ello en beneficio de explotar hasta su agotamiento en 20 años el cobre, la plata, el oro y el molibdeno que subyace bajo los glaciares que Barrick está destruyendo, y producir unos US$80.000 millones de dólares en ganancias líquidas y libres de impuestos para mejor salud de la economía de dos países de la América del Norte, como son Canadá y USA.

Desde que la dictadura violó la Constitución y la Ley de Nacionalización del COBRE en 1976, en lo referente a las indemnizaciones a las empresas norteamericanas nacionalizadas en 1971, por la vigencia de la Ley Piñera de concesiones mineras con propiedad del subsuelo en 1983, ampliada y refinada por todos los gobiernos de la Concertación, y la vergonzosa medida de 2003 del gobierno de Ricardo Lagos, mantenida por los gobiernos Bachelet y Piñera  para eliminar el control real de Aduanas sobre el contenido de subproductos y metales preciosos en los concentrados exportados por las trasnacionales y el grupo Luksic, CHILE ha perdido US$550.000 millones de hoy por varios conceptos:

a) Pérdida de patrimonio minero por sobre explotación, que rebajó los precios, en 1995-2003

b) Pérdida de ingresos por inexistencia de un verdadero ROYALTY MINERO sobre el sector privado y trasnacional de la gran y mediana minería del COBRE.

c) Un impuesto de apenas 12% sobre a ganancias reales del sector cuprífero privado-trasnacional

d) No control del ROBO de los metales preciosos, instaurado en 2003 por las necesidades políticas del entonces Presidente Ricardo Lagos, duramente cuestionado por el escándalo de los sobres con dineros ilegales y los fraudes triangulados del MOP-GATE, que entregó todo lo entregable para tener el apoyo y "vista gorda" de los poderes fácticos, financieros, trasnacionales y sus medios de prensa, TV, OMGs, Ues y ?Think Tanks?.

e) No existencia de un efectivo control de los préstamos de las casas matrices a altas tasas de interés ni de los contratos de suministro con esas casas matrices de COBRE a precios subvaluados cor respecto a la cotización internacional.

Esta cifra equivale a una vivienda de UF 2.650 ($57.000.000, US$117.000) para cada una de las 4,7 millones de familias pobres que se registran oficialmente en Chile. Todo ello no ha sido posible ?existiendo DE SOBRA- capacidad real para hacerlo, únicamente por que la voluntad política de los últimos seis gobiernos (desde la dictadura a Piñera) así lo ha decidido.

En definitiva, y en resumen,   Alianza y Concertación no pueden desmentir una sola coma de lo expresado en estas líneas, lo cual convierte a ambas coaliciones en opositoras férreas al desarrollo armonioso de Chile y su gente, ya que sus esfuerzos e intereses han estado focalizados siempre en enriquecer a sus dirigentes principales (que conforman el detestable ?familisterio? político) y, muy especialmente, a los propietarios de empresas transnacionales que cuentan con visto bueno del FMI y de Washington para desbrozar, arrasar y expoliar cuanto territorio encuentren más allá de las fronteras donde se alzan sus domicilios y propiedades.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2218 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Arturo Alejandro Muñoz


Visite el perfil de Arturo Alejandro Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /internacionales/a155226.htmlCUS