Calderón: una guerra, 100 mil muertos y asesinados; además del asedio contra la educación


1. Cuatro especialistas en educación, además ajenos a la militancia política: César Navarro, Díaz Barriga, Hugo Casanova y Catalina Inclán coincidieron en sus críticas al sexenio de gobierno de Felipe Calderón en cuanto al enorme deterioro educativo que ha sufrido el país. Calderón impuso, señalaron, una serie de reformas regresivas y fallidas con el disfraz de la “mejora de la calidad que terminó siendo una especie de Frankenstein o metástasis cancerigena con graves secuelas: el ingreso del empresariado que ahora disputa la orientación de la enseñanza pública”. Los cuatro investigadores: Navarro de la UPN y los otros de la UNAM, coincidieron en que si el futuro presidente, Enrique Peña Nieto continúa con la misma línea educativa de arreglos entre las ineficientes autoridades de la SEP y su dependencia a los líderes del SNTE, vamos a estar mucho peor.

2. Me decía mi amigo Artemio Ortiz, de la CNTE Michoacán, en visita que ambos hacíamos anoche al Yo soy 132 de la plantada Revolución, que la intervención permanente de la cacique Esther Gordillo ha sido determinante en el deterioro educativo y en eso coincide con toda la CNTE y con los investigadores en educación. ¿Puede alguien negar el papel determinante que ha jugado la cacique Gordillo en educación a partir de que en 1989 fue impuesta por el presidente Carlos Salinas como secretaria general del SNTE? Le decía que la Gordillo era parte del problema y los líderes venales o charros a la caída de ella tendrían al sustituto; Artemio piensa que si lográramos que caiga del poder muchas cosas se compondrían en educación. De todas maneras, investigadores, sindicalistas, bases magisteriales quisieran que Peña Nieto no apoyara a Esther Gordillo.

3. Señala muy bien la investigadora Inclán: Ni los maestros se reconocieron en la estructura de la ACE porque pasó por encima de ellos. De los arreglos en los programas de educación surgieron modificaciones: Una fue la evaluación universal que –según Navarro- introdujo le reforma laboral a la educación, y otra fue el examen para obtener una plaza; examen que sólo sirve para eliminar a los egresados del normalismo público. Sin embargo, el problema negativo más importante que se ha registrado en educación en todos sus niveles –sobre todo a partir de 1982- es el proceso profundo de privatización. Es lo que determina todo: La privatización determina la mayor miseria de de los millones de estudiantes; ella determina el desplome del presupuesto aplicado en educación, el deterioro de los salarios y prestaciones a los maestros; la falta de lugares en las escuelas.

4. Felipe Calderón tuvo a tres secretarios de Educación profundamente ignorantes en su encargo: Vázquez Mota, Lujambio y Córdova; Esther Gordillo –la cacique del SNTE- superaba ampliamente a los tres en conocimientos sobre la estructura educacional, en trampas y habilidades. No fallaron por ser tres, sino porque ninguno era apto y los colocaron en la SEP mientras llegaba la candidatura presidencial o mientras terminaba el período. ¿Recuerdan que en el sexenio de Fox sólo hubo uno: Reyes Tamez, que sólo sirvió para cargarle la bolsa del mercado a la esposa del presidente? También hubo varios secretarios de Gobernación, de Hacienda, presidentes del PAN o voceros; muchos otros más que sólo ocuparon los cargos para cobrar y hacer negocios. El asunto no depende del número sino del tipo de conciencia social que se tiene y de la actitud ante los problemas de los trabajadores.

5. Los investigadores muy críticos y muy honestos están realmente preocupados sobre los que sucederá en el próximo sexenio que se iniciará entre 10 días. Piensan que si se continúa con la política educativa dominante el país seguirá ocupando los últimos lugares en el mundo. Navarro señala que este sexenio ha sido el de la guerra y el asedio a la educación; Díaz Barriga dice que el sexenio ha sido una tomadura de pelo y el poner en entre dicho a la escuela pública; Casanova remata diciendo que este no fue un sexenio de la educación, por último Inclán apunta: el sexenio no mostró una sola idea creativa arraigada en la escuela mexicana, pues muchas de las acciones fueron dictadas por organismos internacionales. ¿Habrá habido en la historia algún sexenio que no salgamos tan jodidos en educación los mexicanos? Seguramente Vasconcelos, Bassols, Torres Bodet no lo estuvieron tanto. (20/XI/12)

Consulta blog: http://pedroecheverriav.wordpress.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 871 veces.

Pedro Echeverría V.


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.