La próxima cumbre del Movimiento de Países No Alineados en Teherán

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org



Mientras Estados Unidos, Israel y sus aliados europeos están haciendo todos los esfuerzos por aislar a Irán debido a su programa nuclear, la próxima reunión de jefes de estado del Movimiento de Países No Alineados en Teherán pareciera fastidiarles todo el trabajo.

El Movimiento de Países No Alineados, MPNA cuya presidencia rotativa le será entregada a Irán el próximo 26 de agosto, es una importante organización internacional que comprende 120 estados miembros y que representa los intereses culturales, económicos, políticos y sociales del mundo en desarrollo.

Este movimiento que consiste en los dos tercios de los estados miembros de la ONU fue establecido en Belgrado el año 1961 y a pesar del hecho que la mayoría de sus miembros son países en desarrollo, muchos de ellos juegan un papel determinante y definitorio en regiones estratégicas tales como el Medio Oriente, Norte de África y América Latina.

Durante estas últimas semanas, el presidente iraní ha estado enviando emisarios hacia los diferentes países y gobiernos para que asistan a la próxima reunión cumbre en Teherán. La última reunión cumbre de los MPNA se celebró en Sharm El Sheikh, Egipto entre el 10 y el 16 de julio de 2009. En la próxima reunión Teherán recibirá a representantes de 120 países.

Los funcionarios iraníes esperan que un gran número de estados miembros asistan a la cumbre y se entiende, aunque sin mencionarlo, que la asistencia a la conferencia de funcionarios oficiales de diferentes países con sede en Teherán no puede ser del agrado ni del acuerdo de aquellos que desean ver el rol regional de Teherán y su influencia internacional descarrilados.

El MPNA exhibe notables capacidades para dar forma a un nuevo orden mundial sobre la base del respeto a los derechos de las naciones en desarrollo, los cuales a menudo son tratadas de manera indecorosa por las potencias hegemónicas. Con la cooperación activa de los estados miembros, el MPNA podría aplicar sus innumerables potencialidades para liberarse de la dominación de las superpotencias que por lo general están detrás de la explotación de los preciosos recursos naturales de estos países.

Se dice que el MPNA es la organización internacional más grande después de la ONU y que tiene la capacidad para influir efectivamente en el desarrollo internacional si sus estados miembros asumen sus mecanismos seriamente y están convencidos que su participación en el proceso de toma de decisiones y colaboración les ayudará a participar en las ecuaciones políticas y económicas globales. Pueden ayudarse mutuamente influyendo diplomáticamente en eventos importantes tales como en la Asamblea General de la ONU, en la selección de los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad como en la toma de decisiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y así mismo contribuir en el desarrollo de entidades tales como la Unión Africana y la Organización de Cooperación Islámica.

Aunque una característica de los países miembros del movimiento es la no asociación y la no alianza con potencias orientales u occidentales, las potencias emergentes tales como China, Brasil y México asisten como miembros observadores.

Además, países como la India, Indonesia, Arabia Saudita y Sudáfrica que mantienen fuertes lazos con Estados Unidos y son miembros del Grupo de los 20 (bloque de las 20 mayores economías del mundo) son miembros del MPNA.

La presidencia de Irán sobre tan prominente organización internacional se establece cuando la Unión Europea recién ha impuesto su pretendido embargo petrolero contra Irán, prohibiendo a los países europeos importar petróleo desde Irán que es el cuarto mayor productor mundial de petróleo. Al mismo tiempo, Estados Unidos ha impuesto una nueva serie de sanciones contra el sector bancario iraní, penalizando incluso a los bancos extranjeros que realizan transacciones financieras con bancos iraníes.

Estados Unidos, Israel y Europa presionan a Irán en múltiples frentes de manera de aislar al país y minar su poderío regional. Desde propagar la falsía y la mendacidad acerca de Irán y los iraníes en los principales medios de comunicación, hasta lanzar traicioneros ataques cibernéticos contra la red de computadoras que opera las instalaciones nucleares iraníes, sancionando resoluciones anti-iraníes en el Consejo de Seguridad de la ONU, repetidos asesinatos de científicos nucleares iraníes, imposición de sanciones financieras graves y amenazas de guerra.

No obstante, Irán persistente y determinadamente ha tolerado todas las dificultades y se encuentra ahora frustrando las perversas conspiraciones una tras de otra.

La venidera cumbre de los MPNA en Teherán es una oportunidad invaluable para que Irán manifieste sus destrezas diplomáticas y demuestre que es imposible que las potencias agresoras y sus marionetas logren aislarlo.

Aunque se trata de una convención no escrita que no todos los jefes de estado asistirán a cumbres tales como la de los MPNA, es posible adelantar que este importante evento que se llevará a cabo con la participación de varios representantes de alto nivel de diferentes países del mundo, marcará la primavera de la diplomacia iraní y será un golpe demoledor para aquellos que desean a Irán aislado, recluido y débil.

Incuestionablemente el evento demostrará que Irán no se ha convertido en un país solitario y sin amigos, que es lo que Estados Unidos y sus lacayos desean.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1058 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a148316.htmlCUS