Día de la ira

De nuevo ha comenzado el Ramadán, Riad es la capital de La Meca, lugar sagrado para la oración de todo musulmán, quienes tienen que ir aunque sea una vez en su vida a visitar su templo sagrado. Se ayunará por un mes y no se olvidará tan fácil el Día de la Ira del marzo pasado.

Lo único que el régimen no ha podido intervenir son los sitios sagrados de las plegarias: las mezquitas.

Arabia Saudita cuenta con 28.300.000 habitantes y tiene un poco mas de 2.200.000 kilómetros cuadrados. Su empresa petrolera lleva por nombre la Aramco y puede llegar a producir hasta 12 millones de barriles por día. Son los primeros productores mundiales de crudo y poseen unas reservas superiores a los 265 mil millones de barriles. Pertenecen a las rutas de la OPEP y su sistema de gobierno es considerado una petromonarquía.

Desde 1928 fue constituido su régimen el cual pertenece únicamente a la Casa de los Saud, son una familia con titulo nobiliario, siendo los únicos que desde aquella fecha han gobernado aquel sistema de gobierno represivo el cual ha pasado de padres a hijos.

Han comprado las mas exageradas cifras de todos los tiempos en todo tipo de armamento a sus archí aliados socios los Estados Unidos de Norteamérica. En su territorio prácticamente no hay agua ni ejército pero su policía es astuta reprimiendo y encarcelando a la disidencia política-social quienes no aguantan al despreciable régimen.

Mantienen la imposición contra la mujer del Hijab, el velo musulmán, la orden es tapar su rostro y la que intente desafiarlos perderá pues han endurecido las leyes en contra de ellas. Recientemente las féminas trataron de desafiar el régimen y empezaron a conducir vehículos, inmediatamente abrieron nuevas y radicales sanciones prohibiéndoles tales acciones.

Estas autoridades que gobiernan el régimen desde 1928 han suprimido todo tipo de protestas. Los habitantes tienen impedidas hasta las sentadas, ninguna expresión social esta permitida, justificándose en la Shaira que es la Ley Islámica las cuales representan las costumbres y tradiciones de los saudíes.

Sin embargo sus habitantes al igual que en Túnez y Egipto han convocado protestas por las redes sociales, para el día tal a la hora tal.

A pesar de las inmensas reservas en bonos los cuales duplican sus reservas y de los millones que a diario entran en Arabia Saudita por la venta de crudo, según la FAO hay problemas de hambre.

El régimen es indiferente antes las exigencias de elecciones libres de gobernadores y de los miembros de la cámara del parlamento. La población también reclama y exige libertad para los cientos de encarcelados presos políticos, también exigen empleos y libertades sociales.

La respuesta del Ministerio del Interior ha sido amenazante, quienes intenten alterar o infligir el sistema serán férreamente reprimidos. Saben que las convocatorias de cada 11 de marzo el cual es interpretado como el Día de la Ira es el inicio de la inconformidad de la población en contra del régimen.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 794 veces.