Batman: The Dark Knight Rises y el discurso reaccionario hollywoodense

La mayor industria de propaganda cultural jamás creada en la historia humana es sin duda Hollywood. No hay lugar en el planeta donde las costumbres e ideología estadounidense no hayan llegado al inconsciente de cada consumidor de esta global industria del entretenimiento.

Ahora con el estreno de la última película de la saga del personaje Batman dirigida por Christopher Nolan, se genera un nuevo capítulo de la guerra cultural encubierta con un discurso reaccionario. En la trama de la película Bruce Wayne –miembro de la más alta oligarquía de ciudad Gótica- se enfrenta a Bane, un “villano” que tiene un discurso revolucionario a favor de las clases marginadas de la ciudad.

Sin duda el contexto de la crisis del capitalismo y las protestas de los movimientos de los indignados en todo el mundo, debían ser apaciguados a toda costa ante el temor de los “peligros que entraña de una revolución que cambie el sistema”. En este sentido BATMAN: THE DARK KNIGHT RISES se convierte en el mecanismo idóneo para adoctrinar sin que el adoctrinado tenga conciencia de ello, en el nuevo Opio del Pueblo, mucho más efectivo de lo que fue la religión en su tiempo.

El antagonista de la pelicula "Bane", es un líder criminal que incita a una violenta lucha de clases en Ciudad Gótica, e inicia una revolución de la clase proletaria contra la oligarquía que impera, explota y oprime en esa ciudad. Entonces el héroe de la ciudad, el millonario “filántropo” Bruce Wayne –Bruno Díaz-, sale de su retiro para demostrar que los héroes encapotados hacen faltan para defender la propiedad privada y la explotación capitalista ante la barbarie y el caos que trae el socialismo propuesto por Bane.

Finalmente se recurre al viejo discurso orwelliano de Rebelión en la Granja; Bane resulta ser un charlatán que manipula a los excluidos para su propio beneficio y así obtener el poder, y Gatubela se convierte en una suerte de Leon Trotsky que resulta engañada por el falso discurso revolucionario de Bane.

Al final, el mensaje es predecible: Los pueblos deben tener miedo a que los “Bane”, los “Chávez”, o los “Castro” tomen el poder, porque a la final serán como el cerdito Napoleón de Orwell, personas que viven para el poder y se corrompen con él, bajo el engaño de una falsa reivindicación de clases.

Esta nueva propaganda macartista encubierta, no debe ser subestimada. La tercera película más taquillera de historia en THE AVENGERS de Marvel Estudios, y se prevé que BATMAN: THE DARK KNIGHT RISES la supere, es decir, serán cientos de millones de personas en todo el mundo que la verán, y su efectividad de adoctrinar en forma encubierta será inconmensurable. Dicha estrategia debería ser denunciada en todos los ámbitos de la defensa mediática revolucionaria; en La Hojilla, en Aporrea, y en cualquier otro espacio comunicacional anternativo, donde se comprenda que no hay industria millonaria que escape de la lógica reaccionaria del capital.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5487 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /internacionales/a147059.htmlCUS