La guerra secreta de Obama: Operaciones encubiertas y fuerzas especiales

LA GUERRA SECRETA DE OBAMA: OPERACIONES
ENCUBIERTAS Y FUERZAS ESPECIALES

INDICE 
PRESENTACIÓN

I.- PRIVATIZACION DE LA COMUNIDAD DE INTELIGENCIA DE LOS EEUU 

II.- GUERRA DE BAJA INTENSIDAD Y EL  FM 3-24 . US ARMY FIELD MANUAL

III.- OPERACIONES ENCUBIERTAS Y EMPLEO DE DRONES 

IV.- ASCENSO Y PREDOMINIO DE LAS FUERZAS ESPECIALES 

V.- EMPLEO DE LA NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL  EN  LIBIA.

VI.- UN EJEMPLO EN NUESTRO CONTEXTO: EL CONFLICTO COLOMBIANO.

VII.- LA ADOPCION DE UNA ESTRATEGIA DE DEFENSA INTEGRAL FRENTE AL IMPERIO. 
 

PRESENTACION 

 Recientemente en el Washington Post  se publicaron una serie de artículo que forman parte de la investigación realizada durante dos años ( 2008-2010 )por los periodistas  Dana Priest y William M. Arkin, titulada " Top Secret America” , donde se recogen nuevos elementos sobre THE OUTSOURCING OF INTELLYGENCE”  agregándose a la bibliografía existente sobre esta temática, entre las que encontramos autores como Tim Sorrock en su texto “Alquiler de Espía”, JB Hillhouse en el ensayo sobre “Subcontratado”, el periodista investigativo  Jeremy Scahill  en  su libro “Blackwater: El ascenso del ejército mercenario más poderoso del mundo”, al igual que   Nick Turse en su trabajo  El Complejo: Como los militares invaden nuestra vida cotidiana”.

En los diferentes artículos publicados por el  Washington Post sobre el texto " Top Secret America” de los referidos investigadores se confirma lo que hemos venido sosteniendo sobre la presencia de una nueva estrategia imperial, donde la maquinaria de “guerra secreta” se convierte en  política de Estado,  no ya como medidas excepcionales sino como  práctica permanente.

Continuando con el trabajo investigativo que iniciamos en el año 2008, vamos a reivindicar lo planteado en el trabajo que elaboramos en el año  2010 “LA  ACTUAL ESTRATEGIA DE INTERVENCION  IMPERIAL: THE OUTSOURCING OF INTELLYGENCE”: 

“Las cuestiones básicas expuestas en las líneas que preceden en este trabajo, se enmarcan no sólo en una perspectiva de diagnóstico, sino que involucran diversas iniciativas estratégicas para confrontar al imperio en este ámbito:

1.- Combate sistemático (en lo teórico y práctico) del outsourcing de inteligencia en su triple acepción e implicación: inteligencia, operaciones psicológicas, fuerzas especiales privatizadas:

a.- En el terreno ideológico cultural impulsar una campaña comunicacional y educativa sobre las múltiples implicaciones que posee la subcontratación con los monopolios de la industria militar en los EEUU.

b.-Definir líneas de investigación que reconstruyan la realidad subyacente de la injerencia del complejo militar-industrial:

* Descomposición del sistema político norteamericano, conflictos interinstitucionales.

* Violación de los derechos humanos

* Corrupción generalizada

* Impunidad de los crímenes de guerra

* Profundización de la enajenación y las conductas psicóticas del militarismo en EEUU “

En función este objetivo comunicacional y educativo, considero pertinente colocar de nuevo el acento en descifrar  las razones de la  generalización  de las operaciones encubiertas y el empleo de fuerzas especiales, como rasgos distintivos de la nueva estrategia imperial desarrollada por los EEUU, reseñada  en " Top Secret America”. Este texto es un  marco interpretativo que explica el derrumbe de la imagen progresista de Obama  y desnuda la degradación del estado controlado como nunca por intereses privados a través del “outsourcing”, siendo también un aporte para comprender el modelo político-militar que se empleó en  Libia y que se reitera actualmente en  Siria, con una clara señal  de  amenaza contra otros procesos anti-imperialistas, donde se inscribe Venezuela.

Al reiterar en este trabajo nuestra alerta temprana  sobre  el empleo de esta  estrategia imperial , queremos  dar una  contribución en la batalla de ideas, particularmente en este  caso sobre las formas de lucha y organización en el actual contexto histórico. 

Carlos Lanz Rodriguez.

27 de Diciembre de 2011  
 

I.- PRIVATIZACION DE LA COMUNIDAD DE INTELIGENCIA DE LOS EEUU. 

                 "conoce el enemigo como a  

                              ti mismo y vencerás"

                                                    Sun Tsu 

                  El Arte de la Guerra 
             

En el ensayo   “LA  ACTUAL ESTRATEGIA DE INTERVENCION IMPERIAL: THE OUTSOURCING OF INTELLYGENCE. Enero de 2010, realicé una reseña de las nuevas tendencias que asume el Estado bajo la impronta neoliberal, lo que puede denominarse la privatización de la guerra y la corporativización del Estado ( expresada al interior de las fuerzas armadas  y la Comunidad de Inteligencia de los EEUU ).

Tal proceso, lo describe Nick Turse en su trabajo  El Complejo: Como los militares invaden nuestra vida cotidiana”, con el siguiente fraseo:

“La vida diaria militarizada, la economía civil ‘pentagonizada’, y el Pentágono privatizado.”

El Estado imperial cada día se corporativiza más y se privatiza bajo la tutela de los monopolios financieros, los carteles mediáticos, el lobby petrolero y el complejo industrial-militar. Por ello se puede sostener que son estos monopolios, particularmente los   de la industria militar privada, quienes incentivan y se benefician de los planes guerreristas, siendo las actuales guerras de baja intensidad o guerra contra el terrorismo y el narcotráfico, formas específicas del fenómeno privatizador neo-liberal.

La tendencia privatizadora en la actual coyuntura histórica, permite comprender como  en el terreno de la seguridad y la defensa, el Pentágono norteamericano  traspasa sus funciones de rutina a las compañías militares privadas.

Este fenómeno es conocido con diversas denominaciones:  “EXTERNALIZACION”, “TERCIARIZACION”, “SUBCONTRACION” U “OUTSOURCING” DE INTELIGENCIA.

Al igual que los otros ensayos que hemos citado de los autores Tim Sorrock, JB Hillhouse, Jeremy Scahill y Nick Turse, la investigación de  Dana Priest y William M. Arkin se basa en el empleo de fuentes abiertas: documentos de gobierno y de las contratistas, los registros de propiedad, los sitios de redes sociales y empresariales, entrevistas con los funcionarios militares y corporativos y ex funcionarios.

Estos investigadores identificaron miles de empresas privadas que trabajan en “secreto” con la Comunidad de Inteligencia de los EEUU. En tal sentido, en el artículo titulado Un mundo oculto, creciendo fuera de control”, plantean lo siguiente:

“El mundo de alto secreto, que el gobierno creó en respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, se ha vuelto tan grande, poco manejable por lo secreto y lo que nadie sabe cuánto dinero cuesta, cuánta gente emplea, cuántos programas existen dentro de él o exactamente cuántas agencias hacen el mismo trabajo. 

Estas son algunas de las conclusiones de una investigación de dos años por The Washington Post que descubrió lo que equivale a una geografía alternativa de Estados Unidos, un Top Secret America oculta de la vista pública y falta de supervisión a fondo. Después de nueve años de gasto sin precedentes y el crecimiento, el resultado es que el sistema puesto en marcha para mantener la seguridad de los Estados Unidos es tan masivo que su efectividad es imposible de determinar.

Otros hallazgos de la investigación incluyen:

* Algunas 1.271 organizaciones gubernamentales y 1.931 compañías privadas trabajan en programas relacionados con la lucha contra el terrorismo, seguridad nacional e inteligencia en cerca de 10.000 lugares en todo Estados Unidos.

* Se estima que 854.000 personas, casi 1,5 veces más personas que viven en Washington, DC, mantenga alto secreto las autorizaciones de seguridad.

* En Washington y sus alrededores, 33 complejos de edificios para labores de inteligencia de alto secreto están en construcción o han sido construidos desde septiembre de 2001. Juntos ocupan el equivalente a casi tres pentágonos o 22 edificios del Capitolio de EE.UU. - cerca de 17 millones de pies cuadrados de espacio.

* Muchas de las empresas de seguridad y las agencias de inteligencia hacen el mismo trabajo, creando redundancia y desperdicio. Por ejemplo, 51 organizaciones federales y mandos militares, que operan en 15 ciudades de EE.UU., el seguimiento del flujo de dinero hacia y desde redes terroristas.” 

Esta denuncia sobre este aparataje clandestino, coloca en entredicho la cacareada “democracia ”, ya que demuestra la existencia de un verdadero gobierno en la sombra, donde las diversas empresas del complejo industrial-militar  logran jugosos negocios y contratos  de defensa, sin escrutinio público y sin rendirle cuenta a nadie.

El proceso de privatización de la seguridad nacional, guiado por la mercantilización, ha colocado también en entredicho el propio papel del gobierno como función pública: 

“Las empresas privadas se han vuelto tan completamente entrelazado con las actividades más sensibles del gobierno de que sin ellos militares y misiones de inteligencia tendría que cesar o se vería amenazado. Algunos ejemplos: 

* En el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) , el número de contratistas es igual al número de empleados federales. El departamento depende de 318 empresas de servicios esenciales y el personal, incluyendo 19 empresas de dotación de personal que ayudan a DHS encontrar y contratar a los contratistas más. En la oficina que se encarga de la inteligencia, seis de cada 10 empleados son de la industria privada. 

* La Agencia de Seguridad Nacional, que lleva a cabo la vigilancia electrónica en todo el mundo, contrata a empresas privadas para llegar a la mayor parte de sus innovaciones tecnológicas. La NSA utiliza para trabajar con un pequeño establo de las empresas, y ahora funciona con un mínimo de 484 y está reclutando activamente más. 

* La Oficina Nacional de Reconocimiento no puede producir, en marcha o mantener sus grandes sistemas de vigilancia por satélite, que los países en fotografía, como China, Corea del Norte e Irán, sin los cuatro principales contratistas que trabaja. 

* Cada una de las 16 agencias de inteligencia depende de las empresas privadas para establecer sus redes informáticas, redes de comunicación con otros organismos, y los bits de fusibles de información que podría indicar un complot terrorista. Más de 400 empresas trabajan exclusivamente en esta área, la construcción de hardware y software de sistemas clasificados.” 

Del mismo modo, analizando el proceso que condujo es este  predominio de las empresas privadas en material de seguridad nacional, los autores ejemplifican el  caso de General Dynamic  (pero que se puede extender  a  Booz Allen Hamilton L-3 Communications CSC Northrop Grumman  ,SAIC, entre otros ): 

De los 1.931 empresas identificadas por el Post en los contratos de alto secreto, unos 110 de ellos lo hacen aproximadamente el 90 por ciento del trabajo en el lado corporativo de la defensa de inteligencia corporativa del mundo.

Para entender cómo estas empresas han llegado a dominar la era post-9/11, no hay ningún lugar mejor para empezar que la oficina de Herndon de General Dynamic..”

“La compañía adoptó la emergente tecnología inteligente de estilo de la guerra. Se desarrolló como meta los sistemas de identificación y equipos que pudieran interceptar teléfonos celulares a un insurgente y comunicaciones portátil. Se encontró la manera de ordenar los miles de millones de puntos de datos recogidos por las agencias de inteligencia en montones de información que una sola persona puede analizar.

También comenzó  a engullir las empresas más pequeñas que podrían ayudar a que dominan el paisaje de nuevos datos de inteligencia, al igual que sus competidores estaban haciendo. Entre 2001 y 2010, la compañía adquirió 11 empresas especializadas en satélites, señales e inteligencia geoespacial, vigilancia, reconocimiento, integración de la tecnología y las imágenes. 

El 11 de septiembre de 2001, General Dynamics estaba trabajando con nueve organizaciones de inteligencia. Ahora tiene contratos con los 16 agencias de la comunidad de inteligencia. Sus empleados llenar los pasillos de la NSA y el DHS. La corporación se pagó cientos de millones de dólares para establecer y administrar las oficinas de DHS de nuevo en 2003, incluyendo su Centro Nacional de Operaciones, Oficina de Inteligencia y Análisis y la Oficina de Seguridad. Sus empleados hacen todo, desde decidir qué amenazas para investigar a contestar los teléfonos.

Línea de General Dynamics "de abajo refleja la transformación exitosa. Asimismo, refleja hasta qué punto el gobierno de los EE.UU. - el mayor cliente de la empresa por el momento - ha pagado a la empresa más allá de lo que cuesta hacer el trabajo, que es, después de todo, el objetivo de todas las empresas con fines de lucro. 

“General Dynamics ya está presente en todos los rincones del mundo de la inteligencia. Ayuda a los operadores de contrainteligencia y trenes de nuevos analistas. Cuenta con un $ 600 millones de la Fuerza Aérea del contrato para interceptar las comunicaciones. Gana $ 1 mil millones al año mantener a los hackers fuera de EE.UU. y el cifrado de las redes informáticas de comunicaciones militares. Incluso se lleva a cabo operaciones de información, el arte militar oscuro de tratar de persuadir a los extranjeros a alinear sus opiniones con los intereses de EE.UU…”

“En septiembre de 2009, General Dynamics ganó un contrato de $ 10 millones del Comando de Operaciones Especiales de EE.UU. es la unidad psicológica de operaciones para crear sitios Web que influyen en la visión de los extranjeros de la política de EE.UU. 

De este proceso se puede inferir que en los EEUU existe un gobierno paralelo de las empresas monopolistas, surgiendo las aristas de un “para-estado” o estado corporativo al servicio de intereses privados.

La descomposición de las llamadas instituciones democráticas norteamericanas y las debilidades contralora del poder público, vulneradas por la privatización, ha facilitada la proliferación de la “cultura del secreto” y la evasión de las responsabilidades, siendo el verdadero caldo de cultivo del “paramilitarismo” como esfuerzo sistemático que intenta evadir el costo político de la guerra y la represión.

El “outsourcing intellygence” (con empresas privadas que trabajan para la comunidad de inteligencia) ha sido largamente explotadas por el Pentágono, usando  las operaciones secretas que evaden controles y escrutinios públicos, empleando paramilitares, mercenarios, contratistas, en sus operaciones encubiertas. Los beneficios para las agencias federales incluyen “negación pausible” con respecto al asesinato, la tortura, las desapariciones, el sicariato, la guerra sucia en propaganda y operaciones psicológicas, así como la capacidad para eludir el Código Militar de Honor y los acuerdos de la Convención de Ginebra. De esta manera el terrorismo de estado queda encubierto y en consecuencia los asesinatos, las torturas, las desapariciones, el sicariato y las operaciones psicológicas, se “privatizan”, siendo exponencial su crecimiento en la actual coyuntura histórica a partir de la descomposición del tradicional Estado capitalista, que ha ido adquiriendo los rasgos de un “PARA ESTADO”.

II.- GUERRA DE BAJA INTENSIDAD Y EL FM 3-24 . US ARMY FIELD MANUAL  

La privatización de la seguridad nacional y la generalización  de la subcontratación en este ámbito, posee su marco de legitimación en la doctrina de la “guerra de baja intensidad”, poseyendo las siguientes características político-militares surgida en 1986 como una sistematización de la experiencia contrainsurgente de la década de los 60:

1.- Recoge el “síndrome de Vietnam”, donde el pueblo norteamericano y la opinión pública mundial  rechazó la  intervención yanky. Particularmente en el caso de los ciudadanos  norteamericano tal comportamiento estuvo influenciado por el número de bajas ( muertos, heridos, desaparecidos, neuróticos de guerra ), lo prolongado del proceso y la incertidumbre sobre el final de la guerra prolongada, proceso este que deslegitimó la escalada guerrerista del pentágono e hizo pagar un alto costo político a la élite gobernante. De allí la necesidad político-ideológica de darle otro marco justificativo a las intervenciones, agresiones o invasiones, donde no se comprometiera indefinidamente el empleo de grandes cantidades de tropa y sin violar los dispositivos legales y el apoyo de la opinión pública.

2.- La naturaleza de las mayorías de los conflictos en  la postguerra, son de resistencia locales con raíces sociales, étnica o nacionales,   luchas focalizadas territorialmente, pero con un enemigo invisible y escurridizo donde  se expresan variadas formas de lucha, con predominio de la guerra de guerrilla. Estas características inutilizan las formas convencionales de guerra, con el empleo de armas tradicionales basadas en el volumen de fuego y gran despliegue de tropas.

3.- Los justificativos de las intervenciones o invasiones dejó de ser el peligro comunista, siendo sustituido por la lucha contra “terrorismo y el narcotráfico”, la defensa de la democracia y la libertades o en algunos casos “ guerras humanitarias” para salvar vidas, como fue argumento para agredir a Libia o para acusar también ahora a Siria.

4.- La intervención unilateral se deja como último recurso, pero en general se trata de darle legitimidad institucional para actuar bajo el mandato de la comunidad internacional o a través de múltiples alianzas.

5.- De igual forma, en este marco doctrinario, se trata de copiar los procedimientos  y tácticas empleadas por la insurgencia, manejar el terreno para imponer el control territorial, sacarle partido a algunas  costumbres y tradiciones, aprovechando las diferencias étnicas, culturales o religiosas

6.- Los conflictos de baja intensidad,  se asocian   también a la doctrina de las “guerras preventivas”  surgida  después del 11 de Septiembre,  dirigidas  a conjurar con antelación los  estallidos revolucionarios, defender gobiernos títeres, derrocar mandatarios progresistas o intervenir en países que tienen posturas  nacionalistas.  En este contexto se emplean diversas estrategias políticas y  diplomáticas de aislamiento, económicas con bloqueos y restricciones, militares como asesorías, entrenamiento, dotación de armamento e intervención directa.

Este marco de doctrina político-militar tiene ahora un nuevo desarrollo a partir de la intervención imperial   en Irak y Afganistán.

 Veamos ahora como se enmarcan la doctrina de la guerra de baja intensidad en las directrices del FM 3-24 . US Army Field Manual .

Este manual sobre contrainsurgencia conocido en la jerga de los mercenarios como “COIN”  (contrainsurgencia en inglés o COIN como acrónimo de contrainsurgencia), es un esfuerzo de adecuación en el cumplimiento del rol de gendarme necesario.  En tal sentido, las fuerzas armadas de los EEUU han ido modificando las teorías, métodos y técnicas de intervención. Por supuesto, este último manual del  año 2008 ( elaborado por el general David Petraeus, nuevo director de la CIA desde el 6 de Septiembre de 2011 y ex - comandante de  las tropas aliadas en Afganistán y el general de cuatro estrella Stanley McChrystal, quien cayó en desgracia siendo comandante de la fuerzas de ocupación  en Afganistán ) se subsume en el marco de la “Guerra de  baja intensidad” como ya lo habíamos indicado.

De igual manera, las orientaciones contenidas en el referido manual, surgen como aprendizajes que emergen del empantanamiento de la guerra de  Afganistán e Irak, pero que ahora se replica en Libia y se proyectan como doctrina militar para futuras agresiones:

1.- Intentos de conceptualización de la guerra asimétrica  o guerra de resistencia desarrollada por los pueblos  que luchan por su liberación. En el manual se reconoce y se analiza en detalles como esta modalidad de lucha puede neutralizar el poder de fuego  concentrado o masivo empleado por fuerzas armadas convencionales, así como también inutilizar la tecnología  asociada a la forma tradicional de combatir la guerrilla.

2.- Reconoce la importancia del contexto socio-cultural y las especificidades locales y nacionales, por lo que intentan dar respuestas concretas a situaciones singulares.

3.- Asume como básico el control territorial y el dominio de  corredores estratégicos, donde se incluye el manejo ofensivo de pasos fronterizos, justificando el empleo de operaciones “extraterritoriales” o persecución en caliente en países vecinos.

4.- Desarrolla la doctrina de operaciones conjuntas con un mando único.

5.- Promueve el papel preponderante de las fuerzas especiales y fuerzas de despliegue rápido aerotransportadas, integrando un solo equipo para operaciones encubiertas. En el caso de los EEUU, el Comando  Conjunto de Operaciones Especiales(JSOC) coordina los siguientes componentes de las fuerzas armadas y de la comunidad de inteligencia: los Rangers y  Boinas Verdes del ejército, los  Seal de la marina, los "Night Stalkers" ( apodo del 160o Regimiento de Operaciones Especiales de Aviación   del Ejército de los EE.UU )todos  conformando la DELTA FORCE, sumándole las fuerzas de los paramilitares de la CIA, que se activan en el Comité Nacional Clandestino (NSC), más específicamente en la División Especial de Actividades .

  6.- Localización y muerte de los líderes insurgentes, empleando la inteligencia tecnológica y los aviones no tripulados: drone o Predator

7.- Tercerización o privatización de una serie de servicios, donde se incluye desde  el apoyo logístico, las comunicaciones, el transporte hasta la inteligencia y las operaciones psicológicas

8.- Búsqueda de apoyo o adhesión de la población a través de operaciones psicológicas, a través de distorsiones informativas y manipulación de percepciones.

9.- Formación y  Estabilización de un gobierno aliado que permita traspasar las responsabilidades de la seguridad interna y permita una retirada honrosa. Esfuerzos en la formación de fuerzas militares y policiales, para tal relevo.”

10.- Articulación de la inteligencia, operaciones encubiertas con fuerzas especiales y guerra psicológica.

Veamos ahora los desarrollos más concretos del empleo de esta nueva estrategia imperial liderada por los EEUU. 

III.- OPERACIONES ENCUBIERTAS Y EMPLEO DE DRONES 

Periódicamente leemos en la prensa o vemos en  la televisión una noticia que narra como un dirigente palestino fue muerto por un disparo de cohete lanzado desde un “zumbido” 27ft” cuando viajaba en su automóvil o que un líder de Al Qaeda fue alcanzado por un misil antitanque Hellfire lanzado desde aviones teledirigidos Predator  equipado con cámaras de alta resolución  o más cerca de nosotros, mueren numerosos guerrilleros colombianos en ataque aéreo en medio de una montaña o como fue el ataque en territorio ecuatoriano al campamento de Raúl Reyes.

¿Que elementos comunes tienen estas noticias que se reiteran con más frecuencia en estos territorios tan distantes?

El mapeo que hemos realizado de este proceso nos conduce a sostener que estamos en presencia de un rasgo específico de la modalidad operativa que viene utilizando el imperio en los últimos años para confrontar la insurgencia en diversas partes del mundo, prácticas que algunos reporteros han comenzado a denominar como “arma secreta”, donde se combina de una manera también particular la inteligencia humana y la inteligencia de señales (SIGINT) con un sistema de armas tecnológicamente avanzado. Ya anteriormente reseñamos que uno de los componentes del Manual de Contrainsurgencia elaborado por Petraeus y McChrystal,  se refiere a la eliminación selectiva de la insurgencia, sin poner en peligro grandes contingentes de tropas y sin asumir el costo político ni la autoría.Hay testimonios de reporteros como Bob Woodward ganador del Premio Pulitzer , del Washington Post,  que sostiene entre otras cosas:

  • En la primavera 2007, la División de Actividades Especiales  de la CIA y la  JSOC, como equipo, lanzaron una nueva oleadas de  operaciones encubiertas de gran eficacia en la captura y muerte de líderes de Al Qaeda.
  • Las unidades paramilitares JSOC y la CIA fueron los contribuyentes más importantes a la derrota de Al Qaeda en Irak.

Otras  fuentes abiertas, narran como operan los asesinatos selectivos empleando aviones no tripulados Drones o Predator, al igual que comandos de la Delta Force o de SAD-SOG de la CIA:

--El rastreo de llamadas telefónicas a números identificados, la intercepción de transmisiones de radio combinado en algunos casos con la vigilancia física de casas, sitios de reunión o campamentos, permiten la ubicación de objetivos a eliminar, ya sean estos individuos o grupos.

--La inteligencia de señales  (SIGINT) realiza la recopilación, analiza y difunde la información en tiempo real.

-- La plataforma tecnológica integrada por satélites, aviones  y helicópteros equipados con radares, estaciones  fijas  y operadores en el terreno, dotados de GPS, realizan un barrido que les permiten triangular las coordenadas, localizando los objetivos con precisión.

--De esta manera desde  los monitores de videos de la CIA en Langley, Virginia, un operador remoto del Predator, sentado en cómoda butaca observa la cámara que va proyectando  y fijando el objetivo, luego con las habilidades y competencia de un tecnócrata, sin que le tiemble el pulso aprieta una tecla y un misil hellfire cae sobre la humanidad de un insurgente, sobre una familia o un barrio.     Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.  

Esto que parece una película de ficción, está ocurriendo en los teatros de operaciones que existen actualmente.

La anterior  descripción la confirma Nick Turse en un artículo publicado en la Web TomDispatch, bajo el título” Dentro de nuestro imperio base de aviones no tripulados”: 

“…en la Base Aérea de Langley, en Virginia, según un informe del New York Times ,los equipos de camuflaje, vestidos de los analistas de la Fuerza Aérea se sientan en un espacio secreto donde se realiza labores de inteligencia y de vigilancia, interceptando y  supervisando teléfonos celulares, fotografías de gran altura, y sobre todo , varias pantallas de video en vivo desde aviones no tripulados en Afganistán. Ellos lo llaman "televisión de la muerte" y están constantemente transmitiendo mensajería instantánea y hablando con los comandantes en el terreno con el fin de proporcionarles en tiempo real información de inteligencia sobre movimientos de tropas enemigas

Y al mismo tiempo, nos hace una aclaratoria: 

“Es un error común pensar que con base en los operadores, son los únicos que "vuelan" drones armados de Estados Unidos. De hecho, en los alrededores de las zonas de guerra de Estados Unidos, los UAV comienzan y terminan sus vuelos bajo el control de "pilotos" locales.  Después de realizar comprobaciones previas al lado de un técnico que se centra en los sensores del avión no tripulado, un aviador local se sienta delante de una torre de ordenador Dell y varios monitores, dos teclados, un joystick, un acelerador, una bola, un ratón, y diversos interruptores, la supervisión de la avión de despegue antes de entregárselo a su contraparte en Estados Unidos con una electrónica de organización similar. Después de que la misión se ha completado, los controles se transfieren de nuevo a los operadores locales para el aterrizaje. …” 

Por otra parte, Peter W. Singer, autor de un libro que tiene el título de  "Conexión de cable para la guerra", realiza una lacerante radiografía de las implicaciones de este tipo de guerra:

-- El uso de la tecnología implicada en el  Predator es preocupante, porque crea la percepción de que la guerra puede ser hecha "sin costo" ético-político, ya que  las víctimas han permanecido sin rostros, y el daño causado por los bombardeos no está inventariado por la opinión pública.

-- Los operadores de los monitores de los drones o Predator son guerreros de cubículos que después de asesinar a personas muchas veces inocentes, donde se incluyen mujeres y niños porque se equivocaron de blanco, regresan tranquilos a sus casa a cenar con sus familias.

  --Los críticos han sugerido que los sistemas no tripulados, ahorradores de  combatientes, del peligro y del sacrificio, están creando lo que Sir Brian Burridge, un ex comandante supremo de las fuerzas aéreas británicas en Irak, ha llamado "una guerra sin virtudes",  que no requiere ni de  coraje ni de heroísmo.

-- Esto sugiere que el asesinato virtual, con toda su parafernalia estéril, es una forma desconcertante de la actual guerra secreta.

Nick Turse en el artículo” Dentro de nuestro imperio base de aviones no tripulado” denuncia como  Obama superó a Goerge W Bush en el  empleo de estos tipos aviones:

…el "gobierno de Obama está formando una constelación de bases drone secreto de las operaciones de lucha contra el terrorismo en el Cuerno de África y la Península Arábiga...

“…la expansión del imperio de Estados Unidos de las bases de aviones no tripulados es una cosa segura en los próximos años.Los zánganos son ahora la base del futuro de la planificación militar de Washington y - con las de contrainsurgencia de favor - la mejor forma de llevar a cabo guerras en el extranjero.

Durante los ocho años de presidencia de George W. Bush 's, como los EE.UU. fue la construcción de sus flotas de aviones no tripulados, el país lanzó  las guerras en Afganistán e Irak, y llevó  a cabo ataques limitados en Yemen, Pakistán y Somalia, con aviones no tripulados en al menos cuatro de los esos países. En menos de tres años bajo la presidencia de Obama, los EE.UU. han lanzado ataques aéreos en Afganistán, Irak, Libia, Pakistán, Somalia y Yemen. Sostiene que tiene carta blanca para matar a los enemigos sospechosos en cualquier país (o al menos ninguna otra nación en el sur global ).

Estas versiones periodísticas  indican que estas operaciones encubiertas utilizando el programa Predator , han aumentado significativamente durante la presidencia de Obama, teniendo como resultado cientos de  muertos y  heridos en tales operaciones que no son reconocidos por ninguna entidad.

Anteriormente señalamos como este tipo de operaciones encubiertas deja en entredicho el estado de derecho en los EEUU. Bajo la sombra del secreto, los ataques con  aviones no tripulados se convierte en un componente esencial de la nueva estrategia imperial, tal como lo describe Nik Turse:

“A pesar de las noticias frecuentes sobre la campaña de asesinatos avión no tripulado lanzó en apoyo de cada vez mayor guerra no declarada y una serie de historias en las bases de aviones no tripulados en África y el Oriente Medio, la mayoría de estas instalaciones han permanecido desapercibido de los Estados Unidos, no se contabiliza y anónima notablemente - hasta ahora.

Dirigidos por los militares, la Agencia Central de Inteligencia, y sus apoderados, estas bases - algunos poco más que desolador pistas de aterrizaje, otros comandos sofisticados centros de control y lleno de pantallas de ordenador y equipos de alta tecnología electrónica - son la columna vertebral de una nueva América forma robótica de la guerra. También son el último desarrollo de una saga larga evolución de la proyección del poder estadounidense en el extranjero - en este caso, a control remoto ataques en cualquier lugar del planeta con un mínimo de extranjeros "huella" y poca rendición de cuentas.

El uso de documentos militares, artículos de prensa y otra información de fuente abierta, un análisis en profundidad de TomDispatch ha identificado al menos 60 bases militares de EE.UU. integral de operaciones de la CIA y aviones no tripulados. No puede, sin embargo, ser más, ya que un manto de secreto sobre la guerra de aviones no tripulados deja el mismo tamaño y alcance de estas bases claramente en las sombras.” 

 Las operaciones encubiertas, no las asume frontalmente los EEUU y por eso hemos visto como en el Yemen, Afganistán, Pakistán y otros países, ya es habitual los asesinatos y los bombardeos  con aviones teledirigidos, donde abiertamente nadie es responsable. 

IV.- ASCENSO Y PREDOMINIO DE LAS FUERZAS ESPECIALES 

El J-SOC, creado para asesinar a 'enemigos' a dedo de EE. UU. 

Dana Priest y William Arkin publicaron  en el Washington Post   el 4 Septiembre de 2011 un articulo denominado  El ejército ultrasecreto de EU, el cual escandalizó a la opinión pública, ya que revela la realidad subyacente en las operaciones encubiertas, en este caso las ejecutadas por fuerzas especiales:

”…desde los ataques del 9/11, este ultrasecreto grupo de hombres (y algunas mujeres) ha crecido 10 veces, alcanzando un nivel de invisibilidad que ni la CIA ha logrado. “Somos la materia oscura. Somos la fuerza que organiza el universo, pero que no es visible”, expuso un elemento de los Seals de la Armada, quien pide el anonimato.

Los Navy Seals son apenas una parte del Comando Conjunto de Operaciones Especiales, conocido como JSOC, que evolucionó de ser un rara vez utilizado equipo de rescate de rehenes a un ejército secreto. Dos presidentes y tres secretarios de la Defensa han recurrido al JSOC para misiones delicadas en Irak y Afganistán, pero también en países con los que EU no estaba en guerra como Yemen, Pakistán, Somalia, Filipinas, Nigeria y Siria.

Creado en 1980 pero reinventado en años recientes, el JSOC creció  de 1,800 elementos justo antes del 9/11, a 25,000 en la actualidad. Cuenta con su propia división de inteligencia, sus propios aviones no tripulados y de reconocimiento y hasta sus propios satélites dedicados. También tiene su propia unidad de ciberataques  …nunca usan uniforme ni identificación. Sus comandantes casi nunca hablan en público. El JSOC no tiene portal; recibe órdenes solo del Presidente o el Secretario de la Defensa …”

Por su parte, el investigador  Nick Turse, elaboró un artículo denominado Una guerra secreta en 120 países .Nueva élite del poder del Pentágono . Publicado en TomDispatch.com. 3 de agosto de 2011, donde señala:

“En algún lugar de este planeta un comando estadounidense está llevando a cabo una misión. Ahora, digamos que 70 veces y ya está ... para el día. Sin el conocimiento de la opinión pública estadounidense, una fuerza secreta dentro de los militares de EE.UU. está llevando a cabo operaciones en la mayoría de los países del mundo. Este nuevo poder de la élite del Pentágono está librando una guerra global por su tamaño y el alcance que nunca ha sido revelado, hasta ahora.”

  “Nacido de una fallida incursión de 1980 para rescatar a los rehenes estadounidenses en Irán, en el que ocho miembros del servicio de EE.UU. muerto, el Comando de Operaciones Especiales de EE.UU. (SOCOM) fue establecido en 1987. Después de haber pasado los años de Vietnam después de la desconfianza y hambrientos de dinero por parte del ejército regular, las fuerzas de operaciones especiales de repente había una sola casa, un presupuesto estable, y un comandante de cuatro estrellas, como su defensor. Desde entonces, SOCOM se ha convertido en una fuerza combinada de proporciones alarmantes. Compuesto por unidades de todas las ramas de servicios, entre ellos "Boinas Verdes" del Ejército y los Rangers, Navy SEALs, Aire Comandos de la Fuerza Aérea y Marina equipos del Cuerpo de Operaciones Especiales, además de las tripulaciones de los helicópteros especializados, equipos de barco, el personal de asuntos civiles  e incluso el campo de batalla los controladores aéreos y operaciones especiales de los meteorólogos, SOCOM lleva a cabo misiones de los Estados Unidos "más especializada y secreta. Estos incluyen asesinatos, ataques contra el terrorismo, de reconocimiento de largo alcance, análisis de inteligencia, entrenamiento de tropas extranjeras, y las armas de destrucción masiva, la proliferación de las operaciones de contrainsurgencia.

Uno de sus principales componentes es el Comando Conjunto de Operaciones Especiales, o JSOC, una organización clandestina sub-comando cuya misión principal es rastrear y matar a los sospechosos de terrorismo. Presentación de informes al Presidente y actuando bajo su autoridad, JSOC mantiene una lista negra mundial que incluye a ciudadanos estadounidenses . Se ha aplicado un extra-legal "matar / capturar" la campaña que John Nagl, un asesor de contrainsurgencia pasado a general de cuatro estrellas y pronto-a-ser director de la CIA David Petraeus, llama "una máquina casi a escala industrial contra el terrorismo matando".

Estas son opiniones dadas por periodistas que no pueden ser acusados de militantes revolucionarios y sus fuentes son de carácter público o “fuentes abiertas”, por lo que habría que sospechar como son las cosas en el campo de este tipo de organizaciones clandestinas del ejército estadounidense, como una arma secreta entrenada para intervenir  en cualquier parte del mundo bajo el mando directo del presidente de los EEUU. Se trata de  una organización llamada Comando Conjunto de Operaciones Especiales (J-SOC por sus siglas en inglés). El ascenso de este tipo de organización ha estado en proporción a: 

--  la impunidad con que opera, no rinde cuenta

--  la evasión del escrutinio público, no se sabe lo que hace

-- el esfuerzo de reducción del  costo político:  evitar el empleo de grandes cantidades de tropa y sin violar los dispositivos legales,  tratar de no perder el apoyo de la opinión pública.

-- la cultura de la muerte asociada a la “rambomanía”

El crecimiento exponencial de este estructura en las fuerzas armadas de los EEUU, es descrita por Nik Turse de la siguiente manera: 

“…el Comando de Operaciones Especiales es ahora una fuerza en sí mismo. Como jefe saliente SOCOM Olson lo expuso a principios de este año:” SOCOM  es un microcosmos del Departamento de Defensa, con los componentes terrestres, aéreos y marítimos, con una presencia global, y las autoridades y responsabilidades que reflejan los departamentos militares, los servicios militares y  las agencias de defensa . "

Encargada de coordinar todos los planes del Pentágono contra las redes de terrorismo global y, como resultado, estrechamente relacionada con otras agencias gubernamentales, militares extranjeros, y los servicios de inteligencia, y armado con un amplio inventario de helicópteros furtivos, tripulado aeronaves de ala fija, fuertemente armados, aviones no tripulados de alta tecnología, armas de fuego-a-go-go lanchas, vehículos todo terreno especializado y resistente a las minas y  emboscadas, vehículos protegidos, o MRAPs, así como de otros estado de la técnica de engranajes ( con más en camino ), SOCOM representa algo nuevo en las fuerzas armadas. Mientras que el erudito finales del militarismo Chalmers Johnson utiliza para referirse a la CIA como " ejército privado del presidente , "hoy JSOC realiza esa función, actuando como escuadrón del jefe del ejecutivo  para el asesinato privado, y su padre, SOCOM, funciona como un nuevo Pentágono, poder elite, un secreto militar dentro del ejército que posee el poder local y alcance global.

En 120 países de todo el mundo, las tropas del Comando de Operaciones Especiales llevan a cabo su guerra secreta:

* asesinatos selectivos,

* la captura / secuestro de blancos enemigos

* operaciones especiales de desestabilización kick-down en la puerta, incursiones nocturnas , las operaciones conjuntas con fuerzas extranjeras , y misiones de capacitación con los socios indígenas, como parte de un conflicto sombras desconocidas para la mayoría de los estadounidenses. Una vez que "especial" por ser pequeñas, trajes magra, extraño, hoy en día son especiales por su potencia, el acceso, la influencia, .

Esa aura ahora se beneficia de una campaña bien afinado de relaciones públicas que les ayuda a proyectar una imagen sobrehumana en el país y el extranjero, aun cuando muchas de sus actividades reales de permanecer en las sombras cada vez más amplios.  

En nuestro ensayo “LA  ACTUAL ESTRATEGIA DE INTERVENCION  IMPERIAL: THE OUTSOURCING OF INTELLYGENCE” publicado en el año 2010, hicimos una reseña de la emergencia de estas fuerzas especiales  que en el caso de los EEUU, el Comando  Conjunto de Operaciones Especiales(JSOC) coordina los  componentes de las fuerzas armadas ( los Rangers y  Boinas Verdes del ejército, los  Seal de la marina, los "Night Stalkers" ( apodo del 160o Regimiento de Operaciones Especiales de Aviación   del Ejército ), todos  conformando la DELTA FORCE,  sumándole  los paramilitares de la CIA, que se activan en el Comité Nacional Clandestino (NSC), más específicamente en la División de Actividades Especiales ( SAD ) y en el Grupo de Operaciones Especiales (SOG) .

Más allá de estas nomenclaturas, siglas y códigos, que muchas veces cumplen funciones de contra información, se encuentra una maquinaria secreta con recursos e infraestructuras responsable del terrorismo de estado. Entre estas variadas estructuras de las operaciones encubiertas existen enfrentamientos y rivalidades, sobre todo cuando hay fracasos y no hay quien los asuma. Pero también hay analistas que sostienen que la División de Actividades Especiales (SAD) y, más concretamente, su élite Grupo de Operaciones Especiales  (SOG) recluta sus miembros de la Delta Force. El dúo SAD / SOG  son los brazos ejecutores de operaciones políticas y militares del Comité Nacional Clandestino ( NSC) de la CIA, en tal sentido, se encargan de   tareas no convencionales que van desde montar un fraude electoral hasta organizar  sabotajes y asesinatos .En los equipos de SAD para cumplir sus misiones se dividen el trabajo:

-- Hay un grupo de tareas que asumen las actividades políticas encubiertas, donde se promueven organizaciones como “franquicias” o estructuras artificiales, penetran grupos  o partidos tradiciones, coptan a sus dirigentes, capacitan los cuadros de relevo. También desarrollan acciones en el campo económico como son los paros, rumores y alarmas para producir corridas financieras, provocan desabastecimientos. Todo lo anterior, catalizado por operaciones psicológicas y manipulaciones mediáticas.

--Desde el ángulo militar, conforman grupos para-militares que se encargan de la búsqueda y rastreo de la insurgencia, realizar asesinatos selectivos y sabotajes de distintas naturaleza.

V.- EMPLEO DE LA NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL  EN  LIBIA.

En anteriores capítulos reseñamos las características de los conflictos de baja intensidad, su concreción actual en el manual de contrainsurgencia ( FM 3-24 . US Army Field Manual), particularmente el predominio de la operaciones encubiertas y el empleo de fuerzas especiales . 

Ante de examinar la forma en que se aplicó la nueva doctrina militar del Pentágono en  el caso de Libia, es importante reseñar brevemente las verdaderas razones que condujeron a la agresión como conquista de espacio territorial  para el reparto imperial o dicho de otra manera como “botín de guerra” . En tal sentido, podemos identificar  globalmente una serie de líneas en lo político y en lo económico,  sintetizadas de la siguiente manera:

A.- Viabilizar la hoja de ruta elaborada previamente al levantamiento de Bengasi el 17 de Febrero de 2011, siguiendo los resultados de las experiencias de  Irak y Afganistán, tal como está recogido en el manual de contrainsurgencia que hemos venido citando:

* Organizar fuerzas políticas y militares internas, para dar la apariencia de tener apoyo popular. Tomando en consideración el fracaso de Afganistán hay que colocar el énfasis en que la lucha sea sostenida por fuerzas nacionales ( tribus, etnias, capas sociales, fracciones políticas y militares locales ) De esta manera se reparten las cuotas de sacrificios y el costo político si ocurre algún fracaso. Lo mismo vale para necesaria alianza internacional, para no aparecer solitariamente en una aventura militar.

* Constituir una instancia unitaria para que asuma la vocería  nacional de la agresión  ( en este caso el CNT).

* Maniobras diplomáticas para lograr el reconocimiento de esta instancia, tanto entre  los miembros de la OTA, como de la ONU.

* Organización de un gobierno  títere que asuma las tareas de la transición

* Consolidar - estabilizar el orden público y la seguridad, con el apoyo de las fuerzas intervencionistas

* Elaboración de leyes y propuestas constitucionales.

* Convocatoria a elecciones

B.- Encubrir el saqueo de  sus recursos naturales y energéticos.

Veamos el valor que posee Libia en esa perspectiva, particularmente su potencial en recursos económico-financieros:

* Uno de los  más importantes productores petroleros de África

* Inmensa reservas  gasíferas

* Acuíferos con millones de litros de agua subterránea

* Toneladas de oro en barra

* Millones de dólares en reservas

C.- Debilitar la OPEP para imponer bajos precios en el petróleo y elevar las cuotas de producción, como siempre lo han venido impulsando las monarquías petroleras del golfo, revertir las políticas progresivas desarrolladas por Cadafi para el Norte de África: nacionalizaciones, defensa de los precios y control de las cuotas de producción del petróleo en la OPEP, promoción de un nuevo patrón monetario distinto al Dólar y al Euro, integración y unidad , con la visión panafricana.

D.- Consolidar el poder hegemónico del clan tripartito  ( EEUU, Francia, Inglaterra ) en el Norte de Africa, neutralizando a China y Rusia en sus áreas de influencia y tratando de obstaculizar la constitución de  un mapa multipolar .

Por supuesto, el imperio realiza importantes esfuerzos para darle legitimidad a su intervención para imponer un régimen a su servicio y apoderarse de tales riquezas, disfrazando y ocultando sus líneas maestras reseñadas anteriormente y para ello acude a la coartada donde justifica la agresión como una acción  para “salvar vidas” o cubre esta nueva cruzada bajo el manto de  “razones humanitarias”.

En tal sentido, esta estrategia se inscribe en el marco de las guerras de baja intensidad, pero como no puede utilizar el pretexto de la lucha contra el terrorismo de Alqaeda ya que Cadafi apoyó a los EEUU en esa lucha, levantan ahora el estandarte de la “guerra humanitaria”, es decir, asesinar un sector de la población, para supuestamente proteger a los civiles que están en la oposición al gobernante Libio.  

Las operaciones psicológicas como acciones encubiertas.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. Existe una conseja que dice que “EN LA GUERRA LA PRIMERA VICTIMA ES LA VERDAD”, la cual siendo cierta,  es una noción recortada de la capacidad manipuladora de la opinión pública, que en el régimen capitalista no sólo se remite al conflicto bélico, si no que está presente en los procesos electorales con la guerra sucia o en el Marketing con la propaganda que fomenta el consumismo con la venta de mercancía. En todos estos casos se trata de verdaderos escamoteos de la verdad, que inutiliza y hace triza de la libertad de prensa y el derecho a la información.

En la agresión a Libia el mayor esfuerzo tanto en sus inicios como en todo el proceso, se montó  en la  campaña de guerra psicológica que presentó el conflicto  de una manera distorsionada, siguiendo patrones establecidos en el manual de contrainsurgencia.

Como no se trata de la guerra psicológica como  una generalización vaga del manejo de la mente y las emociones, en nuestras investigaciones hemos caracterizado la concepción, los métodos y técnicas empleadas por el imperio en este campo, más específicamente el enfoque empleado por  The Rendón Group ( ver el “Dossier sobre Operaciones Psicológicas” ), la empresa subcontratada por el pentágono que elaboró y difundió la información falsa   de  que Irak poseía armas químicas, lo cual se convirtió en términos opinático en la excusa para la invasión.

Veamos un resumen apretado de los aspectos teórico-metodológicos que subyacen en el enfoque de The Rendón Group:

1.- La OPSIC y la manipulación propagandística que le es inherente está modulada POR DISTORSIONES INFORMATIVAS ( fundamentada teóricamente en premisas neo-conductistas como soporte de la  Agenda Setting, el Gatekeeper y el Newsmaking),

2.- Esto lo asume The Rendón Group, como “gestión de la percepción vía noticia”. Siendo este punto de partida lo que hace la diferencia con otros enfoques comunicacionales o de guerra psicológica. El acento se coloca en la producción y distribución de noticias intoxicadas. (Temas generadores permanente o coyunturales priorizados y jerarquizados, agenciados, a través de la OPSIC son repetidos y difundidos en profundidad por diversos medios noticiosos (agencias, radio y televisión, prensa escrita, internet )pudiendo llegar a ser creídos y defendidos por sectores desprevenidos y sin capacidad crítica, de allí su eficiencia política.

3.- En dicho proceso se aplican métodos de fragmentación de la información, extrapolación noticiosa, generalización de casos aislados, proyección simbólica de algunos hechos, silencios y censuras en torno algunos datos de la realidad, todo lo cual impacta como fragmentación cognitiva y emocional

4.- Las técnicas más comunes empleadas están: “efecto diagramación” combinando titulares con fotos y caricaturas que producen impacto no solo cognitivo si no también emocional, entrevistas o reportajes montados con sesgos, programas de opinión con expertos que intentan darle legitimidad a los referidos “temas generadores” o matrices de opinión.

5.- La mecánica empleada consiste en operaciones previamente montadas o en la explotación de hechos o sucesos eventuales.

6.- La planificación y ejecución está en manos de un conjunto de operadores: armadores , anclas, legitimadores , validadores

7.- Los medios y recursos empleados, combinan radio, TV, impresos, Internet, tantos de carácter nacional como internacional.

8.- El cronograma de ejecución física sigue un patrón con algunas variaciones dependiendo del contexto geográfico o socio-cultural.

9.- Resulta obvio que las operaciones psicológicas no se realizan sin algún referente empírico o medias verdades, ni son un fenómeno mediático aislado, sino que se enmarcan en una estrategia global que posee finalidades múltiples cuando  el imperio se propone desestabilizar o derrocar un gobierno:

* Deslegitimación del proceso, descalificando la obra del gobierno, exaltando fallas y errores.

* Utilización de los déficit, errores o fallas, conflictos de intereses y contradicciones internas, para reforzar matrices de opinión en varias direcciones:

-- Intentos de consolidación de una fuerza opositora en la perspectiva electoral

-- Esfuerzos en función del aislamiento internacional y justificación de una intervención militar

-- Impulso de la ingobernabilidad y caldo de cultivo para la insurgencia armada interna (guarimba, paramilitarismo, operaciones encubiertas, rebeliones parciales tanto policiales como militares):

* Agudización de las contradicciones, incentivando paros y huelgas, hasta llegar al colapso del aparato productivo.

* Impulso de marchas y movilizaciones hacia edificios emblemáticos, que permitan realizar un cerco y presionar el pronunciamiento militar.  

* Justificación de la organización de operaciones con fuerzas policialesy paramilitares, en coordinación con algunas individualidades militares (activos y en retiro).

* Paralizar o inhibir el conjunto de las fuerzas militares, lo que permitiría que a través de la lucha callejera y las operaciones especiales, se controlaran algunas zonas estratégicas al interior de algunas ciudades o regiones del país.

10.- De igual forma, no es este un fenómeno espontáneo, una especie de “proceso sin sujetos”, sino todo lo contrario, opera a través de redes interconectadas en el plano nacional e internacional:

-- operadores externos: Comunidad de inteligencia EEUU.

-- Operadores internos:

* En el terreno mediático: operadores armadores, legitimadores, anclas, validadores, como ya lo reseñamos anteriormente

11.- En la coyuntura las operaciones psicológicas se desagregan en objetivos específicos y se focalizan en diversos escenarios:

A· Generación de un contexto de máxima presión con la movilización social: marchas, tomas, trancas, paros, huelgas.

B· Crear una situación de caos y crisis total del país, que genere conflictos, hostilidades, enfrentamientos y violencia. Para ello es indispensable infiltrar personal armado en sectores sociales, laborales y comunidades; participando en acciones directas, creando disturbios, generando caos y desorden en la sociedad.

C· Fomento del calentamiento de calle y la violencia social como clima de desestabilización general que se necesita. Como no se trata de un golpe en frío o un alzamiento tradicional, se desarrolla un cronograma de acciones en espiral que conduzcan a un punto crítico o estallido final. Este abc de los escenarios, es una copia de experiencias exitosas alcanzadas por grupos contrarrevolucionarios en la Europa del Este, donde la lucha de calle combinada con grupos de choques armados que copan edificios sedes del gobierno, logran paralizar a las fuerzas del orden y derrocan al gobernante de turno.

Veamos ahora como se implementaron las operaciones psicológicas en la agresión imperial a Libia y su conexión con estos puntos de partida de las “distorsiones informativas” .

Ya con anterioridad, había señalado que lo que ocurre en Libia, es como una “crónica anunciada”, tal como lo podemos encontrar en un artículo que escribí para Aporrea Org con el título LAS LECCIONES DE LA AGRESION IMPERIALISTA CONTRA LIBIA” publicado  el 25 de Marzo de 3011:  

Desarrollo en profundidad de las operaciones psicológicas y la guerra de IV Generación, utilizando como temas generadores la criminalización de Gadafi, la denuncia de Libia como “estado forajido”,  la acusación de una supuesta masacres de civiles, cuestión esta que nunca fue evidenciada. En cambio, si se puede reconstruir documentalmente en cualquier video de Youtube como el imperio cabalgó sobre planes separatista y estimuló rivalidades tribales, simbolizado por ejemplo  en el estandarte que enarbolaron desde el comienzo en Benghazi. ( revisen la presencia masiva en las movilizaciones de la bandera verde, roja y negra  de una vieja dinastía). En esa misma ciudad, a pocas horas de las manifestaciones aparecieron grupos armados que hicieron ostentación de diferente tipo de instrumentos bélicos ( fusiles AK-47, lanzacohetes RPG, ametralladoras antiaéreas )que a todas luces denota una rebelión armada en curso y sus partidarios no eran civiles indefensos. Sin embargo, la matriz mediática que se impuso fue la de una supuesta masacre a la población que manifestaba pacíficamente.

Con ese posicionamiento mediático, el imperio desarrolló  una ofensiva diplomática para aislar a Libia y conseguir los votos necesarios en el Consejo de Seguridad de la ONU. Ya lo demás lo conocemos: carta blanca  para una intervención militar que tiene como señuelo la “clausura del espacio aéreo Libio”, pero en su dirección estratégica se dirige a los siguientes objetivos:

*.- Apoyar la rebelión armada y derrocar a Gadafi .

*.-Crear un gobierno títere como lo hicieron en  Irak

* .- De no lograr los anteriores objetivos, provocar la “partición” de la nación Libia, creando un gobierno provisional en Benghazi..”

En el caso de las operaciones psicológicas desarrolladas en el  proceso de agresión  a Libia, comenzamos a observar un cambio en la política editorial de Aljazeera ( medio este ubicado en Qatar y considerado como progresista o anti-imperialista ) y nos planteamos hacerle un seguimiento al Libia Live Blog” que aparece en su Web.

En la evaluación permanente de este sitio, revisando sus reportajes de campo, micros y documentales, rápidamente nos permitió ubicar a Aljazeera involucrada en las operaciones psicológicas, copiando casi al caletre los patrones de desinformación y manipulación propagandística que reseñamos a propósito del enfoque de The Rendón Group, comportamiento noticioso que ocurre mucho antes del montaje que hicieron con la toma a Trípoli y la falsificación de la llamada “Plaza verde”.

Del análisis de contenido del “Libia Live Blog”,de cientos de titulares, reportajes, fotos y micros durante 5 meses, encontramos lo siguiente:

1.- Criminalización de Cadafi, colocándolo como  sanguinario, déspota, viviendo en mansiones lujosas.

2.- Negación o invisibilización de la obra de gobierno, colocando el acento en 42 años de dictadura.

3.- Sistematización de la presentación del conflicto interno como una rebelión popular, aunque desde el comienzo aparecieron como protagonistas pequeños grupos armados.

4.- Promoción del racismo a través de la acusación de mercenarios a la población de color y a los inmigrantes.

5.- Realización de reportajes sobre represión, masacres o ataques a civiles, pero sin presentar gráficas.

6.- Promoción sistemática de la bandera monárquica, que a simple vista aparece como parte de un guion visual en las fotos y micros.

7.-Enfasis en resaltar las divisiones, deserciones y falta de apoyo de las tribus principales a Cadafi.

8.- Exageraciones sobre las victorias de los rebeldes, con tomas de ciudades que posteriormente eran desmentidas, lo mismo ocurrió con la captura o muerte de miembros del equipo de Cadafi.

9.-Censura férrea de cualquier dato o imagen que denotara apoyo o éxito de las fuerzas cadafista.

10.- Ocultamiento intencional de los daños “colaterales” de los bombardeos: civiles, mujeres y niños muertos o heridos, infraestructura pública destruida. En este caso, se reforzó la versión de la OTAN  de que eran objetivos militares, o que las bombas inteligentes no fallan en el blanco.

11.- Silencio absoluto sobre la presencia de mercenarios o fuerzas especiales.

12.- Exaltación del protagonismo militar de algunos grupos que parecieron extras de películas o haciendo comiquitas:

* Por experiencia propia en la guerra irregular, nos llamó poderosamente la atención de una especie de rally de camionetas 4x4, transitando en diversas direcciones a campo descubierto o carreteras sin ninguna protección.

* Grupos armados disparando a lo loco contra edificios bombardeados, sin cubrirse ni parapetearse, observándose que se trataba de una situación extraña, ya que las posiciones adoptaba no eran de agachados o tendido para protegerse del fuego enemigo, si no unos sujetos parados que se enfrentaban a fuerzas incapaces de pegarles un tiro en esas condiciones.

* Lo reiterativo de estas escenas en la mayoría de las fotos y micros, dejó al descubierto la intención de ocultar la presencia de fuerzas especiales encubiertas o quitarle mérito a la OTAN quienes fueron los que  garantizaron los desplazamientos y los avances de estas fuerzas de operetas.

13.- En la investigación se comprueba la articulación entre Aljazeera y CNN, conectada con múltiples agencias internacionales: Reuter, EFE, AP.

14.- El canal catari utilizó como ancla a periodistas tarifados como Anita McNaught y Sue Turton, quienes sospechosamente siempre estaban colocados en la antesala de los ataques de la OTAN, entrevistando a los extras de la película o a los voceros del CNT.

15.- La mayoría de los corresponsales de las agencias noticiosas en Libia se alinearon con las pautas de las operaciones psicológica.

Contextualizando este papel de los periodistas tarifados o agentes encubiertos de los organismos de inteligencia del imperio, Thierry Meyssan de la Red Voltaire, escribe un artículo con el título Desencriptando los mecanismos del periodismo de guerra” 
donde plantea:

  “ Para comprender como periodistas profesionales mienten deliberadamente hay que colocarse en el contexto.  
Aquí se desarrolla una guerra que tendrá consecuencias sobre el porvenir de toda Africa. Todos los países del mundo quieren tener sus agentes aquí y especialmente los implicados para justificar su implicación de cara a su opinión pública. “ 

Se constata que los periodistas que vienen de países distintos implicados en el conflicto se conocen entre ellos y son los mismos que han estado en anteriores guerras, Bagdad, Afganistán, Yugoslavia, etc.

Frecuentemente los equipos de periodistas han sido puestos en contacto entre sí  por sus respectivos servicios de inteligencia que han planificado actividades comunes para ellos.  
 El equipo debe utilizar lo que ve para que sirva a la propaganda de guerra y fabricar las noticias.”

La intervención de fuerzas especiales en la agresión a Libia.

Tanto la OTAN como los EEUU negaron la presencia de tropas en tierra durante la agresión a Libia, pero a la luz de lo que venimos examinando y considerando los diversos reportes de los diarios del mundo, es innegable que al lado de las operaciones psicológicas, también estuvo presente la acción de fuerzas especiales.

Desde los primeros meses de la agresión a Libia algunas agencias de noticia, como la AP, comenzaron a reseñar la presencia de las fuerzas especiales:

Dice AP: “Los asesores militares extranjeros estaban trabajando en secreto dentro del país”, entrenando a las fuerzas procolonialistas y “proveyendo información táctica para los ataques aéreos de la OTAN contra las fuerzas patriotas y leales a Gadaffi.De igual forma, sostiene el despacho de AP que las operaciones encubiertas fueron separadas del comando de la OTAN para no cumplir con el mandato de proteger a los civiles.

“La operación fue separada de la estructura del comando de la OTAN para no comprometer el cumplimiento de ésta al mandato de Naciones Unidas: proteger a los civiles”, reseñó AP. “Los diplomáticos afirman que los miembros de la OTAN y aliados en el Medio Oriente efectuaban una campaña encubierta en el territorio libio. Estos elementos básicamente invisibles ayudaron a transformar un variopinto ejército en una fuerza organizada que fue capaz de irrumpir en Trípoli y ocuparla”, dijo la agencia estadounidense.

“Los medios informan que en el territorio de Libia están actuando grupos de las fuerzas especiales de Europa Oriental, Reino Unido y Francia. La presencia de este último país fue confirmada por el representante oficial del Estado Mayor francés, Thierry Burkhard.

Burkhard informó que en Libia están actuando varias decenas de consejeros militares franceses. Según él, se ocupan de garantizar la comunicación con el Consejo Nacional de Transición. Burkhard también subrayó que estos consejeros no participan en las operaciones militares.

Este lunes el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Alain Juppé, también habló  sobre estos grupos al decir que sus funciones incluyen la dirección de los grupos de rebeldes y su instrucción.

Otra fuente informativa reitera la misma versión:

“…el periódico británico ‘Daily Telegraph’ publicó información, de acuerdo con la cual Reino Unido está representado en Libia por el Servicio Aéreo Especial (SAS por sus siglas en inglés), una de las divisiones de las fuerzas especiales del país. Los oficiales del SAS también participaron en el asalto de Trípoli, coordinando las acciones de los rebeldes. La orden, que envió al regimiento al país norafricano, fue firmada por el primer ministro británico David Cameron, sostiene el rotativo.

“Las fuerzas especiales británicas (SAS) están en Libia a cargo de la captura de Muamar Kadafi, participaron del asalto a Trípoli, entrenaron comandos y organizaron el asalto al búnker del presidente libio, adonde también ingresaron llegaron comandos especiales de Qatar para recopilar computadoras y documentos que puedan servir como pruebas en el juicio en La Haya, señala este viernes la prensa británica. 
 
Si bien su presencia es oficialmente negada por el ministro de Defensa británico Liam Fox, él admitió el jueves que ellos y la OTAN están aportando “inteligencia y equipos” para ayudar a los rebeldes
 
“El gobierno de Cameron no menciona abiertamente la operación porque jamás hace una declaración sobre las fuerzas especiales para resguardar su seguridad.

Pero desde el inicio del conflicto, fuerzas del SAS, comandos franceses y fuerzas especiales de Qatar y Emiratos Arabes están desplazados en el terreno y dirigen a los rebeldes, que aparecen mejor entrenados que antes, según fue registrado por agencias internacionales.

Se los ve en imágenes de TV con chalecos antibalas, fusiles SA80 y rifles snipers. Dan órdenes y se plantan para disparar como verdaderos combatientes, en medio de un ejército de "rebeldes" desarrapados.” 
Diplomáticos de la Organización del Atlántico Norte (OTAN, pos sus siglas en inglés) admitieron este martes que Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, algunos países de Europa oriental y naciones del Medio Oriente, llevan a cabo labores encubiertas con equipos y efectivos militares que trabajan en secreto en Libia, con el objetivo de “destrabar los combates que parecían estancados”.

Sobre las distorsiones informativas como el intento de encubrir las acciones de las fuerzas especiales , también es reseñada en la prensa:

“Tony Shaffer, exmiembro del espionaje del Ejército de Estados Unidos. A pregunta expresa del periodista –quien cuestionó la veracidad de la información publicada en Inglaterra–, Hunt contestó: “Sí, es exactamente así”. Y abundó: “Al lado de las tropas de los SAS británicos y de los comandos GIGN franceses, desde hace 12 días (12 de marzo) también están nuestras fuerzas especiales y agentes de la inteligencia de Estados Unidos”, ya que “nunca lanzamos operaciones aéreas de este tipo sin nuestros muchachos en el terreno”.

Shaffer coincidió:  “Es exactamente lo que me dijeron mis fuentes”. No es posible, señaló, realizar estas misiones “sin el apoyo de estas tropas de tierra, las cuales llevan a cabo operaciones de control aéreo avanzado para evitar el bombardeo de objetivos equivocados”. O’Reilly recordó entonces que la administración Obama dejó en claro que “no tenemos botas en el terreno y no las tendremos”. Y tras la confirmación de los dos oficiales, preguntó: “¿Fue una mentira?”. Hunt entonces contestó: “Pues sí, una poca de desinformación es necesaria para proteger a los muchachos en el terreno. Nunca se habla de las operaciones encubiertas”, remató.

VI.- UN EJEMPLO EN NUESTRO CONTEXTO: EL CONFLICTO COLOMBIANO.

Fuerza de Tarea Conjunta Omega 

En nuestro contexto la nueva estrategia de intervención norteamericana  ha tenido su mayor concreción en la experiencia colombiana donde llevan décadas intentando desarrollar su estrategia geo-política de control y dominio de Sudamérica utilizando como plataforma el gobierno y el territorio colombiano, recientemente a través del Plan Colombia, Plan Patriota y el vigente Plan  de Seguridad Democrática.

La instancia que se encargó de formular esta última fase de la intervención norteamericana fue la denominada Fundación Seguridad y Democracia, institución hoy en desgracia por los desencuentros del uribismo y Santos. Esta fue una típica  organización de fachada ( caso común de un outsourcing de inteligencia por el cual cobraron millones de dólares ) .

La FSD tuvo como Director a Alfredo Rangel, por cierto este es el asesor a quien  el alcalde de Chacao quiere traer a Venezuela .

Rangel conforma un trío conjuntamente con Germán Espejo y Andrés Villamizar, quienes sistematizan el enfoque estratégico donde se plasman las orientaciones del  FM 3-24 . US Army Field Manual .

Para que el lector pueda realizar un estudio comparativo entre nuestra anterior reseña de las operaciones encubiertas y  el rol de las fuerzas especiales y su materialización  en los planes militaristas impulsados por el Imperio en Colombia desde el año 2004, vamos a citar  4 documentos entre los que destacan los  elaborados por los diversos miembros de la Fundación Seguridad y Democracia,  en función de las transformaciones que han sufrido las fuerzas armadas colombianas:

1.- Germán Espejo “Operaciones Extraterritoriales: Riesgos y Alternativas ( Publicaciones FSD, Enero/2005 ). 

2.- Andrés Villamizar .“Fuerzas Militares para la guerra”.  (FSD.Bogotá. Noviembre de 2006)

3.- “La fuerza pública y los Retos del Futuro”

Grupo de Análisis Estratégico. Ministerio de la Defensa de Colombia.

Editado por  la Imprenta Nacional de Colombia. Julio de 2009.

4.-Juan Manuel Santos. Ministro de la Defensa.

“EL FUTURO DE LAS FUERZAS ARMADAS”. Bogotá . 30 de Abril  de 2009. 

Los principales aspectos de la reforma militar promovida por los yankys en Colombia ( bajo las premisas del FM 3-24 . US Army Field Manual ) y reproducida por los anteriores agentes ideológicos “subcontratados” que hemos citado, están referido a: 

1.- Control territorial y justificación de las operaciones extraterritoriales, tal como lo intenta justificar Germán Espejo:

“…En una situación de pre-conflicto, es decir en los días o meses anteriores al inicio de las confrontaciones entre fuerzas armadas de dos o más países se puede notar un tipo de operaciones extraterritoriales. Estas corresponden normalmente a misiones desarrolladas por unidades de fuerzas especiales de las fuerzas armadas o de unidades operativas de los servicios de inteligencia de un Estado, que realizan operaciones encubiertas en territorio enemigo para facilitar o hacer más contundente las acciones ofensivas de las propias fuerzas cuando se inicie la confrontación…

2.- El mejoramiento de la capacidad de movilización, de respuestas rápidas. Esto lo planteo Andrés Villamizar de la siguiente manera:

“…Una de las misiones más importantes, la de multiplicar la fuerza, incluye el asalto aéreo, es decir, transportar por vía helitransportada unidades terrestres al campo de batalla. Las fuerzas de asalto aéreo son capaces de proyectar poder de combate sin la limitación impuesta por el terreno o los accidentes geográficos.

La versatilidad y fuerza de este tipo de operaciones se logra al combinar las capacidades de las aeronaves modernas de ala rotatoria, velocidad, agilidad y capacidad de fuego con las de las tropas terrestres.

Se debe resaltar el enorme incremento de la capacidad aérea de las Fuerzas militares colombianas, tanto en el transporte de tropa como en el apoyo de fuego cercano, es decir, el apoyo de fuego que los helicópteros o aviones brindan a las tropas terrestres, volando muy cerca de la tierra y a una relativa baja velocidad. Actualmente, Colombia cuenta con una flota de unos 230 helicópteros…” 

“Actualmente, Colombia cuenta con una flota de unos 230 helicópteros, distribuida así:

• 30 helicópteros de combate (que incluyen 16 Blackhawk artillados AH-60, mejor conocidos como “Arpía”, 10 Bell 212 artillados o “Rapaz” y cuatro Hughes 500).

• 189 de transporte (43 Blackhawk UH-60, 14 MI-17 de fabricación rusa, 25

Bell 212 y 54 Huey II).

• 40 destinados a otras misiones, tales como reconocimiento, entrenamiento, comando y control, entre otras.

Más allá  de los impresionantes avances en capacidad helitransportada, es importante destacar otros avances jugado un papel fundamental en el fortalecimiento de las Fuerzas Militares. Estos incluyen la capacidad de realizar operaciones nocturnas, la mayor capacidad de inteligencia técnica y las mejoras en los sistemas de comando, control y comunicaciones militares. 

También Andrés Villamizar en su ensayo nos describe los avances en la inteligencia tecnológica: 

“Las Fuerzas Militares colombianas han fortalecido considerablemente sus capacidades de inteligencia técnica, entendida esta como la recolección de información por medios distintos a las fuentes humanas. Incluye la capacidad de interceptar señales, comunicaciones y de tomar aerofotografías, entre otras.

Un componente fundamental de estas capacidades son los llamados rastreadores o trackers y las plataformas de inteligencia.” 

De al misma manera, este subcontratado desarrolla algunas líneas del mejoramiento de la capacidad para realizar operaciones nocturnas: 

“Muchos ejércitos tienen alguna capacidad de operar en la noche. Es relativamente

fácil adquirir algunos de los equipos y tecnología a precios razonables en el mercado mundial. Pero para ser usados de manera efectiva, las organizaciones deben desarrollar las tácticas, técnicas y procedimientos que maximizan la ventaja de poder operar en la noche…Para poder hacerlo, un ejército requiere no solo contar con los equipos adecuados, sino también a doctrina y el entrenamiento que les permite enfrentar un ambiente operacional riesgoso y complejo.” 

El mismo autor, nos describe el progresivo proceso de “mercenarización de las fuerzas armadas colombianas: 

“Uno de los cambios institucionales más importantes que se han  implementado es el  paulatino pero constante profesionalización de las tropas. Tanto el Ejército como la Infantería de Marina (cuerpo terrestre de la Armada, cuya misión incluye el patrullaje de costas, ríos y litorales) avanzaron en este proceso. Las Fuerzas Militares adelantaron un proceso de profesionalización de sus soldados e infantes de marina, reemplazando los llamados bachilleres (soldados e infantes conscriptos con diploma de bachiller) por soldados profesionales. Estos últimos son aquellos que tras concluir su servicio militar obligatorio deciden voluntariamente continuar en las Fuerzas Militares, luego de recibir un reentrenamiento y que a partir de ese momento reciben un sueldo por su trabajo.” 

Estos y otros cambios en las fuerzas armadas colombianas vienen siendo implementados desde el año  2004 bajo la tutela norteamericana, ejecutado en la práctica, tanto por Uribe como por Santos y los equipos tarifados como los de la FSD. 

En estas reformas también  están recogidas en un  documento internos de las FFAA colombianas que lleva por título “ La Fuerza Pública y los Retos del Futuro” donde se observa la huella de los asesores de la FSD y la línea de continuidad con las orientaciones estratégicas trazadas por el imperio a través de las ejecutorias de Juan Manuel Santos como ministro saliente de la cartera de defensa en Colombia y los tarifados Alfredo Rangel, Germán Espejo y Andrés Villamizar. Una simple lectura comparativa de los ejes temáticos, la jerga técnica y las propuestas operacionales que ya reseñamos con anterioridad, nos conduce a la conclusión que estamos en presencia de un escalamiento de los planteamientos realizados por estos autores en el año 2004 y ratificados en el año 2009 antes que Santos dejara  el ministerio de defensa . Particularmente esto está sintetizado en el discurso que examinaremos posteriormente,  dado por el ex ministro en el seminario  de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras –ANIF- con el nombre de “EL FUTURO DE LAS FUERZAS ARMADAS”, realizado en Bogotá el 30 de Abril del 2009.

Sobre el l texto “La fuerza pública y los Retos del Futuro” , podemos indicar que se trata de un trabajo de 59 páginas que comenzó a circular en medios masivos en los últimos días de Diciembre de 2009, pero en la edición en PDF que se consigue en internet aparece como editado por la imprenta nacional de Colombia en Julio de 2009. Igualmente aparecen una series de referencias de sus supuestos autores: Grupo de Análisis Estratégico TC . Pedro Villaquirán Ramos, TC . Jorge Alberto Chacón Zapata, TC . Dagoberto Blanco Barragán. Como hemos visto las actividades encubiertas de la FSD, puede demandar medidas de contrainteligencia, donde no aparezcan directamente señalados.

Veamos a continuación algunos fragmentos del citado documento: 

“…las guerras son cada vez más complejas y combinan una serie de elementos que hacen que al mismo tiempo se enfrenten formas de guerra convencionales y asimétricas. 

Reiterando la caracterización del tipo de guerra a enfrentar, el citado documento castrense señala: 

Desde la perspectiva de diversos analistas militares, en la coyuntura actual se presenta una reconfiguración de los conflictos. Estos han dejado de ser de alta intensidad, enfrentando a ejércitos organizados de diferentes Estados, para convertirse en conflictos asimétricos o multivariantes, que difieren de la caracterización en blanco y negro que ha tenido tradicionalmente la guerra. “ 

En buena parte del mundo, se ha superado la etapa en la que ejércitos con fuerzas comparables se enfrentaban y se ha iniciado otra en la que los combatientes, que en muchos casos no pueden ser homologados con ejércitos, utilizan diferentes tipos de armas y de tácticas no convencionales para alcanzar sus fines.  

“Teniendo en cuenta el cambio en el entorno estratégico regional, la tendencia a la polarización ideológica y las aspiraciones expansionistas manifiestas por algunos países, tanto en términos ideológicos como territoriales, pone de presente la necesidad de hacer un mayor énfasis en la protección de la soberanía nacional. Este tipo de amenaza se inserta en la tendencia de que las guerras son cada vez más complejas y combinan una serie de elementos que hacen que al mismo tiempo se enfrenten formas de guerra convencionales y asimétricas. “ 

“…ya no se puede hablar de un conflicto regular basado únicamente en las capacidades estratégicas convencionales de los ejércitos, sino de una combinación de formas de guerra no convencionales o asimétricas...”  

Finalmente, en el documento citado, se desarrollan las líneas maestras que van a impulsar en esta nueva etapa:

“Sin embargo, teniendo en cuenta el carácter híbrido de las formas de guerra actual, para que Colombia adquiera una capacidad estratégica no se deben cambiar las capacidades existentes o comenzar de cero. En este sentido, los esfuerzos deben encaminarse a la obtención de dos objetivos primordiales: mantener las capacidades actuales que le dan una ventaja comparativa en términos de fuerzas especiales y operaciones asimétricas, y desarrollar otras capacidades de tipo convencional y algunas no convencionales que se encuentran limitadas. Estas acciones deben estar acompañadas por una flexibilización en la organización de las Fuerzas Militares, orientando los esfuerzos hacia una lógica conjunta. El reto consiste en lograr un equilibrio entre las capacidades convencionales y las no convencionales.   

Todo esto supone esfuerzos importantes en materia de entrenamiento y una integración combatiente-equipo acorde con la realidad tecnológica militar vigente. Adicionalmente, dado que la defensa de la soberanía implica el desarrollo de operaciones defensivas y ofensivas, es necesario considerar la creación y reestructuración de unidades con responsabilidad principal sobre todos los sectores fronterizos. Para estos efectos se debe avanzar en el fortalecimiento de las capacidades de vigilancia, control de fronteras y monitoreo satelital, así como las de movilidad, contramovilidad y cobertura. Además, se debe profundizar el desarrollo de las capacidades ya existentes en operaciones especiales, aerotácticas, de movilidad y nocturnas.

Paralelamente, es necesario plantear una distribución geográfica de la Fuerza acorde con las necesidades estratégicas. Esto puede realizarse bajo la forma de centros de despliegue militar que concentren la fuerza en sitios estratégicos, de manera que puedan responder a cualquier eventualidad en las fronteras de manera rápida y efectiva. 

Aquí aparecen los lineamientos trazados por  los asesores gringos, los cuales fueron desarrollados por Andrés Villamizar en el texto”Fuerzas Militares para la guerra” el cual  citamos anteriormente:

1.-Mantener la ventaja comparativa que posee Colombia en cuanto a fuerzas especiales y de contraguerrilla, operaciones aerotácticas y nocturnas.

2.- Desarrollar cambios organizativos que desarrollen los comandos y  operaciones conjuntas.

3.-Esfuerzo en el entrenamiento en el uso de las nuevas tecnologías,

4.- Creación y reestructuración de unidades en las fronteras.

5.- Vigilancia y control de los pasos fronterizos.

6.- Concentración de fuerzas en términos territoriales – fronterizos.

En el  trabajo investigativo que hemos realizado  encontramos soportes documentales donde los anteriores lineamientos estratégicos del documento “Fuerza pública y los retos del futuro” están reivindicados y avalados por Juan Manuel Santos ex ministro de la defensa y ahora presidente de la república, tal como lo vamos a ver a continuación.

En tal sentido, analizaremos el discurso Santos en el seminario  de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras –ANIF- que tuvo como nombre “EL FUTURO DE LAS FUERZAS ARMADAS”, realizado en Bogotá el 30 de Abril  de 2009. En la intervención se observa una línea de continuidad en los planteamientos  reseñados e incluso Santos  asume la paternidad del organismo que elabora el documento en discusión pública actualmente:

“Dentro de la nueva estructura del Ministerio de Defensa, ha sido fundamental la creación de a Dirección de Estudios Sectoriales, que está dedicada a planear el futuro, sobre modelos de países desarrollados, de forma prospectiva pero realista. El objetivo es avanzar desde hoy en los retos del mañana, y definir la manera en que las Fuerzas Armadas deben adaptarse en su estructura, equipos y logística para enfrentarlos.”

Del mismo modo Santo vincula los éxitos obtenidos contra la insurgencia, a los cambios introducidos en su gestión:

“En el campo operacional, los resultados están a la vista. Ustedes y el país han sido testigos en los dos últimos años de los más grandes éxitos operacionales de la Fuerza Pública en muchísimo tiempo. No tengo que enumerarlos. Todos guardan en la memoria los golpes estratégicos que hemos dado… ¿Cómo hemos logrado todo esto?:

  • Fortaleciendo el trabajo conjunto y coordinado de las diversas instituciones armadas, y centralizando su inteligencia y las decisiones sobre objetivos de alto valor estratégico en la Jefatura de Operaciones Especiales Conjuntas.
  • La adecuada información de inteligencia, conocida en tiempo real por los encargados de las operaciones, nos ha permitido alcanzar un nivel de éxitos sin precedentes.”

Igualmente en su intervención en este seminario, da cuenta de los lineamientos trazados por los gringos desde el año 2004 ( ensamblados ideológicamente por la FSD como ya lo anotamos ) bajo un lente militar:

  • “Pasamos de 313 mil hombres en 2002 a 430 mil al finalizar el 2008, un incremento del 40%. Adquirimos equipo esencial para el desempeño de nuestras tropas, en todas las fuerzas, que ya hemos recibido y seguiremos recibiendo este año y el próximo.”
  • Se han comprado, entre otros equipos, 44 helicópteros, 52 aviones y 500 automotores de todo tipo para darle mayor movilidad, efectividad de reacción y capacidad de operación a nuestra Fuerza Pública.”
  • “También compramos 161 unidades navales y fluviales como lanchas, patrulleras, y botes de apoyo fluvial y de combate, e iniciamos la repotenciación de 4 fragatas y tres submarinos.”
  • “Estas adquisiciones las realizamos con recursos extraordinarios por 8,25 billones de pesos que aprobó el Conpes en febrero de 2007, y que son producto del impuesto al patrimonio que han pagado cerca de 3 mil contribuyentes con patrimonios superiores a los 3 mil millones de pesos.
  • “El eje para la construcción de las Fuerzas Armadas del futuro es la educación. La reforma está en marcha: 837 oficiales están cursando especializaciones, maestrías o doctorados y 15 viajaron como becarios de Colfuturo a estudiar posgrados en el exterior.1.450 suboficiales se han nivelado con título tecnológico y 104 están cursando especializaciones tecnológicas. En los últimos dos años cerca de 9 mil soldados recibieron su título de bachiller. Además, más de 63 mil miembros de las Fuerzas Armadas están estudiando inglés.”
  • Colombia, al terminar este año, tendrá más de 80 helicópteros Black Hawk, convirtiéndose en la fuerza de Black Hawk más importante en el hemisferio, después de Estados Unidos, y una  de las cuatro más grandes del mundo.Con semejante fuerza aeromóvil, el secreto está en poder tener adecuado entrenamiento para los pilotos y mantenimiento”. 

 Dentro de la prospectiva de estas líneas estratégicas, Santo se adelanta a lo que queda patentizado en el documento “La fuerza pública y los Retos del Futuro” y describe algunos de los lineamientos que vienen adelantando en los últimos meses, donde aparece los aprestos operacionales para una intervención con fuerzas especiales en cualquier parte del territorio, bajo la doctrina de comando de  operaciones conjuntas:

  • ”Las fuerzas públicas deben desarrollar una nueva infraestructura en las zonas alejadas, con una lógica de centros de despliegue –algo así como los fuertes militares–, con pistas aéreas y movilidad fluvial…”
  • “Las Fuerzas Militares tienen que continuar avanzando, también, en sus conceptos comandos conjuntos. Una organización fundamental en este aspecto será el Comando de Operaciones Especiales Conjuntas, que contará con las tropas más calificadas, que podrán movilizarse en muy corto tiempo a cualquier punto de la geografía nacional.”

Una de la concreciones de estos lineamientos, la podemos encontrar en la constitución de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, como fuerza especial que no tiene ninguna adscripción orgánica o territorial y tiene más de 20.000 hombres. La estructura de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, citando fuentes abiertas, es la siguiente:  

  • (FUDRA)
    • Brigada Móvil 1 (La Macarena)
    • Brigada Móvil 2 (La Uribe)
    • Brigada Móvil 3 (La Macarena)
    • Brigada Móvil 10 (La Julia) 
  • (FUCAD)
    • Brigada Móvil 16 (La Macarena)
    • Brigada Móvil 17 (Puerto Rico)
    • Brigada Móvil 18 (Vista Hermosa) 
  • (CEC)
    • Brigada Móvil 6 (Cartagena del Chairá)
    • Brigada Móvil 9 (San Vicente del Caguán)
    • Brigada Móvil 22 (Peñas Coloradas) 
  • (CEO)
    • Brigada Móvil 4 (Puerto Rico)
    • Brigada Móvil 7 (San José del Guaviare)
    • Brigada Móvil 12 (Vista Hermosa)

Los argumentos para conformar estas fuerzas especiales, son una repetición del fraseo del imperio: lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Pero si valoramos su preparación - dotación y le sumamos su articulación con el desarrollo del paramilitarismo y la autodefensa, debemos estar atentos y preparados para las operaciones encubiertas ( sicariatos, asesinatos selectivos, ataques simulados a instalaciones militares, sabotajes, guarimbas y violencia de calle, empleo de la  criminalidad   y la descomposición social ) que pueden desencadenar estas fuerzas, como equipo de choque del imperio en la región.

VII.- LA ADOPCION DE UNA ESTRATEGIA DE DEFENSA INTEGRAL FRENTE AL IMPERIO.

Tal como lo reseñamos anteriormente la actual estrategia imperial no es una simple metáfora o enunciado teórico, sino un proceso de aniquilamiento del esfuerzo liberador, lo que hace obligante trabajar en una estrategia de defensa integral del proceso revolucionario, ya  que nuestro país al igual que otras naciones del sur, se convierten en objetivos militares del imperio. Actualmente se convierte en “una crónica anunciada”  los pasos y las políticas que se vienen impulsando contra el proceso bolivariano: 

-- Campaña de manipulación propagandística a nivel mundial.

-- Esfuerzos de aislamiento diplomático y acusaciones ante la corte penal por supuestas violaciones a los derechos humanos.

-- Señalamientos de vinculaciones con grupos terroristas y narcotraficantes

-- Apoyo a planes conspirativos internos y fomento de posiciones separatistas en los Estados Táchira y Zulia.

-- Preparación de operaciones encubiertas con paramilitares y fuerzas especiales colombianas.

-- Instalación de bases y dispositivos para el bombardeo estratégico. 

Frente a este cuadro de amenazas reales que se ciernen en el horizonte, debemos formar y preparar nuestra fuerzas para una confrontación político-militar con las fuerzas imperiales, bajo un enfoque de guerra asimétrica, guerra de resistencia o  “guerra de todo el pueblo” como lo planteó en  el pasado reciente el general vietnamita Nguyen Giap, pero tomando en cuenta los nuevos parámetros de la contrainsurgencia contemplados en el   FM 3-24 . US ARMY FIELD MANUAL  que reseñamos previamente

En tal sentido, es esencial tener clara la dirección estratégica de esta confrontación, para lo cual proponemos sumariamente los siguientes aspectos:

1.- Combate sistemático (en lo teórico y práctico) al outsourcing de inteligencia en su triple acepción e implicación: inteligencia, operaciones psicológicas, fuerzas especiales privatizadas. En el terreno ideológico cultural impulsar una campaña comunicacional y educativa sobre las múltiples implicaciones que posee la subcontratación con los monopolios de la industria militar en los EEUU.

2.- Construir alianzas y planes conjuntos con el movimiento social nuestramericano y mundial, donde participen los sectores progresistas y revolucionarios, incluidos los movimientos  insurgentes.

3.- Desarrollo de una estrategia comunicativa global, que contemple el ámbito mundial-continental, construyendo redes informativas con fuerzas anti-imperialistas en todo el mundo.

4.- Estrategia continental de lucha, siguiendo el ejemplo  del ejercito libertador, de allí la idea fuerza de “VOLVER A AYACUCHO”.

5.- Acelerar los planes de preparación de nuestras fuerzas, empleando estrategias diversas, convencionales y no convencionales, donde destaca la guerra de resistencia con la activa participación de la población. La experiencia histórica señala, que el poderío militar estadounidense puede ser derrotado, igualmente existen lecciones de cómo neutralizar sus más sofisticadas tecnologías empleadas en las guerras convencionales. Al poder de fuego y la supremacía tecnológica de los gringos, la podemos confrontar con armas convencionales y  la capacidad de lucha de los componentes militares, pero resulta ser un postulado de la “guerra asimétrica” y UNA CLARA LECCION DE ACTUAL CONFRONTACIÓN EN LIBIA:

-- Los componentes militares convencionales pueden ser neutralizados en forma rápida por el poder fuego y el empleo de tecnologías avanzadas que utiliza el imperio.

-- No ocurre de la misma manera cuando le  oponemos nuestra fortaleza como pueblo revolucionario: el factor subjetivo y las convicciones, el dominio táctico del terreno, las redes de inteligencia social, la creatividad en el empleo de diversas formas de lucha ( urbana, suburbana y rural ), la utilización de armamento popular ( explosivos caseros, trampas )la propaganda y la contrapropaganda.

6.-  Frente a una eventual agresión del imperio, es necesario desarrollar la anterior concepción político-militar, donde se ponen en juego todas las enseñanzas acumuladas, desde las lecciones del Vietnam heroico, hasta la experiencia reciente del conflicto libio. En esa perspectiva, vamos a reiterar  los criterios que hemos esbozamos en diversos documentos:

 *.- Las fuerzas extranjeras pueden desplegarse y ocupar territorio, pero en el largo plazo no pueden sostenerse. Por ello las fuerzas revolucionarias  no pueden ser cortoplacista, ni se confrontan en términos de guerra de posiciones, tampoco se emplean a fondo en la fase en que las fuerzas de ocupación están a la ofensiva.

*.-Organización en pequeños grupos o unidades, difíciles de localizar e identificar porque están mimetizadas en el terreno y en el seno del pueblo, desarrollando de mil maneras el principio de dispersión y concentración de las fuerzas.

*.- El manejo táctico del terreno: montañas, cuevas, túneles, piedras, senderos escarpados, permite mantener la iniciativa y compensar la escasez de recursos logísticos, atacar sorpresivamente y preservar las fuerzas. Control  territorial y manejo de corredores estratégicos, construcción de bases de apoyo. 

*.- El empleo  generalizado de  las redes de inteligencia social es otra dimensión de esta guerra asimétrica, lo cual garantiza la información oportuna, conociendo con antelación planes enemigos, sus movimientos y desplazamientos.

*.- Desarrollo de una Estrategia Comunicativa Integral, basada en el conocimiento del enemigo, el despliegue de nuestra propia agenda, el empleo de toda nuestra capacidad comunicativa, la diversificación de vocería y el marcaje de actores oponentes.

*.- Seguridad en el sistema de comunicación y enlace, acudiendo  a la creatividad y la improvisación para neutralizar la inteligencia tecnológica que emplea el imperio, particularmente la vigilancia electrónica. En tal dirección, es clave la compartimentación rigurosa en los organismos de dirección y la adopción de un sistema de contactos impersonales en los enlaces (uso de buzones y escondrijos), medidas de contrainteligencia en el empleo de teléfonos, transmisiones radiales y la utilización  de la web.

*.-Combates de decisión rápida que evitan ser fijado en el terreno y de esta manera neutralizar la movilización (fundamentalmente aerotransportadas ) y el poder de fuego  enemigo

*.- Contundencia operativa con el empleo masivo de explosivos populares que puedan garantizar la cobertura de fuego con minas y metrallas de todo tipo, los cuales tienen  efectos devastadores en tropas de a pies o en vehículos. Articulación orgánica del armamento popular con los recursos bélicos como el AK, RPG, Minas. Nos toca a nosotros, los revolucionarios y revolucionarias en todo el continente, prepararnos al calor de estas premisas, no por afanes guerreristas, sino por una simple enseñanza de la historia: el imperio hoy no respeta frontera, no tiene controles ni límites, viene generalizando el empleo de OPERACIONES ENCUBIERTAS Y FUERZAS ESPECIALES.  

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2852 veces.

Carlos Lanz Rodriguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales