James Petras: Grecia tiene una opción con una izquierda consecuente

Protestas en Grecia

Protestas en Grecia

Credito: Archivo

Partido comunista

Partido comunista

Credito: Archivo

Syriza partido de izquierda en Grecia

Syriza partido de izquierda en Grecia

Credito: Archivo

Junio 13 de 2012.-Si gana Syriza, obviamente los banqueros europeos van a tratar de castigarlos, porque puede ser un ejemplo para Italia, para España

Audición de James Petras el lunes 11 de junio por CX36, Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay). www.radio36.com.uy

- Para analizar el panorama internacional, estamos en contacto con James Petras. Buen día, bienvenido Petras.

- Bueno. Arrancamos con España, que está en evidente condición de bancarrota, pese a haber recibido 100 mil millones de euros, es una medida transitoria y no ha tenido ningún efecto sobre el mercado.

Los bonos españoles todavía superan el 6%, que no es sostenible. Entonces, lo que los inversionistas llaman el ‘mercado de compra de bonos’, que es esencial para que España financie sus deudas, no responde positivamente. Creen que España está en una profunda recesión, con un crecimiento negativo de 1.7% y que el rescate simplemente está postergando el colapso. Eso es evidente.

En segundo lugar, ni los financistas confían en el gobierno de Rajoy. Nombraron un comité de la troika –Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y los Ministros de Finanzas de Europa- para supervisar el uso y aplicación del financiamiento, para que cumplan con los recortes.

España está en un círculo vicioso, cada vez que cumplen con las exigencias de los banqueros está en mayor recesión, y la mayor recesión provoca menos inversión, menos empleo, menos consumo y aumenta la necesidad de otro financiamiento. Por tanto, este financiamiento permite ganar tal vez tres o seis meses, pero primero, va a profundizar la deuda, y segundo, no va a a impulsar la economía porque el financiamiento va a circular desde afuera al Banco Central y de ahí al pago de banqueros en el exterior.

Podríamos decir que España está en una situación insostenible y Rajoy y la derecha que gobierna ahora, tienen que confesar que todos los pronósticos de que se podía superar la crisis aplicando las fórmulas de austeridad han fracasado y no tienen otro proyecto. No tienen otra forma de postergar las transferencias hacia fuera, no tienen posibilidad de canalizarlas para el impulso de la economía, entonces se quedan acumulando deuda, consiguiendo algún respiro, peor finalmente le cuerpo político está con un cáncer terminal.

-La responsabilidad de esta situación en España es compartida por la derecha y el anterior gobierno socialista.

- Obviamente, el gobierno socialista aprobó algunas leyes sociales, el matrimonio para homosexuales, etc. pero de fondo es un gobierno neoliberal que estaba muy involucrado con los contratistas del capital inmobiliario, los grandes bancos, cosechando enormes ganancias, financiando las especulaciones en el turismo, segunda casa, etc. Entonces tanto el gobierno de Zapatero como la derecha, tienen responsabilidades compartidas, no hay ninguna diferencia entre la política que estimuló la crisis y fomentó la miseria. En ese sentido, cambiar gobiernos es simplemente postergar la solución definitiva. Y ahora los socialistas no hacen críticas de fondo ni ofrecen alternativas, explotando la miseria, la indignación y el tema del gran desempleo.

Entre el bipartidismo hay un solo callejón, por esa razón la gente que tiene alguna desesperación están organizandose afuera del espacio legislativo y electoral, están tratando de movilizar gente para las luchas extra parlamentarias, marchas, protestas, organización de barrios, todo tipo de actividades. Pues la salida a partir de alternativas electorales es muy pobre.

- En Portugal también se ha protestado por su lugar en la crisis y la ayuda que ha recibido.

- Si, Portugal todavía está en recesión, en situación desesperante. Hay luchas esporádicas, protestas, marchas, pero si no hay una fórmula, una protesta política, a nivel nacional, con un proyecto de poder político, los gobiernos actuales –sean socialistas o de derecha- van a continuar aplicando estas medidas. No tienen una alternativa, simplemente dependen del capital externo, dependen de un capitalismo fracasado, no han virado hacia una alternativa socialista que les permita movilizar, a partir del Estado, todos los recursos mal explotados, todos los recursos humanos que son capaces de producir, vender, consumir, etc.

En este sentido creo que las huelgas y protestas no han dado hasta ahora los resultados que se esperaban. Y hemos dicho esto varias veces, en este contexto que vivimos ahora los capitalistas no se asustan con protestas, huelgas y marchas. No está más la Unión Soviética y los países socialistas, que podían ofrecer algo mejor, un sistema que depende del trabajo. Y cuando eliminaron esta opción, la socialdemocracia dejó de ofrecer alternativas a los pueblos. Quedamos en esto, o se organiza el levantamiento popular afuera del Parlamento o se van a quedar alternando entre derecha y socialdemocracia, hasta que este sistema quiebre finalmente y surja algo como Syriza en Grecia que ofrece una ruptura. Veremos que va a pasar una vez que las elecciones griegas determinen qué forma va a tomar el próximo gobierno, pero si no hay ruptura con el pacto con la eurozona, si no hay una política que queda afuera del pago de intereses y créditos y deuda, este sistema es interminable.

- ¿Cuál es la lectura que se puede hacer de las elecciones en las que aparece Syriza con una casi certeza de triunfo?

- Hay dos cosas. Primero es obvio que la izquierda consecuente, Syriza, va a conseguir alrededor de un 30%, la derecha tradicional obtendrá algo similar, entre un 25 y un 30%; en este sentido ninguno de los grandes contestatarios consigue la mayoría para gobernar.

Entonces ¿qué opciones hay? La derecha quiere que Syriza se subordine a un pacto con ellos para imponer la austeridad. Syriza insiste en que no va a firmar ningún pacto que mantenga la miseria y la depresión de la gente, entonces habría un empate o una crisis interminable, hasta que los procesos políticos encuentren una fórmula de gobernar.

Asumiendo por ejemplo, que en el Partido Comunista dejan de ser idiotas, porque realmente son los peores comunistas existentes, me recuerdan mucho lo que pasó en Cuba antes de la Revolución o en Nicaragua, antes de la revolución sandinista; donde el Partido Comunista de Cuba se abstuvo e incluso criticó a Fidel por ser un ‘aventurero pequeño burgués’; pero después del éxito de la revolución se subieron al proceso. En Nicaragua también, participaron en los últimos procesos fraudulentos electorales en Nicaragua contra la insurrección.

Hay una tradición malísima de los partidos comunistas frente a un poder superior, como el 26 de Julio, como el Frente Sandinista, como Syriza, de imponer sus intereses sectarios frente a la unidad de lucha, y eso tal vez podría repetirse otra vez en Grecia, bloqueando la posibilidad de que con el 8 o 9% de los comunistas, consiguieran la mayoría en el Parlamento.

Si en Grecia gana Syriza, obviamente los banqueros europeos van a tratar de castigarlos, cortándoles los fondos y creando una situación de gran crisis provocada por el desfinanciamiento.

En este contexto, un gobierno de izquierda tiene que desarrollar un plan de emergencia para buscar fondos, primero imponiendo controles financieros, canalizando los pagos de interés hacia el financiamiento de la economía de los servicios públicos, etc. Y después buscar formas alternativas para movilizar recursos humanos que están latentes, por todas las empresas en bancarrota, todas las instalaciones inoperativas, etc. Podrían ir a Rusia, a Venezuela, a Irán a buscar nuevas fuentes de financiamiento.

En cualquier caso quedarse en la situación actual con 53% de desocupados jóvenes, con un desempleo que alcanza el 23% de la población, con pensionistas sumidos en la miseria, es imposible continuar.

Entonces la gente se pregunta dónde van a conseguir los fondos, por eso primero deben imponer controles para que el gran capital no pueda mover sus capitales y paralizar la economía. En segundo lugar deben investigar estas deudas, porque la gran mayoría no eran deudas vinculada a la economía productiva, eran más que nada robos, especulación, fraudes. Creo que por lo menos el 80% de la deuda existente no es válida.

Lo que quiero enfatizar es que Grecia tiene una opción con una izquierda consecuente. Segundo, el problema es formar una alianza con los demás sectores políticos incluyendo los de izquierda y el partido Comunista. Tercero, es desarrollar un plan de emergencia para enfrentar el castigo que van a tratar de imponerle los banqueros de Europa. Porque si Grecia escapa de las garras de los banqueros, puede ser un ejemplo para Italia, para España, los demás pueden seguir el camino de Grecia, renunciar a la austeridad y encontrar su propio camino.

Finalmente quiero decir que va a ser muy complejo porque la herencia de la derecha es grave, han destruido la economía, han creado una situación insoportable, hay que comenzar de nuevo en todas las áreas.

- ¿Qué incidencia tiene esta elección parlamentaria en Francia? ¿Influye en la relación franco-alemana?

- Hay conflicto porque los alemanes solo están mirando su propio bolsillo y como ellos se han beneficiado enormemente de Europa, quieren que los países simplemente cumplan las exigencias de los banqueros alemanes y sigan bajo su dominación. Pero François Hollande dice que quiere estimular la economía pero dentro de un marco fiscal responsable. Por esta razón el voto para los socialistas fue muy bajo, 35% y empató con la derecha. Hubo una abstención de casi un 34%. No son convincentes en este sentido, no tienen ninguna propuesta de ruptura con Alemania ni proyección de un nuevo proyecto de relanzamiento de la economía, para enfrentar las altas tasas de desocupación, la desindutrialización, etc.

Por esta razón, creo que la falta de medidas profundas en este mes desde la asunción presidencial a las elecciones legislativas, impactó mucho en los sectores populares que es donde está la más alta tasa de abstención. El voto podría resultar en victoria para los socialistas, y los comunistas bajaron tremendamente, la mitad de lo que consiguieron en las elecciones presidenciales donde fueron casi el 13%, esta vez obtuvieron sólo el 7%, porque se plegaron totalmente al Partido Socialista y quedaron marginados.

Creo que la gente de izquierda debe despertar, porque el pueblo está muy consciente de los engaños de los socialistas, de la corrupción que hemos visto en España, Portugal y otros lugares. Ya la gente no se engaña muy fácil como antes, cuando eran gobiernos de derecha y los socialistas se ofrecían como alternativa y después engañaban a la gente. Hoy hay muchos desengaños y la gente les da una oportunidad a los socialistas pero exige a cambio que no le prometa una cosa y después termine aplicando los programas de la derecha.

Entonces, vamos a ver, yo creo que lo socialistas ganan la mayoría legislativa. Ahora, ¿después qué? ¿Qué programa van a seguir frente a las exigencias de la juventud, los desocupados, los marginados que hoy son casi el 30% de la población?

- Los Hermanos Musulmanes surgen como ganadores en Egipto, ¿qué supone eso?

- Son un grupo muy heterogéneo pero tratan de montar dos caballos: Por un lado quieren el cambio según la ‘revolución de la primavera’. Por otro lado, hace tiempo que están pactando con el establishment, con los militares, con los capitalistas, con el Banco Mundial, etc.

No tienen una política clara, tienen sectores fundamentalistas, otros sectores menos fundamentalistas, etc. Creo que son un partido de centro o centro-derecha contra Hosni Mubarak, contra los fascistas; pero por otro lado no tienen una propuesta económica y social viable para la crisis que está afectando Egipto. No ofrecen ningún programa de empleo por ejemplo, cuando hay 35% de desocupados y subempleados.

Es que la caridad que llevaron a cabo bajo Mubarak, a partir de la actividad religiosa, es caridad, tocan gente, familias, en un lugar y en un momento. Pero desde el gobierno, las exigencias son mucho más fuertes y necesitan un plan económico y social para cambiar lo que existe, porque los capitalistas que surgieron bajo el gobierno de Mubarak eran muy corruptos, vivían de las prebendas y favores del gobierno. ¿Dónde está el proyecto? ¿Con qué sector económico van a trabajar para estimular la economía? No se sabe.

Los Hermanos Musulmanes no han mostrado claridad. Rechazan el socialismo, rechazan el proletariado, rechazan los cambios estructurales importantes. Por otro lado hablan de la solidaridad social, de valores culturales, de democracia, etc. Pero la pregunta fundamental es ¿democracia para quién?

Extractado por La Haine

Esta nota ha sido leída aproximadamente 7134 veces.


Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Indignados, protestas contra el capitalismo mundial


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Indignados, protestas contra el capitalismo mundial

US N