La Burocracia: Un monstruo de mil cabezas y manos invisibles

La burocracia o burocratismo le ha hecho y le sigue haciendo mucho daño a nuestro país.No me cansaré de escribir sobre esta especie de virus resistente y destructor de valores que durante décadas ha invadido nuestra administración pública afectando diariamente la vida de todos los venezolanos sin distinción alguna. La burocracia (Buro=oficina y cracia=poder) erróneamente en Venezuela se le ha dado una connotación despectiva. La burocracia se define como:” el gobierno de las normas y organización explicitas”. Contrario a lo que sucede en Venezuela el funcionario público en Francia ,Estados Unidos o Inglaterra goza de buena reputación y es una persona educada y presto a servir al ciudadano.

La imágen que se tiene en general del funcionario público latinoamericano continúa siendo negativa. Ir a una oficina pública se convierte en un dolor de cabeza. En nuestro país , aunque se notan ciertos signos de avance en algunas instituciones como el SENIAT, Aeropuerto Internacional “Simón Bolívar”,Los Centros de Diagnostico Integrales etc etc todavía hay mucho camino por recorrer y por tanto es un reto para los venezolanos tanto funcionarios como usuarios iniciar una campaña nacional en contra de esa enfermedad del espíritu llamada burocracia o burocratismo. La burocracia es un monstruo de mil cabezas con manos invisibles que no respeta sistema o modelo alguno y penetra todos los niveles de la administración pública de cualquier país. En nuestro caso, de no tomarse medidas en el corto plazo podría ir socavando las bases de la Revolución Bolivariana.

El presidente Hugo Chávez casi a diario nos invita a darle la batalla a la burocracia y a su aliada natural :la corrupción.
La burocracia es una especie de veneno que los malos gobiernos adeco-copeyanos inyectaron al alma de los venezolanos durante cuatro décadas de dictadura bipartidista. No es exclusivo del sector público. De igual forma afecta al sector privado. Alcanzó su máxima expresión cuando llegó a Venezuela la ola privatizadora neoliberal de la mano de los gobiernos antipopulares de CAP II y Caldera II. Los burócratas del partido, el congreso y sus colegas en funciones de gobierno le pusieron el pié al acelerador hasta lograr quebrar la C.A.V.N, privatizar Aeropostal, la CANTV y venderle VIASA ,línea aérea insignia de Venezuela a la empresa “IBERIA” ,a sabiendas que enfrentaba serias dificultades financieras.En el caso de Aeropostal, encarcelaron a la dirigencia sindical que se oponía a la privatización de dicha empresa.La órden foránea era minimizar a como diera lugar la presencia del estado para permitir la entrada del capitalismo salvaje y depredador.
De haber llegado Chávez antes al gobierno estamos seguro que todas esas empresas estarían operando en manos del estado revolucionario y nacionalista en beneficio del país y no de intereses foráneos.Y de no haber llegado la Revolución Bolivariana hace diez años, ya nos hubieran privatizado hasta el “aire que respiramos“. Según Noam Chomsky, las privatizaciones en latinoamérica ,solo sirvieron para llenar los bolsillos de los “compadres” de los gobernantes de turno. La burocracia se vende al mejor postor. En el caso de Venezuela, es por naturaleza contrarevolucionaria y vende patria.

El burócrata de siempre es una persona muy hábil en sus acciones. Tiene la capacidad de mimetizarse de acuerdo al color del partido del gobierno de turno hasta lograr atornillarse a su objetivo final : “las mieles del poder”. Es aquel funcionario incompetente, ineficiente, arrogante, intrigante, excesivamente adulante y “pescador” de buenos cargos. De manera inescrupulosa calumnia y acosa a los trabajadores mas eficientes y productivos del departamento o ministerio porque la existencia de ellos pone en evidencia su mediocridad y falta de conciencia revolucionaria. Muy a menudo utilizan el arma del “corre”, ”vé” y “dile” para salir de algún funcionario o funcionaria que les produzca desconfianza. Se comportan como verdaderas mafias. Pero lo más lamentable es la facilidad con que sus superiores terminan manipulados por el burócrata ramplón causando graves daños morales a terceros.

La burocracia , “monstruo de mil cabezas y manos invisibles” no respeta sistema o modelo alguno .Se alimenta de la falta de ética y de disciplina laboral, de la escasa supervisión, de la ineficiencia, del amiguismo,del no reconocimiento a la capacitación profesional y de la falta de compromiso con la institución.

En mi opinión se mueve al menos en dos frentes simultáneamente:

Un frente interno que promueve la presencia del “guerrillerismo” y del “reunionismo”. El primero se caracteriza por la conducta primaria y territorial del burócrata con ansias de poder.Nunca dan la cara y se mueven en las sombras.El segundo es una práctica muy común para “figurar” y para que sus superiores no le olviden.Y un frente externo que contínuamente permite que la arrogancia, mediocridad y deficiencia en la prestación de servicios al público no sean la excepción sino la regla. Y es precisamente ese proceder tan perverso entre otros factores, el generador de la tan conocida figura del “gestor”. Por décadas la ONIDEX antes DIEX y los usuarios en general han sido víctimas de estos “facilitadores” de oficio.

Los venezolanos y venezolanas debemos unirnos y acudir al llamado del Presidente Hugo Chavez en la lucha contra la burocracia. Dicha lucha , sugiero se comience con una convocatoria a todos los trabajadores en los distintos ministerios para debatir el tema abiertamente mediante charlas,seminarios ,mesas técnicas etc etc coordinadas por especialistas en el tema. De igual manera los centros de estudio y los medios de comunicación pudieran ayudar con una campaña intensa en contra de ese flagelo que es la burocracia y su aliada natural la corrupción.

La Burocracia tendrá solución en la medida que seriamente nos decidamos atacarla desde la raíz. No existe sector alguno en el país donde la burocracia no haya estado presente. Se debería declarar enemiga # 1 de todos los venezolanos. Es un monstruo de mil cabezas que pudiera estar siendo intencionalmente dirigida por los tantas veces denunciados “quintas columnas”.

Se podrán crear nuevos ministerios, restructurar instituciones o centralizar o descentralizar etc etc ; pero si no abrimos nuestras mentes , cambiamos nuestras actitudes hacia el trabajo productivo ,la eficiencia y el compromiso con la patria Bolivariana , estaremos haciendo como dice la canción de Silvio Rodriguez: ” Lloviendo sobre mojado”.

La “Revolución dentro de la Revolución” sigue siendo cada día que pasa un verdadero y angustiante clamor popular.

[email protected]
18 de marzo de 2009.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3202 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a74519.htmlCUS