Hugo Chávez y la Filosofía ¿Cuánto le Interesa?

Hacia un Corriente Internacional de Filósofos Socialistas.

Preparándonos para el día internacional de la Filosofía (21 de noviembre)

Rebelión/Fundación Federico Engels/Universidad de la Filosofía

"Todos somos filósofos pero hay algunos que son más filósofos que otros, yo por ejemplo nado en la orillita, en cambio Fidel, ese si que sabe nadar en lo hondo..." Hugo Chávez

¿Le interesa a Chávez la Filosofía?

Un día Hugo Chávez me pidió que informara a la Cumbre de Presidentes de PETROCARIBE[1] algunas de las deliberaciones que realizábamos en el Foro Internacional de Filosofía de Venezuela convocado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y por la Red Mundial de Intelectuales y Artistas en defensa de la Humanidad. Me lo pidió, no como ornato diplomático sino como necesidad de reflexión revolucionaria, en ambos foros que discutían la urgencia de pensar no sólo en términos de economía inmediatista sino en términos de ideas socialistas de largo alcance, frente a las amenazas del capitalismo. No hablé sólo yo, habló también Theotonio dos Santos y habló también Ana Esther Ceseña. No hablé a título personal, hablé con la anuencia de mis colegas y con la responsabilidad de ser fiel a los debates plurales que se imponían en esas horas y en las actuales. Fue iniciativa de Chávez que se escuchara la voz de un filósofo frente a los 17 presidentes ahí reunidos, fue su iniciativa y me cedió (y nos cedió) la palabra por no poco tiempo. Me pidió que hablara de Filosofía y hablé. ¿Tanto le interesa al Presidente de Venezuela la Filosofía?

Hugo Chávez es un crítico mordaz contra el filosofar diletante. Una y otra vez se solaza ironizando a diestra y siniestra todo aquel pensamiento filosófico empeñado en ser inútil, oscuro, enredoso y elitista. No pierde oportunidad para satirizar la fraseología con apariencia filosófica plagada con retruécanos y abstracciones. Una y otra vez Chávez se mofa sin miramientos de la erudición petulante con que no pocos filósofos burgueses se auto-complacen, se premian y se engordan las billeteras. Una y otra vez Chávez se enfurece con las escaramuzas salivosas de tantos y tantos sabihondos que se sienten salvadores de la humanidad desde sus gabinetes sagrados donde mana su Magister Dixit, siempre de espaldas a los pueblos, siempre sin base social revolucionaria. Se enoja y se ríe, empuña la crítica y llama a cuentas, cumple un papel revolucionario que no pocos filósofos burgueses definen como enemistad con el pensamiento "culto". Algunos dicen que Chávez odia a la Filosofía. Y mienten. 

Filosofar es un trabajo. Un producir pensamiento para encarar la realidad con ideas, es pensamiento sobre el mundo existente y es pensamiento para transformarlo. Filosofar es producir filosofía. Todos somos filósofos incluso sin saberlo. Todos producimos ideas incluso cuando las imitamos, conciente o inconcientemente, todos producimos ideas de manera desigual y combinada... sobre el sentido de la vida y la muerte, sobre lo justo y lo injusto, lo bueno y lo malo, lo bello y lo feo, lo digno y lo indigno... Todos tenemos ideas aun sin tener conciencia clara sobre los métodos para producirlas. Y hay aun quienes lo niegan. Pero incluso para negarlo se requiere de un filosofar concreto capaz de argumentar el rechazo. Filosofar es una actividad social, histórica y concreta. Filosofía significa, también, lucha. Todos somos filósofos y nos urgen filósofos revolucionarios y socialistas.

Hugo Chávez sabe que en sociedades como las nuestras, cuya tendencia hegemónica predominante consiste en convertir las actividades humanas, y sus realizaciones, en mercancías, devaluar los valores como la justicia, la belleza, la dignidad... todo se subordina al valor de cambio. Sabe Chávez que se lucra con todo y que la acumulación de riquezas, el egoísmo y la intolerancia son reflejos claros y dolorosos de la lucha entre clases. Chávez sabe que en esta sociedad capitalista la Filosofía producida por las personas honestas, que se preocupan principalmente por la humanidad y por recuperar el desarrollo sin esclavitudes, no es cosa de negocio, no es rentable, pues. En estos tiempos de crisis aguda del capitalismo, la Filosofía debe importarnos y mucho. Tenemos ante nosotros urgencias enormes y debates fundamentales que exigen ideas concretas. No simplistas, no sectarias, no burocráticas... no escapistas. Importa la Filosofía e importa su riqueza como motor de cambio, como expresión del pensar para elevar la conciencia, para enriquecer la organización y para cimentar la certeza de que lo único nuevo posible, si ha de ser nuevo y verdaderamente posible, deberá ser socialista. Como lo pensó Marx.

Porque sabe todo eso, Chávez usa el humor negro y la burla mordaz contra los filósofos burgueses profesionales del engaño y contra los expertos en oscurantismo culto que medran en las academias. Porque sabe todo eso, arremete sin medida contra los imitadores y los impostores, contra los farsantes y los demagogos, contra los ignorantes soberbios y los que juegan con palabrería culterana para engañar a los pueblos. Por eso la va como le va al "Filósofo del Zulia"[2] (Gobernador golpista famoso, entre mil calamidades, por sus incongruencias léxicas y sus silogismos canallas) Y no es el único.

No tengo dudas sobre el interés del Presidente Venezolano en materia de Filosofía. No tengo dudas de que es un hombre que se informa, que lee y que aprende en público mientras analiza abiertamente las ideas que recoge en sus lecturas permanentes, no tengo dudas de que la Filosofía, el lo sabe, no sólo le es atractiva y sino que también le es necesaria. No tengo duda alguna sobre el lugar que le confiere a la Filosofía socialista incluso en los espacios donde ha brillado por su ausencia y por su persecución. Un día nos convocó a acercarnos a los soldados socialistas, a charlar, a enamorarnos de la Filosofía en sus cuarteles, a estudiarla con rigor y a adueñárnosla en colectivo practicándola en plenas luchas socialistas venezolanas. Un día lo exigió como un deber ineludible, como un atarea impostergable: contribuir al desarrollo filosófico del ejército Socialista de Venezuela. Yo le tomo la palabra.

Claro que no basta hablar un día sobre Filosofía, quererla revolucionaria y socialista, sólo en los encuentros internacionales, sólo en las aulas o sólo en los cafés. Claro que no alcanza con declaraciones y buenos deseos. Hace falta una verdadera Revolución Social que alcance para impulsar una Revolución Socialista de la Filosofía. Una Revolución en la Filosofía capaz de florecer desde las bases de los movimientos sociales y reivindicar su importancia, necesidad y función social, no sólo en el sentido teórico-práctico, de ayudar con reflexiones a elevar la dignidad humana sino, principalmente, su necesidad práctica para influir en los actos de las masas revolucionarias dignificándolas y humanizándolas en la realidad concreta.

No pocos pensamos en la urgencia de una Filosofía útil contra todo criterio, egoísta, individual e improductivo. Un filosofar productivo, práctico... humano y vital, que contribuya a forjar la moral y la política contra toda forma de los grilletes y que sirva para inspirar al pueblo los valores de la libertad, la igualdad y la solidaridad revolucionarias. Una Filosofía comprometida con el progreso científico y tecnológico y, finalmente, una Filosofía para transformar el mundo hacia el Socialismo. Ahí esta la importancia y la utilidad de la filosofía. Una Filosofía la que no le sea posible callar, ser indiferente o conformarse con este mundo. Una Filosofía crítica plena de valores de justicia, libertad, igualdad, dignidad humana, empeñada en esclarecer y reivindicar la fuerza organizada de los trabajadores dispuestos a asaltar los cielos.

¿Es eso posible? Toca a la Filosofía combatir a la sociedad capitalista ponerse al servicio de la verdad y de la esperanza objetiva hacia el cambio del mundo actual por un mundo donde la humanidad se pertenezca a sí misma. Necesitamos de una Filosofía contra las traiciones de los ideólogos empeñados en la baratija de que "ya todo está escrito" y que ha llegado a su fin la Historia. Necesitamos una Filosofía capaz de intervenir en la historia que hacen los hombres, que no está escrita y que no es inevitable. Necesitamos una Filosofía en acción, vital y práctica dispuesta a dar las mejores respuestas que pueda al fortalecimiento de la memoria, de la crítica y de la argumentación racional para una vida más humana, Filosofía práctica, vital.

¿Qué le falta, pues, a Venezuela para liderar el pensamiento filosófico en acción revolucionaria tan urgente a estas horas?

Por todas partes la "derecha" mundial se reúne, aquí y allá. Hacen "encuentros", "congresos", "asambleas"... para ¡pensar! salidas a sus desastres y a sus crisis. Contratan payasos y payasadas de toda índole urgidos de credibilidad e ilusionismos. Se reúnen permanentemente, una vez aquí otra allá. Se reunieron en Rosario, en Puebla y en Guanajuato... por mencionar sólo algunos. Acude lo más famoso de lo peor. Sedicentes líderes estudiantiles, presidentes de partidos nazi-fascistas, exfuncionarios del fracaso neoliberal y personeros empresariales responsables del destre económico, nacional y mundial, que nos tiene como nos tiene. Se reúnen a "pensar" el modo de salir "bien librados" (ellos) mientras nosotros pagamos sus fiesteritas del saqueo. Y encima quieren que se los agradezcamos. Banqueros, terratenientes y empresarios ¡filosofando! la manera de alargarle la vida al capitalismo. Cueste lo que cueste. 

¿Qué le falta a Venezuela para tomar la dirección de un movimiento filosófico internacionalista, capaz de convocar desde abajo a la movilización de las mejores ideas y los mejores proyectos, del pensamiento, la palabra y la obra socialistas? ¿Qué le falta a Venezuela si cuenta con la fuerza moral de Ludovico Silva, de Simón Rodríguez y del propio Chávez sabedores del lugar de la Filosofía como fuerza emancipadora extraordinaria? ¿Qué le falta, o que le sobra, para liderar semejante aporte latinoamericano y mundial? No le faltan filósofos revolucionarios, que los tiene y numerosos... no le falta tradición de pensamiento emancipador, he ahí Simón Bolívar... no le faltan instalaciones ni bibliotecas, no le faltan condiciones subjetivas y no le faltan condiciones objetivas... sólo le falta organización y programa, acción directa y trabajar sin reposo. La Red de Intelectuales y Artistas ya ha comenzado... pero aun falta mucho. Ya ha comenzado la Universidad Bolivariana y también le falta... ya ha comenzado el PSUV y requiere tiempos... ¿No sería momento magnífico para impulsar una Corriente Internacional de la Filosofía hacia el Socialismo, capaz de movilizar y actualizar, organizadamente, aportes y faltantes hacia un gran torbellino latinoamericano de ideas filosóficas para la emancipación. No será esta nuestra gran responsabilidad de esta hora. ¿Qué le falta al Presidente Chávez para liderar semejante iniciativa en materia de ese Filosofar socialista que a él le gusta tanto? Acaso que no le escondan las ideas. Yo sé, porque él me lo dijo, que su interés bolivariano no se agota en lo económico o en lo "material", que hay un espíritu y un ideario que desarrollar y que no hay tiempo que perder. Así me lo dijo y le tomo la palabra. Ojala no haya burócratas que estorben las iniciativas de Chávez. Ni ésta.

Necesitamos Una Corriente Internacional de Filósofos hacia el Socialismo 

Una Corriente Filosófica contra las cárceles ideológicas que nos aprisionan.

Una Corriente Filosófica para transformar el debate Capital-Trabajo en justicia social del dicho al hecho.  

Una Corriente Filosófica de útil, que corresponda a las exigencias de la época.

Una Corriente Filosófica cuyo pensamiento responda a las demandas sociales y encuentre formas para transformar el mundo.

Una Corriente Filosófica con conciencia crítica contra el sectarismo, el burocratismo y el reformismo.

Una Corriente Filosófica hacia una sociedad más justa, más fraternal, más armoniosa.

Una Corriente Filosófica que valore las conquistas enancipatorias de la humanidad, las luchas de la clase obrera y de otros sectores sociales.

Una Corriente Filosófica ligada a las reivindicaciones de los pueblos en una praxis política no producto de la voluntad de una élite ni producto de un conflicto de mafias... "académicas".

Una Corriente Filosófica de construcción permanente para una sociedad nueva, más humana, digna y justa en que estén resueltos los problemas fundamentales del hombre de manera que pueda aspirar al desarrollo pleno de su personalidad.

Bien pudiéramos impulsar esta Corriente de Filósofos hacia el Socialismo para conseguir la verdadera libertad, para desarrollar el potencial de los seres humanos en su máximo desarrollo de la industria, la agricultura, la ciencia y la tecnología. Una Corriente de Filósofos para materializar el potencial tremendo de los seres humanos libres, hacia una humanidad conciente de las necesidades y en pie de lucha para reducir las horas de trabajo al mínimo, recortar las jornadas de esclavitud y permitirse desarrollar el potencial físico, intelectual o espiritual que pueda tener. Corriente Internacional de Filosofía para que la humanidad pase, cuanto antes, "del reino de la necesidad al reino de la libertad". Millones de personas avanzan ya con el despertar de ideas nuevas para cambiar la sociedad. Ya no hay lugar para el cinismo, para escepticismos ni desmoralización. El capitalismo debe morir por el bien de la humanidad, cuanto antes. Es hora de profundizar la lucha. Hay una humanidad urgida de luchar por su emancipación, ahora mismo construye sus banderas nuevas y un programa mundial para tomar la dirección revolucionaria hacia la victoria. Ese es el lugar mejor para una Corriente Internacional de Filosofía, la lucha por el socialismo a escala mundial. No comprenderlo es no comprender la disyuntiva dramática que no admite mucho pensar ni perdida de tiempo. Tal disyuntiva es socialismo o barbarie. La barbarie ya la conocemos.

Chávez y algunas de sus referencias a la Filosofía:

1. "Estudiar la filosofía y la historia: Otro planteamiento que el Presidente Chávez llevó al auditorio de Academia Militar, colmado de jóvenes cadetes del Ejército, se refirió al estudio individual de la filosofía y la historia, ciencias vitales para la creación de una estrategia militar propia, única y acorde con las necesidades de nuestro país" http://www.rnv.gov.ve/noticias/?act=ST&f=2&t=15800

2. Y después de la historia habló de la filosofía: "la filosofía no es más que la expresión de los momentos de la historia, interpretados por pensadores y estructurados en cuerpos filosóficos"; y de la realidad más visible: "lo que hoy, lo que hoy vemos, esas estructuras, esos edificios, este valle, esos barrios, esta avenida es producto de una historia. Nosotros somos producto de una historia". http://www.insurgente.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=1117

3. "La ideología –dice Chávez- Gramsci la clasifica en extractos o en pisos, él señala que la forma más elaborada de ideología es la filosofía pero no todos podemos ser filósofos. Entonces las clases dominantes fueron diseñando distintos extractos de ideología y así ellos tienen sus filósofos y su filosofía y sus escuelas de filosofía y sus libros de filosofía a través de los cuales van bañando de la ideología dominante a la sociedad". "Hay un segundo nivel de la ideología que Gramsci señala como las ideas propiamente dichas por debajo del nivel de la filosofía".
En este momento, en el de la distinción entre los conceptos filosóficos y las ideas más concretas, Chávez acude a la vida real para ilustrar al pueblo:
"El neoliberalismo, por ejemplo, tiene una filosofía pero como ese nivel es muy elaborado y no es digerible por otras capas sociales entonces la clase dominante elabora la tesis del neoliberalismo, del mercado: la tesis de la libertad de mercado, la tesis de la libertad de expresión entendida como ellos la entienden manipulándola, la tesis de la integración en un modelo como el ALCA la propuesta del imperio norteamericano".
"Son también las ideas de la democracia burguesa, la división de poderes con eso manipulan, la división de poderes, la alternancia, la representación como fundamento de la democracia ¡grandes mentiras! Pero son el cuerpo ideológico de esa filosofía hegemónica que aquí en Venezuela ejerció su hegemonía durante 100 años y en el mundo la ha ejercido en buena parte de occidente también durante 100 años".
Hay un tercer nivel, un tercer piso en la ideología, el del "sentido común". "Ahora el sentido común es producto del baño de la filosofía dominante y de la ideología a través de distintas formas, a través de telenovelas, a través de películas, a través de canciones, a través de propagandas, de vallas, de colores hasta los colores son utilizados científicamente para lograr la hegemonía de la clase burguesa dominante". Y hay un cuarto nivel que es el que Gramsci denomina folklore: "es posible que algún muchacho de esos a los que le preguntan en una calle o en una plaza que por qué sale a defender los intereses de lo que fue Radio Caracas Televisión, es posible que él no sepa explicarlo filosóficamente ni ideológicamente, algunos podrán hacerlo, seguramente, pero hay otros víctimas de la manipulación que no sabrán sino expresar frases folklóricas, como decir por ejemplo: "Se va Chávez", ese es folclore, así entiende Gramsci el folclore: "Chávez se va", o "abajo Chávez"; o porque dicen, no estoy defendiendo la libertad de expresión, esto es una dictadura".
Es muy fuerte el poder de sumisión que genera la ideología. Chávez pone un ejemplo, con lo que se ha visto en Venezuela los últimos días: "El colmo de los colmos, para un joven, el colmo de los colmos para un muchacho es salir a defender los intereses del imperialismo que ha atropellado a su patria durante mucho tiempo, eso es el colmo de los colmos para un joven". http://www.insurgente.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=1117

4. "Me enteré de que había hecho estudios de filosofía política, seminarios, etc., i que tenia firmes conocimientos al respecto, si lo pude valorar siendo yo profesor de Filosofía de la Historia." Roberto Jiménez Maggiolo http://www.aporrea.org/oposicion/a25852.html

 

Fernando Buen Abad Domínguez

buenabad@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3409 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Fernando Buen Abad Domínguez

Doctor en Filosofía.

 @FBuenAbad

Visite el perfil de Fernando Buen Abad Domínguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Buen Abad Domínguez

Fernando Buen Abad Domínguez

Más artículos de este autor


US N ab = '0' /ideologia/a66825.htmlC0http://NON-VEca = .