Socialismo y trabajo

La transformación de las comunidades en sociedades cooperativas de producción social, nos indica que el trabajo colectivo y libre es aquél de cuyo fin social somos claramente beneficiados todos, y nos dice que no existe una diferencia entre el trabajo manual y el intelectual, que todo trabajo es una unidad. Dentro del socialismo, el trabajo deja de ser una frustración para convertirse, por una parte, en una expansión de las facultadas creativas del hombre y, por otra parte en un enriquecimiento del ámbito en que se desarrolla su vida. El socialismo extrae su fuerza de la unión de los desheredados. De los sentimientos y aspiraciones comunes nacen las directrices, y no al revés. El movimiento comunal necesita de la teoría como instrumento de concienciación y como clarificación de objetivos; pero la inteligencia socialista, al no enlazarse estrechamente con el pueblo, caería en un intelectualismo conducente al suicidio.

La cosa es clara y vamos a exponerla para desarrollarla. Si toda la comunidad llegara a poseer los instrumentos de su trabajo, cada una el suyo, caerían al punto en la cuenta de que la producción se intensificaría haciéndolos de propiedad común o colectiva. El obstáculo al colectivismo es que unos posean y otros no los medios de producción; si el reparto y su división llegara hasta hacer a todos propietarios de parte de esos medios, venía de por sí la solución de ser todos, en colectividad, dueños del total. Es cuestión de conveniencia para todos. Lo que hace falta es que se perfeccione la sociedad, y ésta no se perfeccionará lo que cabe mientras persista la Propiedad Privada de los Medios de Producción. El socialismo consiste en la socialización de los medios de producción y no lo que dicen por ignorancia o por manifiesta intención deformadora, proclaman que el socialismo es el reparto, o la tiranía del Estado, o el ahogo del individuo entre la colectividad. Ocúrresenos la precedente observación al oír que para ser socialista es preciso vestir camisa y alpargatas y repartir cuanto se tenga entre los demás, esto no está previsto en el socialismo del siglo XXI, la propiedad individual está garantizada por la Constitución Bolivariana. Todavía no ha entrado en ciertas cabezas la idea de que el socialismo es producto de la evolución económica, que no se trata de aliviar la suerte de este o aquel, sino de favorecer la transformación natural de las leyes del proceso económico.

Es preciso que vean los trabajadores que si se sostiene tanta fabricación de artículos de lujo es porque, aplicadas esas fuerzas, y con ellas las que se consumen en labor improductiva, a la producción de artículos de mayor necesidad y más extenso consumo, darían menor beneficio a empresarios, y dividendo menor a accionistas; es preciso que comprendan que es un disparate creer que lo que produce más rendimiento en el mercado del capitalista individualista sea lo que más falta social hace. Si bien el socialismo no traza un cuadro de la sociedad futura porque ello argüiría falta de sentido histórico, pero se basa en las posibilidades que ofrece el estado de la ciencia y el desarrollo de las fuerzas productivas. Cuando se opone el individuo a la sociedad y se habla de la iniciativa, se olvida que tal iniciativa no es más que una acción social manifestada en un individuo. No hay más individualismo racional que el predicado por el socialismo. El individuo es un producto; y la sociedad, ¿no es un producto del individuo? La sociedad no es un producto de cada uno de nosotros, sino de todos colaborando con la naturaleza. La conciencia de la integridad económica de nuestro trabajo y de su utilidad social permite perfilarse en el trabajo idealizado y cosechar el arte de la misma vida.

COMPATRIOTAS: MINISTROS, VICEMINISTROS, PRESIDENTES Y DIRECTORES DE INSTITUTOS AUTONOMOS DEL ESTADO; GOBERNADORES Y ALCALDES. EL SOCIALISMO SIGNIFICA ENTRE OTRAS COSAS, EL HACER DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA LO QUE ES LA DE TODA EMPRESA COMERCIAL, UNA FUNCIÓN TÉCNICA, SERVIDA POR TÉCNICOS PAGADOS PARA TAL SERVICIO; ELIMINANDO LA “CORRUPCIÓN Y EL ROBO”. EL SOCIALISMO SIGNIFICA LA CONVERSIÓN DE LA POLÍTICA EN ADMINISTRACIÓN Y LA SUSTITUCIÓN DEL GOBIERNO CAPITALISTA, Y PONERLO AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD. SOCIALMENTE SE BUSCA, QUE MEJORE LA VIDA DE LA GENERALIDAD DE LAS GENTES, QUE AUMENTE EL NÚMERO DE LOS ALIMENTADOS, ABRIGADOS, DOMICILIADOS,(vivienda) Y DARLES SALUD Y EDUCACIÓN GRATUITA PARA TODOS HUMANAMENTE, AUNQUE SE TENGAN QUE PRIVAR OTROS DE LUJOS, SUNTUOSIDADES, Y ESTUPIDOS DERROCHES; PERO SI ESTO ES SOCIALMENTE MEJOR Y MÁS PROGRESIVO HASTA ECONÓMICAMENTE, NO SUCEDE ASÍ BURGUESAMENTE.

UN CAPITALISTA PUEDE MUY BIEN SER SOCIALISTA, Y LOS HAY. SERA BUENO O MALO, SEGÚN EL EMPLEO Y USO QUE HAGA DE SUS FACULTADES Y MEDIOS.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

PATRIA. SOCIALISMO O MUERTE.

VENCEREMOS.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 18656 veces.