¿Qué es Ideología?

El tema sigue sobre la mesa. Si la ideología, como dice la definición, “es un conjunto de ideas con una particular concepción de las cosas” debemos preguntar ¿Hay ideas que no son ideología?. Toda idea referida a la política, la economía, la organización de la sociedad, la cultura, la religión, la interpretación del mundo y de todas las cosas, forman parte de una ideología. Pero, según la opinión de la oposición, sólo es ideología el socialismo, el marxismo, la izquierda, la revolución, el cambio. Parece que sólo ahí hay ideas. Que en todo lo demás no hay ideas y en consecuencia todo lo demás no sería ideología.

Cuando los políticos de la derecha hablan ¿qué es lo transmiten en su discurso? Transmiten su ideología. Sin embargo, ninguno de estos voceros aceptan que su discurso es un discurso ideologizante. Para ellos, sólo es ideologizante el discurso de la izquierda, el discurso revolucionario. Estos señores tienen que aprender a conjugar el verbo ideologizar: yo ideologizo, tu ideologizas, el o ella ideologiza, todos ideologizamos con nuestro discurso.
La Biblia es un conjunto de ideas, es una ideología, con una concepción muy particular del mundo. Es la ideología sobre la cual está montado el capitalismo, la propiedad, el individualismo, la sociedad de clases. Basta preguntárselo al señor Bush y a su asesor espiritual, Pat Robertson. Es su libro de cabecera y en él se inspira para invadir a Afganistán, destruir a Irak, lanzar amenazas contra Irán y discriminar a los pueblos islámicos. Según la ideología del “destino manifiesto”, Estados Unidos “!es el pueblo escogido!” destinado por la Providencia para salvar a la Humanidad. Ideología de inspiración bíblica.

La ideología desempeña un papel inmenso en la historia de la sociedad. No sólo refleja las condiciones de la vida material de la sociedad y los intereses de las distintas clases, sino que actúa sobre el desarrollo de la sociedad. La ideología capitalista desarrolla la sociedad capitalista y la ideología socialista tiene que desarrollar la sociedad socialista.

La actividad religiosa envuelve una ideología, por cuanto toda religión tiene una manera particular de ver el mundo y de explicar los fenómenos naturales. Es la ideología de la creencia. Según esta ideología, el que cree no pregunta, acepta todo como se lo dicen, sin derecho a dudar, a razonar, a patalear: la creencia es ciega. Es la ideología del dominio, la sumisión y el temor sembrados hace 500 años por medio de la violencia más horrenda: el crimen y la tortura que practicaba la Inquisición contra los indígenas herejes.

Hay otra forma de ideología. La actitud del que no cree, que todo lo pregunta, que todo lo duda, que sólo acepta aquello que responde a la racionalidad. Esa es la diferencia entre la ideología de la creencia y la ideología de la razón. Sólo es verdad lo que es real. Esta ideología, la oposición no la acepta y la jerarquía católica la condena.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 68417 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


León Moraria


Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /ideologia/a39710.htmlCUS