Solo por disciplina

No quisiera pero las circunstancias me llevan a decir algunas cosas que no se pueden quedar tan así.

Hablar de igualdad, de revolución, socialismo y de conciencia de clase; si cuando vivimos en un barrio y logramos llegar a tener la posibilidad de adquirir una vivienda por medio del gobierno o por nuestro propio peculio; o por si acaso somos favorecidos, cuando somos candidato a algún cargo de elección popular. Lo primero que hacemos es buscar de salir del barrio en donde habitamos; comprando una vivienda fuera y bien lejos de ese barrio, pero siempre buscando las zonas del este, ò “los lugares más selectos de las ciudades”, ¿Así? Así es fácil.

No se puede hablar de revolución cuan solo visitamos los barrios- los cerros de las parroquias- cuando solo buscamos ò queremos los votos de sus habitantes; y cuando los visitamos vamos con un millón de guardaespaldas que parecen Rambo.

No podemos hablar de socialismo cuando solo nos reunimos con las personas que nos adulan, y no somos capaces de aceptar las críticas que nos hacen desde esos barrios; por nuestro nuevo status social.

No podemos hablar de conciencia de clases cuando, cuando nos mudamos de los barrios donde vivimos, para pertenecer a un nuevo estrato social.

Solo podríamos hablar de revolución, cuando compartamos los altos sueldos que ganamos con los que menos tienen, y así ir buscando la igualdad social.

Solo podríamos ser revolucionarios, cuando volvamos a los cerros de donde salimos, para convivir y compartir, con los que un día abandonamos; por mudarnos a las zonas exclusivas.

Solo podríamos hablar de socialismo cuando compartamos con nuestros hermanos de los barrios y padezcamos, sus mismas inquietudes. Solo podríamos hablar de socialismo cuando todos nuestros hermanos tengan que comer cuando vayan a dormir.

Solo podríamos hablar de socialismo; cuando los que intervengan en los eventos en donde asiste el señor presidente HUGO CHÁVEZ, no solo intervengan las personas de nuestro entorno ò nuestros aduladores.

Solo podríamos hablar de socialismo cuando no les caigamos a coba al señor presidente HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS. El líder no se merece una trastada como la celada que le montaron en el TEATRO TERESA CARREÑO. Y que Dios me perdone.

Pero menos que nada; podríamos hablar de conciencia de clase cuando no fuimos capaces de permanecer en nuestras comunidades de origen; porque ya ahí, se pierde la esencia y el origen de la conciencia de clase. Y nos convertimos en parte del problema ideológico del “EL” contra el “YO” de lo que una vez hablo Sigmund Freud; de ese conflicto interno del ser humano por superar su ego.

Seguiremos escuchando las verdades de nuestras mentiras, y creyendo las mentiras de nuestras patrañas y convenciéndonos de nuestras verdades engañosas.

Señor presidente HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS a usted los defenderemos hasta con nuestras propias vidas. Usted camarada presidente; no padecerá la maldición bolivariana, porque usted tiene-y es lamentable tener que expresarlo así- lo que no tuvo nuestro padre eterno SIMON BOLIVAR; un PUEBLO con misiones EDUCATIVAS que usted junto al glorioso pueblo de CUBA ha creado.
O sea un PUEBLO alfabetizado y preparado ideológicamente, para derrumbar las murallas de las mentiras, las traiciones y los engaños.

ACEPTAMOS POR DISCIPLINA, PERO NOS SACAREMOS LAS ESPINAS
AUNQUE MURAMOS EN EL INTENTO


…Y HOY MÁS QUE NUNCA.

CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

jesuschua59@yahoo.es

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2014 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Jesús "Chúa" Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Chua Espinoza

Jesús Chua Espinoza

Más artículos de este autor


US N ab = '0' /ideologia/a32410.htmlC0http://NON-VEca = .