Aspectos económicos a ser considerados para la construcción del socialismo

Existe toda una extensa y densa producción teórica-práctica en la historia del movimiento revolucionario internacional, los logros, los fracasos que han sido mas aleccionadores que los mismos avances, que formando parte de la experticia socio histórica de la clase obrera, debe ser tomada en consideración, para la conformación responsable de una nueva sociedad, en los hombros de ese sujeto social parido por la revolución Bolivariana.

Es así como existen leyes económicas estudiadas por la ciencia de la Economía Política y su utilización en la práctica concreta, que guían la formulación de la estrategia que conduce al socialismo y de allí a una sociedad sin estado.

Es fundamental tomar en cuenta, que la ley económica fundamental del socialismo es el incremento de la satisfacción integral de las necesidades materiales y culturales del pueblo, utilizando como herramienta el desarrollo y tecnificación constante de la producción social .

Tomando como base esta premisa y de manera articulada van a funcionar otras leyes tales como:

a) La del desarrollo planificado y proporcional de la economía, que combata la anarquía de la producción estructurando una formación social con crecimiento armónico de todas sus regiones .

b)La ley del incremento constante de la productividad del trabajo, que elevará la gama y cantidad de bienes y servicios ofertados a la población.

c)La ley de acumulación socialista que impulsará la amplificación y fortalecimiento del sistema sucesivamente luego de cada ciclo productivo, lo que significa la democratización del excedente.

d) La ley de la distribución con arreglo del trabajo para cumplir con aquello de “a cada quien según sus capacidades a cada quien según sus necesidades”.

Es necesario entender que esto forma parte de un proceso en donde existe un periodo de transición, que conserva por un tiempo histórico mas lento o rápido,-dependiendo del desarrollo concreto de la lucha de clases -, la circulación de mercancías sin dominar ni regular en lo fundamental la economía socialista.

Al existir aun la producción mercantil, se siguen utilizando las categorías del dinero, el crédito y el comercio, pero su fin ultimo varia sustancialmente puesto que de la apropiación privada se pasa a la apropiación social del producto del trabajo .

El Estado socialista es el garante para que el comercio, el dinero y el crédito actúen en detrimento de las relaciones de distribución burguesas. Así pues sigue funcionando la ley del valor , pero de manera controlada, ya no es la categoría reguladora de la producción, ni en general del comportamiento de la sociedad, se terminara con el trabajo enajenado y la producción será parte de la vida cotidiana.

Todo modo de producción crea su correspondiente base material y técnica, con el objetivo de elevar la productividad del trabajo. En el socialismo esta base es la gran industria mecanizada y automatizada, convertida en propiedad social, que es preponderante sobre las demás ramas de la economía nacional, PDVSA es nuestra palanca estructurante para eslabonar toda una cadena productiva en ese sentido.

Es necesario resolver la contradicción ciudad-campo, en donde la agricultura debe ponerse a la altura de la productividad de los otros sectores, para ello las cooperativas agrícolas ,dentro de una verdadera revolución agraria que democratice la propiedad de la tierra, vayan desde las formas mas simples a las más elevadas, complementándola con la unión voluntaria de los campesinos, inducidos por la producción social, que ofrece mayores rendimientos y por una campaña de orden cultural con estímulos espirituales sobre la base de un horizonte de creación colectiva.

El plan cooperativo es parte integrante del plan general de la colectivización de los medios de producción.

En todo caso se debe mantener en todo momento la consigna de que el socialismo se conquista peleando.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5668 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a28566.htmlCUS