Las lecciones de un gigante

Salía de mi jornada laboral, un palpitar se aceleraba en mí desde horas del medio día, al llegar al pueblo, empezaba a correr la noticia de aquel fatídico cinco de marzo. A sólo dos cuadras de llegar a casa colapse, me embargo la tristeza y un flashback paso por mi mente de todo el camino andado. Me acobije en los brazos de mama, viejita apasionadamente  revolucionaria, hundidos en el llanto del dolor y el desconcierto. Un gigante caído.  Sin lugar a dudas un impero lo había asesinado con toda su tecnología, pero lo que jamás imaginó fueron las lecciones de grandeza sembradas en su pueblo. Hoy, hacemos tributos a tu grandeza Comandante y en este momento de crisis me quedare corto al intentar resumir las lecciones que con tu huracán revolucionario sembraste en millones.

·      Que desde la trinchera donde uno se encuentre, aun en el ámbito militar se debe estudiar y prepararse para entender la dinámica del mundo y sus mecanismos de dominación, comprender nuestra historia latinoamericana y saber con claridad las pasiones que movieron a hombres como Bolívar, El Che, Fabricio Ojeda, Fidel, entre muchos otros gigantes. Saber qué propuestas le hicieron a la humanidad hombres como Carl Marx, Mariátegui, Lenin y Cristo.

·      Desprendernos de todo lo material incluyendo la familia para entregarnos a una causa mayor, a un colectivo, a  una patria, aquella noche del 03 de febrero cuando te despediste de tus hijos atendiendo el llamado de un pueblo quien te reclamaba.

·      Asumir con coraje y valentía las consecuencia de nuestros actos en aquel “por Ahora” que definió una esperanza a la posteridad.

·      Que la lucha por los pueblos no tienen que ser necesariamente armada, que se puede apelar a la conciencia, organizándose, encendiendo las ideas, convocando al pueblo a la grandeza de la patria unida, así te fuiste por los caminos primero con el MBR200 y luego con la conformación del Movimiento V República.

·      Que se puede ser un líder auténtico, sencillo, profundo, parecido a los humildes, sin acartonamiento ni excesivo protocolo, amante de su música y su gentilicio, altamente sensible y profundamente comprometido con las causas de la emancipación, la soberanía  y la independencia.

·      Que los cambios vendrían con un nuevo contrato social, una Constitución recogida por los caminos y en discusión permanente con el pueblo humilde que ahora si tenían voz y voto, además uno de ellos que abanderaba sus luchas, pero no desde lo representativo sino de los participativo y protagónico.

·      Que la educación es el motor más grande para sacar a un país adelante, así comenzó la liberación del pueblo con la Misión Robinson, Ribas y Sucre para visibilizar a los excluidos de siempre, darle las herramientas para salir del oscurantismo de la ignorancia donde el Capitalismo intencionalmente nos llevó para echarle así las  garras a nuestros recursos.

·      Tomaste conciencia de la importancia de la salud en tu pueblo y creaste la Misión Barrio Adentro donde nuestros hermanos cubanos llegaron trayendo amor, salud y bienestar, además de la Misión Milagro y todo el sistema de Salud que llego a los más remotos lugares de la patria.

·      Coraje para enfrentar a un Golpe de Estado brutal y violento, luego un Paro Petrolero, siendo asertivo en tu capacidad de tomar la mejor decisión en momento de alta presión, confiando siempre en tu pueblo y afincado a tu profunda convicción revolucionaria sin vender tus principios y valores.

·      Capacidad para reconocer los errores, siendo autocrítico, sincero y dispuesto a reorientar el rumbo como en el Golpe de Timón donde prefiguraste un camino más claro hacia el Socialismo.

·      Nos hiciste comprender que la burguesía criolla y las corporaciones extranjeras se habían apropiado de la renta petrolera, todos sus derivados, sacándonos hasta la sangre y llevándose todos estos recursos,  aportándole una migaja al pueblo, aparte de la intensión  neoliberal de privatizarlo todo.

·      Nos enseñaste la importancia de promover la lectura, siendo un maestro excepcional y valorando el Estudio y la formación de la conciencia, dejándonos la experiencia de las tres erres, el motor moral y luces y los Programas de Alo Presidente Teórico, además de un territorio libre de analfabetismo, declarado por la propia UNESCO.

·      Fortaleza para superar los momentos difícil aún en tu dolor y tu terrible enfermedad donde no jugaste a la victima, sino todo lo contrario evitaste causarle dolor alguno a tu pueblo, con coraje y voluntad de vivir y luchar.

·      Y sobre todo nos hicieses rescatar nuestra identidad de pueblo, recobrar nuestra fe y memoria histórica y relanzar en  el concierto internacional la propuesta humanizada del Socialismo dónde la soberanía, la dignidad, la justicia y independencia serán las banderas. Para ello promoviste la integración de los pueblos que van mas allá de lo económico, evitando las asimetrías, unidos por una historia común, con la bondad de un Padre que les hace llegar sus gota de petróleo a los pueblo hermanos que también han sido explotados. Con ello promoviste la creación de Petrocaribe, El Alba, La Unasur, La CELAC, defendiendo con dignidad a los pueblos oprimidos en la ONU, haciéndole frente al imperialismo, denunciando invasiones y despojos y diciéndole al residente de la Casa Blanca del momento y con valentía  que olía a azufre.

Cerramos con tu exhortación amorosa final, por la que vives y vivirás por siempre entre nosotros y nosotras:

¡Hoy tenemos Patria! Y pase lo que pase en cualquier circunstancia seguiremos teniendo Patria, Patria perpetua -dijo Borges- Patria para siempre, Patria para nuestros hijos, Patria para nuestras hijas, Patria, Patria, la Patria. Patriotas de Venezuela, hombres y mujeres: Rodilla en tierra, unidad, unidad, unidad de los patriotas. No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria. (HUGO CHAVEZ FRIAS, 8 de diciembre de 2012)

 

saldeno@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 545 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /ideologia/a223988.htmlC0http://NON-VEca = .