Si yo fuera Maduro renunciaría

Se necesita mucha fortaleza y demasiada entereza, para poder sobrevivir a los embates que constantemente se enfrenta el presidente Nicolás Maduro. Por eso a pesar de las fallas, y de las equivocaciones que como todo ser humano ha tenido, siempre hemos dicho: No ha sido fácil para él. No sólo ha tenido que soportar ataques a nivel externo, de los que siempre lo han adversado y adversaron a Hugo Chávez, sino que ha tenido que responsabilizarse por las traiciones que ha sufrido dentro de su propio entorno, traiciones que dicho sea de paso, perjudican principalmente al pueblo, como en el caso de los Abastos Bicentenario y varias empresas más, que han caído en manos de aquellas personas corruptas que ayer, se rasgaron las vestiduras haciéndose llamar revolucionarios chavistas, y que con su conducta y ambición han puesto al borde del abismo la revolución, porque esas traiciones el pueblo no se las ha perdonado a Maduro, lo han culpado a él directamente lo castigaron duramente el 6D, dejándose arrastrar por un llamado al cambio que ha sido todo lo contrario a las expectativas que muchos se crearon. La oposición pidió el voto, para hacerse de la mayoría en la Asamblea y desde allí aprovechándose del poder que parte del pueblo le otorgó, arremeter contra la Constitución y las Leyes de la República., como siempre la agenda oculta, lo que hoy pasa en la Asamblea Nacional con la nueva directiva mayoría opositora, es responsabilidad del pueblo, que a pesar de haber recibido tanto palo de está oposición, mientras saludaban a Maduro por donde pasaba y le juraban lealtad a Chávez, el 6D se aliaba con la manito que tantos baños de sangre le ha traído al país. Han despotricado de Maduro a rabiar y lo culpan hasta de la caspa que les ha caído porque no se consigue shapoo.

Otro en lugar de Maduro hubiera tirado la toalla, sino recordemos a Carmona el breve, 48 horas duró su gobierno de facto, apenas oyó el grito de un pueblo bravío abandonó el barco haciendo honor a su nombre.

Hoy sirios y troyanos piden la renuncia de Nicolás Maduro, como solución a la crisis existente en el país, y repito otro con menos lealtad y amor a lo que hace lo haría, pero no Nicolás Maduro. No el hombre nacido y criado en las raíces del pueblo, no el obrero que no se avergüenza de sus orígenes, por el contrario los enaltece. No el hombre que jamás abandonó a Hugo Chávez y al que le juro lealtad. Porque si de algo estamos seguros es de la lealtad de Nicolás Maduro a ese gigante que confío su lucha y sus logros a él y aunque muchos chavistas hoy adversarios de Maduro digan que él traicionó el legado de Hugo Chávez, los que creíamos y creemos en Chávez sabemos que no se equivocó y que las circunstancias, aquellas de las que Chávez nos habló el 8 de diciembre, no le han permitido seguir al pie de la letra lo que está pautado en el Plan de la Patria, más sin embargo no se ha desviado del camino.

Hay quienes creen que si Maduro renuncia, sería el momento perfecto para lanzarse a cazar la presidencia como nueva alternativa, y hay otros o sea la derecha y extrema derecha, que creen que podrán destrozar el país apenas alcancen el poder absoluto, sino miremos el ejemplo de Argentina, país que desde el 10 de diciembre no ha tenido un minuto de paz. Ahora lo que si entendemos muchos, y los que no tenemos interés en asumir ese chaparrón que le tocó asumir a Maduro es que él, es el único garante de la paz en Venezuela, porque a pesar de las circunstancias por las que atraviesa el país, la oposición no ha logrado levantar al pueblo, no ha logrado que salgamos a reventar vidrieras y a saquear abastos y supermercados ni a tomar las calles, como si sucedería cuando ellos vengan a arremeter con los logros que ha tenido está revolución para su pueblo, sigue siendo Maduro ese símbolo de paz que todavía tenemos en Venezuela, y por ese compromiso con este pueblo, que Maduro juró proteger al igual que lo hizo Hugo Chávez, él jamás renunciará, allí seguirá con las botas puestas hasta que el pueblo decida lo contrario.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6665 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /ideologia/a223132.htmlC0NON-VE