Con Pérez Abad ni socialismo ni producción

"No importa que el gato sea blanco o negro;

mientras pueda cazar ratones, es un buen gato."

Deng Xiaoping.

Con la reciente designación de Miguel Pérez Abad como Vicepresidente para el área económica, pareciera que el Presidente Nicolás Maduro pretendiera ser una especie de "Xiaoping Caribeño"; atrás ha venido quedando el encendido discurso anti oligarca: resultaba insostenible arengar y auto calificarse como "Presidente Obrero" cuando los obreros, los campesinos, los asalariados cada día están más expoliados y explotados, cuando los niveles de plusvalía son vergonzosamente peores que las más repugnantes maquilas del Asia o Centro América. Atrás también quedaron los "empresarios pelucones, parásitos y aguacatones" impulsores y culpables de la guerra económica, en un abrir y cerrar de ojos hemos visto como ahora son empeñados productores patriotas, en los cuales la dirigencia del gobierno a puesto todas sus esperanzas para salir de la crisis, construir el socialismo y producir (¡!). Extraña guerra la nuestra, en la que le damos el generalato de la tropa a quien masacra nuestro estomago y bombardea nuestros bolsillos.

Dentro de esta peculiar guerra, donde no sabemos si los enemigos de hoy serán nuestros amigos y nuestra "esperanza" mañana, junto a tanta improvisación, anuncios de anuncios y promesas incumplidas, se pretende profundizar el socialismo nombrando Vicepresidente para el Área Económica a un boliburgués, un capitalista que goza del beneplácito de Fedecamaras, un capitalista que en vez de atacar el problema de raíz lo protegerá, un capitalista que aprovechará la metida de pata histórica que el Presidente Nicolás Maduro ha hecho, para, junto a la crisis social, económica y política que estamos viviendo justificar los "ajustes" económicos que se avecinan, que no son más que salvar a los dueños del capital a costas del sacrificio de los pueblos. Le corresponde a la elite (oligarcas y boliburgueses juntos) reprender a los que, de la mano de Chávez, pretendimos y pretendemos enterrar el capitalismo.

En este mismo orden de ideas y en consonancia con el doble discurso que se maneja, se nos ha dicho que "el objetivo de la revolución es generar una economía productiva", cosa que también será utópica, puesto que nuestro nuevo flamante Vicepresidente para el Área Económica ha amasado grandes fortunas de la misma forma que lo han hecho los grandes grupos económicos de Venezuela: Mediante la importación, dígase uso y aprovechamiento de dólares preferenciales y subsidiados. ¡Ni pendejo que fuera Pérez Abad!.

Entre tanta decepción, entre tanta necedad a no querer decepcionarse, y entre tanta rabia, resulta indignante y una gran falta de respeto para con el pueblo bolivariano, ese que ha resistido la embestida no sólo de los grupos económicos transnacionales, sino de los propios funcionarios del gobierno, militares y civiles, que han institucionalizado el matraqueo, el bachaqueo y la corrupción, ese pueblo que incluso ha votado en contra de su estomago y de su bolsillo, por mantener y preservar la esperanza socialista, para que, en el nombre de Chávez vengan burócratas, corruptos y oligarcas (todos enemigos históricos del Comandante) a hacer las aberraciones ideológicas y políticas que se vienen ejecutando de manera planificada y sistemática.

Ante tantas acciones, ante tanta ineptitud (o falta de voluntad), no me queda la menor duda la intención que posee, buena parte del alto gobierno, de ejecutar de manera solapada un gran viraje hacia la derecha; el discurso y la imagen del Comandante Chávez continúan siendo el "comodín" a utilizar para justificar lo injustificable, dicho comodín les servirá mientras el pueblo bolivariano permanezca impávido (por temor, zozobra u omisión) pensando que todo lo que el gobierno hace es o tributa a favor de la Revolución, la alta dirigencia seguirá burlándose de la esperanza socialista, no sólo a nivel nacional sino incluso a nivel internacional, la canalla mediática sabrá hacer su trabajo para enterrar, gracias a las cagadas de los burócratas venezolanos, cualquier otra esperanza de liberación de los pueblos. Se hace necesario por ende que los revolucionarios asumamos el papel histórico que Chávez nos dejó: Hacer la Revolución.

Oscarjforero83@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1314 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /ideologia/a222952.htmlC0http://NON-VEca = .