La derrota disfrazada de victoria

En mis análisis sobre las elecciones, siempre dije que si ganábamos Caracas, Maracaibo en Zulia, Petare y Chacao en Miranda, podíamos perder muchas alcaldías en todo el país porque no tenían mayor significación política. No obstante, no solo no recuperamos ninguna, sino con un agravante mucho mayor: perdimos Valencia, capital de Carabobo; Iribarren, capital de Lara; Maturin, capital de Monagas y Heres, principal municipio de Bolívar.

Pero si preguntamos sobre la joya de la corona, la cuna del Arañero de Sabaneta, el pueblo que vio nacer al líder de este proceso, tenemos que decir que es imperdonable. Más incluso que todas las demás juntas. No porque Barinas tenga mucho peso desde el punto de vista político-económico, sino por el valor simbólico que tiene para este proceso una ciudad donde todos deberían chavistas, y resulta que la mayoría es escuálida, aunque su gobernador sea el hermano de Hugo.

Es decir, estos resultados electorales son, ni más ni menos, una aplastante derrota. Por todo el cañón. Aplastante porque esos triunfos tienen una alta significación en el devenir no muy lejano. No existe causa sin efecto.

La primera lectura es que en el primer discurso del enemigo pronunciado ese mismo domingo, se dio cuenta que si a la guerra económica le suma muy buenas alcaldías en manos propias, tendrá resultados importantes. La oposición acaba de acumular fuerzas suficientes para sentirse que puede ningunear a quien sea. Son nuevas chequeras con mucho dinero para conspirar y organizar un aparato político que haga mas daño del que ya han hecho. No es cierto lo de la paz, ni tampoco es cierto que quieran construir un país. Quieren acabar con el proceso. Punto. Eso pasaba por matar a Maduro e incendiar al país. Pero parece que no va a ser necesario. Y eso se evidenciará a partir del año entrante cuando comiencen la campaña de que este gobierno no sirve, de que Maduro no sabe qué hacer, de que no pueden hacer gestión porque no les llegan los recursos y esa cantidad de argumentos que suelen utilizar.

Pero por el otro lado, el discurso de Maduro es a la defensiva, cuando insiste en que los alcaldes de la oposición deben cumplir el Plan de la Patria. Si algo ha demostrado este gobierno es la falta de equipamiento genital para imponer la justicia. La impunidad ha sido uno de los pases de factura que ha ejercido el elector en esta contienda. El Plan de la Patria es una ley y como tal debe ser acatada por todo el punto porque responde a un proyecto de país. Alcalde que no la cumpla, va preso, simple y llanamente. No hace falta argumentar todos los días lo mismo. ¿O es que el gobierno ya sabe que esa será una nueva arma de la derecha porque desobedecerála ley y lo retará?

Cómo explicamos nuestra grosera derrota. Bien, hace ocho meses, Maduro sacó 7.5 millones de votos y le ganó al flaquito de Miranda, exactamente por solo 223.599 votos. Pero en las municipales de este domingo solo hay cinco millones y un poquito de votos. Lo que significa que nuevamente están faltando dos millones de votos que no fue posible movilizar.

Y debe venir una pregunta obligada. Cómo es posible que en un país donde se acaban de entregar la vivienda numero 500 mil, donde el Presidente Maduro ha destinado brutales masas de recursos para desarrollar diversos planes, donde se acaban de bautizar nuevas misiones, donde se acaba de graduar un nuevo contingente de médicos, se les dio una fortuna a 2.5 millones de pensionados, se les dio 90 días de utilidades a casi cuatro millones de trabajadores de la administración pública, se abrió un nuevo plan para entregarle tabletas a los estudiantes universitarios, se erogaron millones para Barrio Nuevo Barrio Tricolor, los resultados electorales sean tan adversos. ¿Dónde está todos esos votos? Porqué allí hay millones de beneficiados que fueron a votar por la derecha. Qué plan, qué discurso, qué línea política orientó algunos de esos candidatos de la derecha como para que alguien dijera que valía la pena votar por él. ¿De qué sirvió que Nicolás obligara a los empresarios a bajar los precios y vender la Maduro. En la batalla política el que no hace , le hacen.

Ahora tienen que venir los balances, los análisis y la necesaria autocrítica para encontrar los errores. De lo contrario, este proceso tiene sus días contados y la muerte de Hugo Chávez habrá sido en vano, porque como acabamos, exactamente un año después de despedirse, recibe una derrota post morten.


Caminito de hormigas...

Hace tres semanas que esta columna advirtió sobre el triunfo de Miguel Cocciola. La acusación más fácil contra este columnista por haberlo escrito, fue la de siempre: “agente de la CIA”. Pues Cocciola a pesar de las acusaciones de Maduro y de la pantalla montada sobre su prisión, a pesar de no saber qué decir, a pesar de explotar a sus trabajadores y venderle a los valencianos los productos más caros, incluyendo los vencidos a dolar negro, le metió 32 mil votos po'el pecho a Miguel Flores. Es una muestra de que cuando se analiza correctamente, es difícil que haya equivocaciones... Un alto jefe de la MUD en Caracas, al ver los resultados, se le salió un comentario que probablemente ni él mismo esperaba decirlo: “ya no será necesario el baño de sangre”... Y a pesar de no estar terminada, más bien de faltarle todo, el director de la Ciudad Hospitalaria de Valencia Enrique Tejera, Raúl Falcón, se empeñó en inaugurar la maternidad. ¿Qué intereses se esconden?... El ladronismo es uno de los principales enemigos de este proceso. Ojalá y el gobierno no solo lo entienda, sino que se dé con furia para detenerlo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 110544 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a178352.htmlCUS