¿Una devaluación socialista?: No.




El problema no es si la devaluación es necesaria o no, lo es, el problema es porqué después de 14 años sigue siendo la única política económica sincera en el marco del desarrollo de un modelo socialista. La devaluación se da cuando un país presupuesta para el próximo año adquirir cosas que no tiene ni produce, entonces decreta que por las mismas cosas que exportas y cobras en dólares (el petróleo) ahora los cambias por más bolívares, los cuales a primeras de cambio sirven para comprar más cosas en tu país con la misma producción que generas, lo que implica que en algún momento, igual vas a tener que volver a importar ya que los bolívares no los invertistes para producir más riqueza sino para gastar en compra de insumos o servicios, es en ese momento cuando se acaba ese momentaneo incremento de la capacidad adquisitiva, volviendo al punto de partida, igual no produces más riqueza y debes caer en el círculo vicio de tener que volver a devaluar.

En el caso venezolano la devaluación se da por varias razones, entre las cuales están:

1. La no superación del rentismo petrolero.

2. La incapacidad de lograr estimular el aparato productivo, ni desde la internvención del Estado (modelo de la V república) ni desde el desplazamiento de la responsabilidad social al sector privado a partir de la privatizaciones la IV república).

3. La ausencia de verdaderos controles ante la especulación financiera y en general, económica.

4. La falta de definición de un modelo que mientras desarrolla políticas de industrialización y sustición de importaciones, cree mecanismo de actualización permanente de la disparidad cambiaria, para que en el momento oportuno pueda generarse un invulnerable sistema de control de cambio que sea eficiente y eficaz.

5. La falta de inversión y estímulo en la transformación real de las relaciones sociales de producción capitalista.

6. La incapacidad de reconocer errores en la definición de políticas económicas que permitan un verdadero esfuerzo y sacrificio productivo del venezolano.

7. Una verdadera desarticulación de la burguesía parasitaria en paralelo con la conformación de diversas EPS que asuman un rol altamente productivo.

El 15 de enero de 2010 se habló de una "devaluación revaluadora", afirmándose que el ajuste no afectaría los bolsillos de los venezolanos. El equipo económico afirmó que se buscaba bajar el dólar permuta hasta los niveles del “dólar petrolero”. En ese momento el Presidente afirmó que: "...le doy las gracias al ministro Giordani y al presidente del Banco Central, gracias a la intervención del gobierno hemos llevado el dólar paralelo de 6,20 a 5,80 BsF”. Además dijo: “La mayoría de los precios estaban marcados con el dólar permuta, cuyo valor era de 6BsF. Ahora, hemos bajado el ´permuta´, así que lo que hemos hecho es una revaluación del bolívar, no una devaluación”.

Dos años después las razones siguen siendo las mismas, con la particularidad de que el dólar permuta cuadriplica y quintuplica al oficial.

En un proyecto socialista, dentro de un país rentista, la mayoría sigue manteniendo a los ricos, ya que existen impuestos regresivos como el IVA, o la alicuota del ISLR es igual para el rico, para el pobre y la clase media, la gasolina vale menos que el agua, y produce más ganancia importar que producir.

La revolución bolivariana ha tenido extraordinarios éxitos en lo político y en lo social, pero en lo económico aún no ha avanzado de un centímetro. La participación del Estado en el PIB ha bajado de 32 % a 30%, y permanentemente caemos en el juego de postergar las decisiones estratégicas en lo económico para después devaluar de golpe en más del 30%. Si no hemos fallado que alguien me lo explique.

Pero no todo está perdido, no deseo ser catastrófico como las voces agoreras de la oposición perversa que se está frotando en este momento las manos. El rentismo más que un asunto de riqueza es una cultura parasitaria, y medidas económicas cambiarías no transformarán esa cultura marginal.

Por ello, tomando del libro de Haiman El Troudi, "La Política Económica Bolivariana (PEB)" del 2010, paso a enumerar brevemente algunas propuestas contenidas allí:

1. Concretar y gestionar un plan de industrualización Nacional.

2. Centralización del presupuesto de las empresas públicas socialistas.

3. Elaborar un plan por rubros para avanzar en la soberanía nacional desde la producción de bienes, esenciales para la canasta básica.

4. Priorizar la inversión pública: política de gastos programados y no dispendiosos.

5. Manejo de expectativas en los distintos sectores de la economía nacional.

6. Políticas de incentivos a la producción y la inversión privada (PYMES), comunal y mixtas.

7. Política audaz de intercambio permanente ante los gremios y empresarios con vocación socialista.

8. Delimitación y puesta en práctica de nuevas relaciones de producción con espíritu socialista a lo interno de las empresas.

9. Debilitar al capitalismo nacional apátrida.

10. Nacionalización de los bancos dedicados a la especulación cambiaria.

11. Inteligencia financiera a las empresas importándoras de maletín.

12. Saneamiento de máfias mineras.

Y sobre todo, verdadera voluntad política para adelantar todas estas medidas, entendiendo además que apenas son transitorias, ya que la trasnformación real debe ser la contrucción de un Estado comunal productivo e industrializado.


[email protected]

evansnicmer.blogspot.com

@NicmerEvans

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5140 veces.