Daniel Córdova Zerpa

Pasado heroico, presente de lucha y futuro de gloria

Hemos llegado a una hora decisiva. Chávez se debate entre la vida y la muerte, recibiendo un riguroso tratamiento que le suministran nuestros hermanos cubanos. Allá en la mayor de las antillas, una tierra también bendita, porque ha florecido el amor y la dignidad, nuestro Comandante libra su batalla más crucial y, por supuesto, no se trata de cualquier hombre, él es un líder íntegro, adelantado a su época, cuyas reales dimensiones sólo podremos comprender y asimilar bien con el paso del tiempo.

Mientras Chávez lucha por su salud en Cuba, acá en la República Bolivariana de Venezuela afrontamos el tremendo desafío de mantener la unidad y dar continuidad a la revolución bolivariana. El Presidente guerrea con valor y gallardía, pese al acoso de los buitres y hienas carroñeras, cuya única ambición es verle abajo y fuera de escena, para atizar la desestabilización, la división y las confrontaciones, que les permitirían hacerse nuevamente del poder.

Ya sabemos para quien gobiernan ellos y a quienes se deben: al gran capital transnacional, oligárquico, depredador y rentístico. En estas horas vibrantes, de dramatismo e intensas emociones, debemos tener cabeza clara para evitar que el proceso se desmorone.

Tras 14 años de gestión revolucionaria hemos conquistado grandes logros, entre los más importantes destacan tres que son fundamentales y que serán la plataforma desde donde sembraremos y cosecharemos nuevos triunfos: Soberanía, Patria e Integración Latinoamericana y Caribeña.

Nuestro heroica épica independentista, costó sangre, luchas y sacrificios enormes. Bolívar no fue un héroe de cartón, fue un hombre apasionado de verbo encendido, que jamás se amilanó ante las grandes dificultades que significó su gran hazaña; más aún en un tiempo histórico, en que no existían los sorprendentes adelantos tecnológicos de nuestra era, lo que hace su gesta aún más grandiosa.

Enterraron a Bolívar

Después fue traicionado y pretendieron envilecerlo, sepultando todo su ideario integracionista, con la pompa hueca de los rituales protocolares. Lo expulsaron de los liceos, colegios y universidades, nos lo negaron y en su lugar nos sembraron antivalores, para sentir vergüenza de nuestras raíces, de nuestra rica mezcla africana, india y europea.

Eso generó confusiones entre el pueblo, desorientado por vetustos liderazgos políticos que cedieron a la tentación de elitizarse traicionando a la gente humilde y trabajadora. Ese pueblo analfabeto, empobrecido, pero valeroso derramó su sangre junto al padre Bolívar para conquistar la libertad. Como bien dijo Nicolás Maduro el 10-E a nosotros nadie no regaló nada, nuestra independencia debimos conquistarla a pulso, con lanzas y a lomo de caballo, enfrentando los rigores del hambre y las precariedades de todo tipo.

Humilde y visionario como fue siempre el Libertador cerca del ocaso de su vida fascinante expresó muy bien la situación que quedaría una vez que dejara el mundo material: “Conciudadanos, me ruborizo al decirlo la Independencia es el único bien que hemos conseguido a costa de los demás. Pero ella nos abre la puerta para reconquistarlos bajo vuestros soberanos auspicios, con todo el esplendor de la gloria y de la libertad”.

Despierta cada 100 años

El padre Bolívar capitán de mil batallas, estratega impecable y líder incuestionable por su ética vertical, se excusaba por no dejar completada su gran obra: ver la Gran Colombia consolidada, hermanada y en pleno desarrollo. Como profetizaba el genial poeta chileno, Pablo Neruda, Bolívar despierta cada 100 años. Y 200 años después en su querida Venezuela hemos soñado otra vez con ser grandes, potentes y estar unidos, se lo debemos a Chávez nuestro líder histórico. Gracias a Chávez nos hemos reencontrado con Bolívar, con el ideal de patria Grande, con el orgullo tan hermoso de sentirnos venezolanos, mestizos y pluriculturales. Ahora tenemos una Patria bonita en la cual vivir y amar y por la cual, si es preciso, dar hasta la vida.

Por eso, son sabias las palabras del presidente uruguayo, “Pepe” Mujica, debemos apostar en todo momento por la recuperación de nuestro Comandante, pero si él llegara a faltar, la única opción válida es continuar con firmeza y dignidad la lucha por nuestra independencia definitiva. Patria, soberanía, unidad e integración latinoamericana son el norte de nuestro sur, cobremos conciencia de ello y actuemos a consecuencia. Ni bolívar, ni mucho menos Chávez han arado en el mar. Nuestro pasado fue heroico, el presente es de lucha y el futuro será de gloria.

Las denuncias del Cóndor:

En este tiempo crucial es cuando más revolucionarios debemos ser, es decir más abnegados, eficientes y leales a nuestro empeño por transformar la sociedad y hacerla humana. Los avances son innumerables, pero siguen ocurriendo ciertas cosas que no deben ser, no está bien que pasen y mucho menos en Revolución. Acá van dos ejemplos breves:

1-. Materno Infantil de El Valle. Este hospital fue proyectado hace 8 años aproximadamente (es decir 2006). La estructura fue levantada luego de muchos retrasos. No obstante, permanece estático, no ha sido puesto en funcionamiento, mientras los materiales se deterioran. ¿Quién responde por eso?

2-. Encomiable por demás el trabajo de rescate del casco histórico capitalino y sus alrededores. La gestión de Jorge Rodríguez y Jacqueline Farías es encomiable y ha devuelto su majestad a escenarios privilegiados de nuestra épica gloriosa. No obstante, hay lunares que sólo se pueden calificar como insólitos. Uno de ellos es la Torre el Chorro, ubicada frente la Torre ministerial. En la mezzanina de esa edificación justo en una de las salidas que da hacia la avenida Universidad, el transeúnte topa con un espectáculo sórdido. Todo tipo de inmundicias, excrementos y desperdicios son arrojados a esa entrada, provocando olores nauseabundos. Lo más irónico es que todo ocurre en las narices de un módulo de proximidad comunal de la policía del municipio Libertador. ¿Quiénes arrojan la porquería?, ¿Por qué las fuerzas del orden público lo permiten?, ¿Qué pasa con los refugiados que habitan allí? Definitivamente esto es ejemplo de lo que no debe pasar en revolución.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1006 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a157400.htmlCUS