¿Ahora qué luego de las elecciones del 7 de octubre y del 16 de diciembre?



Luego de los eventos electorales del 7 de Octubre y del 16 de diciembre del corriente se puede argumentar que el único medio de combatir el odio nacional incubado por la burguesía venezolana y sus medios de comunicación (Globovisión a la cabeza), consiste en que la clase de los oprimidos se organice y se agrupe estrechamente para luchar contra la clase de los opresores burgueses en nuestro país. Esa es la única manera de lograr la unidad nacional y la superación de la artificial clasificación entre escuálidos y revolucionarios.

Durante estas pasadas elecciones fue la burguesía la que manipuló a amplios sectores sociales diciendo que las comunas tienen como propósito expropiar al pueblo trabajador. Y es que no es el trabajador que trabaja para sí quien debe ser expropiado, sino el capitalista que explota a numerosos trabajadores. Vista las cosas de esta manera no queda duda que la clasificación revolucionaria es entre explotadores y explotados.

El partido revolucionario, además de ser maquinaria electoral, debe transformar a los militantes y lideres sociales en jefes políticos que sepan dirigir todas las manifestaciones de lucha múltiple contra la explotación burguesa, que sepan, construir un programa revolucionario de acción a los estudiantes, a los campesinos, a los motorizados, a los trabajadores y trabajadoras, a los movimientos de pobladores lesionados en sus intereses.

Por eso, aun en el Estado más democrático y participativo del mundo, mientras haya explotadores que dominen sobre una mayoría de explotados, esta democracia será realmente una democracia de los explotadores (en Venezuela están agrupados en Fedecámaras). El Estado revolucionaro debe distinguirse por completo de el Estado de los explotadores, debe ser la democracia para el pueblo explotado y para lograr la derrota de los explotadores; lo que implica algo más allá del simple significado electoral burgués donde "la mayoría decide y la minoría se somete".

Ya finalizadas las elecciones del 7 de octubre y del 16 de diciembre se debe aclarar que "oposición" es un concepto de lucha parlamentaria burguesa, es decir, una noción que responde a una situación no revolucionaria, a la ausencia de revolución, y en la República Bolivariana de Venezuela existe la revolución bolivariana que se encuentra en marcha hacia su profundización socialista en comunas.

No es posible que el pueblo trabajador revolucionario deba considerar como una simple "oposición" legal a esta burguesía apátrida y explotadora que organiza acciones contrarrevolucionarias contra el Camarada Chávez, contra el pueblo revolucionario, planea guarimbas, golpes petroleros y golpes de estado, y que financia con millones de dólares a los saboteadores de nuestra revolución bolivariana. ¡Qué brillante manera de pensar!.

¡¡Viva Chávez!!

Independencia y patria socialista...venceremos
Delegado sindical Sintraintevep
Trabajador petrolero militante del PSUV

Esta nota ha sido leída aproximadamente 743 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /ideologia/a156125.htmlCUS