La honestidad, la ética, la lealtad y la salud del Presidente Chávez

El sábado almorzaba con Gaby mi niña de 15 años de edad. En el transcurrir del almuerzo me mostró la tarea de psicología. Consistía en redactar un CREDO y el Credo iniciaba con las siguientes palabras: ?Creo en mi mamá que me enseñó el valor que tiene el ser honesta, me ha enseñado de ética y de lealtad?... Que grande se siente que nuestros hijos e hijas nos vean como un modelo a seguir. Como Servidora Pública estoy convencida que quienes acompañamos al Comandante Chávez en la construcción de la Patria Socialista debemos dar el todo en nuestras funciones, con ética, con lealtad, con honradez, con compromiso, con entrega, con ganas, con amor, con vocación de servicio...

Si nos comprometimos para ser Servidores Públicos, me pregunto: ¿Por qué un porcentaje de quienes asumen cargos directivos defraudan la confianza de quien creyó en ellos? Considero que como Servidores Públicos tenemos el poder de gatillar de manera positiva o de manera negativa en la humanidad de nuestro Comandante Presidente. De manera positiva cuando trabajamos en base a la ética, cuando administramos cada recurso del presupuesto público responsablemente, sin despilfarrar, sin apropiarnos de lo que no nos pertenece, sin prebendas, ni obteniendo beneficios personales. De manera negativa cuando nos ponemos precios y nos dejamos corromper, cuando despilfarramos, cuando hurtamos, cuando mentimos, cuando trabajamos en base ?del cuánto hay pa'eso?. A mi juicio cuando desviamos los recursos públicos hacia intereses individuales y particulares nos hacemos responsables de cada obra sin concluir por falta de recursos, por nuevos y mejores hospitales, por nuevas viviendas, por mejor vialidad, por mayor seguridad y por sobre todas las cosas por la satisfacción que le producimos al Presidente Chávez y a su salud cuando con indicadores reales le demostramos que no está arando en el mar...

Lamentablemente más allá del burocratismo a veces hecho ley en muchas de nuestras instituciones públicas, una parte importante de quienes las conforman se aprovechan del poder de sus cargos en beneficio propio. Lejos de sentirse como los elegidos para servir al explotado, al vulnerado, al necesitado, se aprovechan sin ningún tipo de escrúpulos y desclasadamente imitan lo que otrora criticaban desde la posición de estudiantes universitarios...

Ser Revolucionario se traduce en sentir un profundo amor al pueblo explotado, excluido, vulnerado...Ser Revolucionario se traduce en servir al pueblo y no aceptar que nada perturbe, distraiga, desvié el norte en la búsqueda de la igualdad que como creyentes del socialismo siempre hemos proclamado...Significa sentir con el pueblo, como el pueblo y para el pueblo al que estamos obligados a servir.

Yo con mi trabajo de Servidora Pública trabajo para sanar al Presidente Chávez...y Tú????.

*Lic. En Trabajo Social UCV

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1671 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a155732.htmlCUS